Domingo 15/10/2017.

| Sucesos

Sucesos

Líder opositora suroseta entra en coma tras asalto de fuerzas de seguridad

La líder opositora de la región separatista georgiana de Osetia del Sur, Alla Dzhióyeva, entró hoy en coma tras sufrir un infarto durante un violento asalto de sus oficinas por las fuerzas de seguridad, denunciaron hoy sus partidarios.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La líder opositora de la región separatista georgiana de Osetia del Sur, Alla Dzhióyeva, entró hoy en coma tras sufrir un infarto durante un violento asalto de sus oficinas por las fuerzas de seguridad, denunciaron hoy sus partidarios.

"Alla Alexéyevna (patronímico de Dzhióyeva) está en coma. Ha tenido un infarto. No nos dejan verla", afirmó Fátima Kokóeva, miembro del equipo electoral de la opositora, a la agencia rusa Interfax.

Kokóeva denunció que la política opositora perdió el conocimiento después de que uno de los agentes que participaran en el asalto la golpeara con fuerza en la cabeza con la culata de su fusil.

Por su parte, la Fiscalía de esa región separatista y prorrusa aseguró que Dzhióyeva fue hospitalizada a causa de una hipertensión arterial que habría sufrido después de que un juez de instrucción le entregara una citación oficial para ser interrogada.

Según Kokóeva, las fuerzas de seguridad han acordonado el hospital donde se encuentra ingresada la opositora, que derrotó al candidato oficialista en las elecciones presidenciales de noviembre pasado, cuyos resultados fueron anulados después por las autoridades separatistas.

La líder opositora suroseta perdió el conocimiento cuando las fuerzas de seguridad asaltaron hoy violentamente sus oficinas y detuvieron a varios de sus colaboradores.

"En la oficina electoral entró un funcionario de la Fiscalía que conminó a Dzhióyeva a que le acompañara para declarar. Ella se negó. En cuestión de unos minutos entraron en el edificio un grupo de gente con máscaras y fusiles", aseguró Elina Marzoyeva, ayudante de la opositora, al diario digital ruso Gazeta.ru.

Las autoridades insisten en que uno de sus colaboradores entregó a Dzhióyeva un documento en el que se le ordenaba acudir a declarar a la Fiscalía por un supuesto intento de golpe de Estado.

Precisamente, el asalto ha tenido lugar en víspera de la ceremonia de investidura que la opositora convocó unilateralmente para mañana, viernes, pese a la oposición de las autoridades.

Mientras, el presidente suroseta en funciones, Vadim Brobtsev, acusó a Dzhióyeva de intentar tomar el poder por la fuerza al convocar su investidura como presidenta.

"Dzhióyeva anunció públicamente para el 10 de febrero su investidura y toma de poder, lo que contradice tanto la decisión del Parlamento, como de otros órganos estatales que garantizan el orden establecido y el traspaso legal del poder presidencial", dijo, según las agencias rusas.

Brobtsev advirtió de que "la violación de la actual legislación será reprimida con máxima severidad" y que "en el país se tomarán medidas adicionales para garantizar el orden público y los derechos y libertades de los ciudadanos".

Además, subrayó que las autoridades garantizarán las condiciones para que las elecciones presidenciales del 25 de marzo sean limpias, transparentes y democráticas.

En el centro de la capital suroseta, Tsjinvali, han comenzado a congregarse los partidarios de la oposición, que exigen que Dzhióyeva sea reconocida como la ganadora de las elecciones presidenciales del 27 de noviembre de 2011.

Dos días después su victoria electoral, el Tribunal Supremo de Osetia del Sur anuló los resultados a requerimiento del partido del candidato perdedor, el oficialista Unidad, que estaba respaldado por el Kremlin.

Ese mismo día, el Parlamento suroseta convocó nuevas elecciones presidenciales para el 25 de marzo de este año, en las que no podía participar la líder opositora.

En respuesta a esas decisiones, Dzhióyeva se proclamó presidenta electa y sacó a sus partidarios a la calle.

Tras diez días de tensión, la opositora y las autoridades llegaron a un acuerdo, que incluía la renuncia del presidente saliente, Eduard Kokoiti, y de otros altos cargos, así como la celebración de nuevos comicios con la participación de Dzhióyeva.

Si bien Kokoiti dimitió, el Parlamento suroseta se negó luego a destituir al fiscal general y al presidente del Tribunal Supremo, por lo que Dzhióyeva revocó su firma de los acuerdos.

Recientemente, Dzhióyeva tachó de ilegítimas las nuevas elecciones presidenciales, anunció que no presentaría su candidatura y convocó un acto de investidura.

La opositora incluso envió una carta al primer ministro ruso, Vladímir Putin, al que advirtió de que "el incumplimiento del acuerdo puede hacer explotar la situación en la república".

"Existe un peligro real de derramamiento de sangre y la responsabilidad recaerá sobre el garante del acuerdo. Osetia del Sur puede verse al borde una guerra civil. Le pedimos su rápida reacción", dijo.

Se da el caso que Dzhióyeva derrotó en los comicios de noviembre al candidato del Kremlin, que reconoció la independencia de la región separatista en agosto de 2008 tras derrotar a Georgia en una cruenta guerra de cinco días.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31