Sábado 24/11/2018.

| Sucesos

Sucesos

Violencia denunciada por una escuela de samba empaña el carnaval de Río de Janeiro

Los altos índices de violencia en Río de Janeiro denunciados por una de las escuelas que desfiló en el sambódromo este año empañaron el carnaval que terminó en la madrugada de hoy, con registros de tiroteos, saqueos y asaltos múltiples, según boletines policiales.
  • Violencia denunciada por una escuela de samba empaña el carnaval de Río de Janeiro EFE

Los altos índices de violencia en Río de Janeiro denunciados por una de las escuelas que desfiló en el sambódromo este año empañaron el carnaval que terminó en la madrugada de hoy, con registros de tiroteos, saqueos y asaltos múltiples, según boletines policiales.

Las imágenes de asaltos -incluido el ataque de cuatro hombres a una anciana de 80 años- y de arrastoes (asaltos múltiples) en las áreas más turísticas de Río concentran hoy la información sobre el carnaval en las principales redes brasileñas de televisión.

Los asaltos se multiplicaron pese a que la Policía anunció que movilizaría a cerca de 17.000 agentes, un número muy superior al año anterior, para garantizar la seguridad durante el carnaval.

En medio de críticas por el aumento de la violencia y los arrastoes, la Policía Militarizada reforzó el martes sus efectivos, pero no fue suficiente para evitar nuevos asaltos en las comparsas callejeras, incluso algunos cometidos por grupos de jóvenes disfrazados que tuvieron entre sus víctimas también a turistas extranjeros.

Tras la difusión de las imágenes de asaltos y agresiones a turistas en la playa de Ipanema, el portavoz de la Policía Militarizada, mayor Iván Blaz, recomendó a quienes seguían el carnaval en la calle que se abstuvieran de usar joyas y de tomar "selfis" con sus teléfonos.

El saqueo a un supermercado en el turístico barrio de Leblon, el asalto a un hombre cuando ingresaba a un edificio próximo a un cuartel policial, la detención de cien enmascarados acusados de asaltos en el centro y la herida sufrida por un niño en un tiroteo entre bandas de narcotraficantes figuran entre los incidentes registrados por la policía sólo el martes.

Los desfiles blocos (comparsas), que llegan a movilizar a más de 400.000 personas y son verdaderos desafíos para la policía, se han convertido en una de las mayores atracciones del carnaval de Río y, según la municipalidad, movilizaron este año a seis millones de personas.

Los nuevos episodios de violencia se registraron poco después de que, en la madrugada del martes, Beija-Flor, una de las escuelas del Grupo Especial de Río protagonistas de la principal atracción del carnaval brasileño, abordara en su desfile en el sambódromo los diferentes males que aquejan a Brasil, desde la corrupción a la intolerancia, pero principalmente la violencia.

Beija-Flor reprodujo en su desfile escenas de niños tiroteados en las escuelas públicas, menores víctimas de balas perdidas en sus ataúdes, padres cargando los cuerpos de sus hijos heridos, jóvenes apuntando a sus víctimas en la cabeza con armas y "arrastoes".

La violencia en el carnaval también incluyó entre sus víctimas a los propios protagonistas de la fiesta, como el compositor Moacir Luz y la actriz Juliana Paes, asaltados antes de participar en los desfiles de las escuelas de samba, y hasta policías, dos de los cuales murieron y otros dos resultaron heridos.

En sus informativos sobre la violencia en Río durante el carnaval, las redes de televisión destacaron principalmente la ausencia de las principales autoridades en la ciudad durante su mayor evento.

El gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, pasó el carnaval en una ciudad del interior del estado, y el alcalde de Río, el pastor evangélico Marcelo Crivella, emprendió una gira por algunas ciudades de Europa.

Crivella también fue blanco de críticas durante los desfiles de las escuelas de samba, que lo acusaron de desprestigiar intencionalmente el carnaval ya que su grupo evangélico considera las fiestas pecaminosas.

Río afronta una grave crisis de violencia desde los Juegos Olímpicos de 2016 que obligó al Gobierno a enviar a mediados del año pasado 10.000 miembros de las Fuerzas Armadas con la previsión de que permanezcan en la región hasta finales de 2018.

El estado de Río, cuya población se concentra mayoritariamente en la región metropolitana de su capital, registró el año pasado 6.731 homicidios, un récord anual desde 2009 y un 7,5 % más que en 2016, según la secretaria regional de Seguridad Pública.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31