Martes 16/01/2018.

| Sucesos

Sucesos

La contaminación del petrolero Sanchi se expande por el Mar de China

  • Es uno de los espacios medioambientales marinos más ricos y productivos que existen en el planeta
  • Sus aguas son poco profundas, lo que lo hace extremadamente vulnerable al derrame

Las manchas de petróleo dejadas por el buque Sanchi tras explotar y hundirse el pasado domingo se están multiplicando en las aguas del Mar de China, según informó la pasada noche la Administración Estatal de Océanos.

El organismo detalló en un comunicado que se han encontrado varios derrames de petróleo cerca del sitio donde se hundió el buque y que eran mucho más grandes que el día anterior. Ayer se había informado de la existencia de una sola mancha de 18,5 kilómetros de largo.

El lunes por la mañana, precisa el comunicado, se encontró una mancha de petróleo de 14,8 kilómetros de largo a 7,2 kilómetros al suroeste del sitio del hundimiento y otra al este, de 18,2 kilómetros.

Además, los aviones de vigilancia también pudieron comprobar la existencia de una tercera mancha que se extendía hacia el norte, con un radio de unos cinco kilómetros.

Las manchas de petróleo pueden verse fácilmente desde el aire y no se han observado quemas en la superficie del mar, explicó el organismo, quien apuntó que es posible que se muevan hacia el norte debido al viento y a las corrientes marinas.

No se precisó, sin embargo, si el petróleo derramado es parte de la carga del buque, condensado y ligero, o si es el combustible del barco, más complicado de limpiar.

El Sanchi, un petrolero iraní registrado en Panamá, explotó y se hundió el pasado domingo por la tarde, ocho días después de colisionar el 6 de este mes contra el mercante CF Crystal, de bandera hongkonesa, a unas 160 millas náuticas (300 kilómetros) al este del estuario del río Yangtze, junto a la ciudad de Shanghái.

El petrolero transportaba 136.000 toneladas de petróleo condensado y una buena parte de ese cargamento ardió durante el incendio que consumió durante una semana el buque, aunque una parte podría haber acabado en el océano.

Tras ocho días a la deriva el barco se hundió a unas 151 millas náuticas (unos 280 kilómetros) al sureste del punto donde se registró la colisión.

Técnicos chinos estudian ya la caja negra del petrolero que rescataron del buque poco antes de su hundimiento y, según señaló el lunes el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Lu Kang, ésta ayudará "en la investigación de las causas del accidente".

"La investigación está en marcha", aseguró el ministro, quien pidió esperar hasta su finalización antes de extraer conclusiones.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) pidió este lunes que no se escatimen esfuerzos para limpiar el derrame e hizo un llamamiento "para la movilización urgente de todos los equipamientos disponibles para remover los productos tóxicos y así reducir la amenaza que supone para la vida marina".

"Sabemos que un desastre medioambiental se está desarrollando delante de nuestros ojos. El tanque afectado está perdiendo su condensado, que es tóxico para mamíferos marinos, peces, tortugas marinas y aves marinas", apuntó en un comunicado.

Este mar, explica, es uno de los espacios medioambientales marinos más ricos y productivos que existen en el planeta, y sus aguas son poco profundas, lo que lo hace extremadamente vulnerable al derrame.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Febrero 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28