Domingo 20/08/2017.

| Sucesos

Sucesos

Alemania celebra la puesta en libertad del autor turco-alemán detenido en España

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, expresó hoy su satisfacción por la puesta en libertad del escritor turco-alemán Dogan Akhanli, detenido ayer en Granada por una orden de arresto de Interpol al ser reclamado por las autoridades turcas.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, expresó hoy su satisfacción por la puesta en libertad del escritor turco-alemán Dogan Akhanli, detenido ayer en Granada por una orden de arresto de Interpol al ser reclamado por las autoridades turcas.

"Me alegro de que Dogan Akhanli vuelva a estar en libertad", señala en un comunicado el jefe de la diplomacia alemana, al tiempo que agrega que "sería nefasto que Turquía lograra también en la otra punta de Europa que las personas que alzan su voz contra el presidente (Recep Tayyip) Erdogan acaben en la cárcel".

Afirma tener "plena confianza en la justicia española" y estar convencido de que sus "amigos y socios en el Gobierno español saben de qué se trata".

El abogado alemán de Akhanli, Ilias Uyar, señaló en declaraciones al semanario Der Spiegel que, por el momento, el escritor no podrá abandonar España y deberá comparecer semanalmente ante la policía en Madrid.

"Me alegra que de momento esté en libertad. Todo lo demás habrá que verlo cuando tengamos la presente resolución por escrito", agregó.

El ministro de Exteriores alemán intercedió ayer personalmente en favor de Akhanli y se comunicó por teléfono con su homólogo español, Alfonso Dastis, a quien transmitió su petición de que el autor no sea extraditado a Turquía y de que Alemania sea incluida en el proceso, según informó la segunda cadena pública alemana, ZDF.

El escritor de 60 años, que nació en el noreste de Turquía y creció en Estambul, huyó del país en 1991 y vive desde entonces en la ciudad alemana de Colonia.

Akhanli defiende recuperar la memoria de los armenios masacrados hace más de un siglo por el imperio Otomano, uno de los temas centrales de su obra.

El Parlamento alemán reconoció el año pasado esas masacres como genocidio, lo que fue recibido por Ankara como una afrenta.

El autor, que es miembro de la asociación internacional de escritores PEN, ya pasó varios meses en prisión preventiva en Turquía.

Cuando en 2010 viajó a Turquía para visitar a su padre enfermo, fue detenido bajo la acusación de haber cometido un robo con homicidio, pero, según su abogado, cuando acontecieron los hechos, su cliente ni siquiera se encontraba en el país.

Akhanli, que considera que las acusaciones responden a motivaciones políticas, fue absuelto dos años más tarde por falta de pruebas, pero la resolución fue anulada en 2013.

El caso de Akhanli se suma a una larga lista de disensos entre Alemania y Turquía desde que el Parlamento alemán reconociera el genocidio armenio.

Actualmente nueve alemanes -cuatro de ellos también con nacionalidad turca- se encuentran encarcelados en Turquía acusados de propaganda terrorista o de estar vinculados de algún modo con el fallido golpe de Estado de hace un año en el país, entre ellos el corresponsal del diario alemán Die Welt, Deniz Yücel, detenido en febrero en Estambul.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30