Martes 06/12/2016.

| Sucesos

Sucesos

Recuperados seis millones de euros en joyas robadas en Valencia en 2009, entre ellas una tiara de Eva Perón

Los detenidos se hicieron pasar por jeques y utilizaron un hombre de pequeño tamaño para introducirse en un cajón y hacerse con el botín
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Recuperados seis millones de euros en joyas robadas en Valencia en 2009, entre ellas una tiara de Eva Perón Recuperados seis millones de euros en joyas robadas en Valencia en 2009, entre ellas una tiara de Eva Perón

Los supuestos autores del robo de joyas que se produjo en Valencia en 2009, por importe de 10,5 millones de euros, han sido identificados por agentes de la Policía Nacional, en una operación que ha contado con el apoyo de Interpol, en la que se ha descubierto el complejo plan que habían tramado para conseguir ganarse la confianza de la joyera y así hacerse con el botín, del que la Policía ha recuperado un total de seis millones de euros.

En concreto, el robo se produjo en diciembre de 2009, y entre las alhajas sustraídas se encuentra una tiara que podría haber pertenecido a Eva Perón. Los responsables, un experto grupo de origen serbocroata, idearon una compleja estafa.

A la imagen de una película de expertos atracadores, los siete autores del robo, pertenecientes a un mismo clan familiar, que fueron detenidos en Suiza, Francia e Italia, y posteriormente extraditados a España, se hicieron pasar por jeques árabes para engañar a la joyera, según han informado fuentes del ministerio de Interior en un comunicado.

El origen de este robo, que se fraguó durante tres años, comenzó en noviembre de 2006, mes en el que dos miembros de la banda se personaron en la joyería de Valencia con un aspecto impecable y un notorio acento italiano, para adquirir joyas valoradas en cerca de 20.000 euros.

Pasados tres años, contactaron nuevamente con la responsable del establecimiento para ponerle en contacto con un supuesto jeque árabe interesado en realizar un importante desembolso en alhajas para sus esposas.

A partir de ese momento, los miembros del grupo pusieron en marcha una puesta en escena en la que uno de ellos, perfectamente caracterizado, se hizo pasar por un jeque que se desplazaba a bordo de una limusina acompañado siempre por una de sus mujeres.

Acompañado también de un supuesto secretario, concertó una primera cita en un hotel valenciano en la que propusieron a su víctima la compra de joyas por valor de más de 10 millones de euros. Una vez reservadas las exclusivas piezas, acudió a una nueva cita en compañía de otro hombre que hacía las veces de gemólogo para estudiar las joyas y dar su aprobación, y el trato quedó cerrado y acordaron hacer el pago en metálico.

Una empleada de la joyería se reunió en el Centro de Negocios con el también falso banquero del jeque, y comenzaron para proceder al pago de las joyas. Durante el encuentro comenzó a mascarse el atraco, ya que, a medida que iban contando los fajos de billetes, los introducían en los cajones de una mesa.

El mueble era un aliado más en su complejo plan, ya que contaba con un doble fondo en cuyo interior había escondida una persona de poca talla que iba cambiando los fajos de dinero auténtico por otros en los que sólo eran de curso legal el primero y el último.

Una vez efectuado el cambio, se desplazaron a la joyería para entregar las alhajas. Cuando la joyera se dispuso a inspeccionar nuevamente los billetes, recibió un fuerte empujón y los ladrones se apoderaron del suculento botín bajo amenazas de muerte.

LOS ATRACADORES GENERARON CONFIANZA A LA JOYERA

La joyera, Sofía Monteagudo, ha estado este miércoles en Madrid junto a los agentes de la Policía para hacer pública la noticia de la detención y de la recuperación de parte de las joyas robadas.

Durante la rueda de prensa, Monteagudo ha manifestado que en ningún momento dudó de los atracadores, ya que ellos "venían, compraban y pagaban" y por eso no dudaba en absoluto de ellos, y nunca pensó que podrían estafarla.

Así, ha indicado que sigue sorprendida por este robo, ya que durante tres años se había generado "una amistad" con los supuestos estafadores, ya que "llamaban y compraban joyas". Por ello, ha destacado que nunca pensó que podrían estar encubriendo, por medio de esas compras y llamadas, un millonario robo que tendría lugar años más tarde.

Asimismo, preguntada por los periodistas por si es habitual que las reuniones y las entregas de dinero se produzcan en el Centro de Negocios, tal y como ha sucedido en este caso Monteagudo ha indicado que es "normal" que se utilice esta ubicación.

Finalmente, visiblemente emocionada, ha agradecido a los efectivos de la policía por la investigación y a todo su entorno, ya que ha conseguido "salir hacia adelante" y se considera "más fuerte que antes del robo".

COMPLEJAS INVESTIGACIONES

Los especialistas de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría General de Policía Judicial se hicieron cargo de estas complejas investigaciones. El punto de partida fue la imagen de uno de los autores captada en una de las reuniones que mantuvieron con sus víctimas y las huellas dactilares halladas en la maleta en la que guardaron el dinero.

Así, con la colaboración de Interpol, se pudo identificar en mayo de 2010 al supuesto jeque, un hombre de 40 años nacido en Yugoslavia, que había sido detenido en Alemania por un robo similar al perpetrado en España.

Dos meses más tarde se pudo identificar al falso secretario tras comprobar que había estado alojado en un lujoso hotel de Valencia en la misma fecha que el pretendido jeque árabe. Además, sus huellas coincidían con las recuperadas en la maleta.

Estas detenciones pusieron a los investigadores sobre la pista del resto de miembros de la banda, todos ellos miembros del clan de los Jovanovic de Milán. Con la colaboración de las policías belga, francesa e italiana, se obtuvieron datos que permitieron a las víctimas identificar al resto de implicados en el robo cometido en Valencia. Todos ellos fueron arrestados en marzo de 2011 en Suiza, Francia e Italia e igualmente extraditados a España.

La presión policial sobre el resto de miembros del clan llevó a los investigadores hasta un lujoso hotel de Milán donde podrían estar las joyas. Dos miembros de la UDEV Central de la Policía Nacional junto con los Carabinieri italianos encontraron en el interior de una caja fuerte de una de las habitaciones varias joyas valoradas en cerca de 6 millones de euros.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31