Lunes 25/09/2017.

la paciencia y predicar con el ejemplo, fundamental

Salud

Los trucos para que los más peques coman fruta y verdura

  • Los efectos de pesar más de la cuenta no son solo fisiológicos y médicos sinto que también pueden aparecer problemas psicológicos.
  • No vale que los niños digan que no les gusta y le cambiemos el plato. Deben aprender que lo que tienen en la mesa, se lo deben comer.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Los niños no suelen querer comer nunca frutas y verduras. Son los alimentos que más se les atragantan a los peques y muchas veces llega a ser desesperante para los padres. Pero no hay que abandonar. La paciencia ante todo es fundamental con los niños ya que para ellos son su modelo a seguir.

La directora del área Infantil del centro de Psicología Álava Reyes, Silvia Álava Sordo, explica que los hábitos saludables hay que inculcarlo en los hijos desde bien pequeños. “Los padres son los que al final están todos los días con ellos y los que influyen directamente en su conducta porque son el modelo a seguir de los niños. Copian el modelado de sus figuras de referencia”, detalla la psicóloga.

El sobrepeso y la obesidad infantil en una de las mayores preocupaciones en el mundo del siglo XXI. Nada menos que casi uno de cada dos menores en España tiene sobrepeso u obesidad, según datos del estudio Aladino, elaborado por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan).

Álava recuerda que los efectos de pesar más de la cuenta no son solo fisiológicos y médicos sinto que también pueden aparecer problemas psicológicos. “Los niños cuando se ven más gorditos, o se ven que hacen peor un deporte, o no los eligen para jugar o incluso les insultan, puede afectar a su seguridad y su autoestima”, señala la experta.

Hay trucos para que los peques coman mejor y la directora del área infantil del centro de Psicología Álava Reyes no da alguno de ellos.

- Paciencia. Esta es una virtud que deben desarrollar todos los padres a las horas de las comidas. “No vale que los niños digan que no les gusta y le cambiemos el plato. Deben aprender que lo que tienen en la mesa, se lo deben comer”.

- Animarles y premiarles cuando comen bien. Álava destaca que “muchas veces cuando comen bien todo y a la primera no se presta mucha atención a lo que han hecho y en cambio cuando no comen o está remolón, que pone cara de asco, los padres están encima haciendo malabares para que el niño coma.

Lo que hay que hacer es darle la vuelta a la situación. Los padres tienen que estar contentos y animarle, e incluso premiarle si comen bien algo que no le gusta o come a tiempo y sin protestar mucho”.

- Ponerles menos cantidad cuando se sabe que es un alimento que no les gusta demasiado y combinarlo con comidas que sí les gusten.

- Predicar con el ejemplo. “Los niños se fijan en los padres porque son su modelo a seguir y si ellos comen verdura y fruta, es muy probable que los niños también quieran hacerlo”. Si escuchan decir “uy que rico” o “estaba deseando comer espinacas”, seguro que los más peques también querrán comerlo.

- Presentar los platos de forma divertida. Echar la imaginación a volar cuando se presenta el plato de verduras o fruta a un niño puede atraerlo. Por ejemplo, hacer un bosque con el brócoli o una cara con las piezas de frutas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31