Martes 06/12/2016.

| Sucesos

Los testigos aseguran que el asesino no medió palabra con sus víctimas

Ocurría poco antes de la misa de las ocho de la tarde en una iglesia del barrio madrileño de Pinar de Chamartín. Un hombre armado con una pistola entraba al templo y disparaba a bocajarro a una mujer embarazada. Después se dirigía hacia el altar, disparaba a otra mujer, de 54 años, dejándola gravemente herida, se arrodillaba frente al cristo, y se suicidaba de un tiro en la boca.

Los testigos aseguran que el asesino no medió palabra con sus víctimas. El hombre, que escondía el arma en una funda de raqueta de paddel, había estado meriodeando la iglesia desde por la mañana. El SAMUR practicaba una cesárea a la fallecida que salía de cuentas este sábado. El pequeño está ingresado en la UCI de neonatología.

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31