Viernes 09/12/2016.

| Sanidad

Sanidad

Cuidar los hábitos a la hora de preparar los alimentos previene el contagio de enfermedades

En los meses estivales se incrementa el número de afectados por intoxicaciones alimentarias debido principalmente, a la manipulación de los alimentos en su preparación y a causas naturales, como las bacterias. Cuidar los hábitos sanitarios en la elaboración de comidas puede evitar diarreas, vómitos y cólicos, entre otras consecuencias.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Cuidar los hábitos a la hora de preparar los alimentos previene el contagio de enfermedades Cuidar los hábitos a la hora de preparar los alimentos previene el contagio de enfermedades

Durante las vacaciones se produce un incremento de la actividad al aire libre que, sumado a la manipulación de los alimentos y a la ruptura de la cadena del frío, traen consigo problemas para la salud. Esto junto con las bacterias, que ven multiplicado su numero en los meses de verano a causa de las altas temperaturas, son los causantes del aumento de enfermedades en verano derivadas de la alimentación.

Como explica, en declaraciones a Europa Press, la coordinadora Nacional de Nutrición de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), María Luisa López Díaz-Ufano "las personas pueden mantenerse sanas de enfermedades transmitidas por alimentos mientras tengan en mente el limpiar, separar, cocinar y enfriar los alimentos".

La experta recomienda mantener las manos limpias a la hora de cocinar, lavando las manos y las superficies donde se manipulen los alimentos recordando que "son las manos la primera causa de enfermedades transmitidas por alimentos".

Separar los alimentos preparados de aquellos que no lo están es fundamental para evitar la propagación de bacterias. Como aclara López, "debemos de lavar los platos, utensilios, y tablas de cocina que han estado en contacto con alimentos crudos como carnes, pescados y aves crudas antes de usarlas para productos perecederos cocidos".

SALMONELOSIS

Generalmente se suele identificar como una enfermedad típica del verano la salmonelosis producida por el mal estado del huevo. Como explica a Europa Press el jefe de servicio del Centro de Investigación Biomédica en Red, Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn), el doctor Ramón Estruch, "en la actualidad la salmonelosis prácticamente ha desaparecido, dado que muchas mayonesas y salsas que contenían huevo, se elaboran de forma industrial sustituyendo este por otros sucedáneos".

Para Estruch uno de los riesgos actuales son las comidas preparadas por personas mayores. "Hay que poner especial atención a los guisos y caldos preparados por ancianos, ya que una vez preparados se dejan fuera de la nevera durante tres o cuatro horas y es en ese momento cuando los alimentos se estropean. Es más conveniente elaborar los alimentos y comerlos en el momento y tener la precaución de tirar la comida si lleva mucho tiempo preparada". Además añade que "estas personas no consumen grandes cantidades por lo que la comida puede permanecer preparada hasta cuatro días", lo que incrementa el riesgo cuando se consume.

Sin embargo existe un grupo de alimentos especialmente susceptibles de producir un contagio de enfermedades, como las ostras o los mejillones, que, por su características naturales, son mas propensos a producir enfermedades. Estruch insiste en asegurarnos de comprar los alimentos en lugares seguros y mantenerlos en lugares frescos para evitar su deterioro.

ACTIVIDADES AL AIRE LIBRE

En verano se incrementan las actividades y las comidas la aire libre por ello, "al preparar la nevera portatil para viajar, deben envolverse las carnes, pescados y aves crudas adecuadamente, con el fin de que sus jugos no tengan contacto con los alimentos listos para comer", añade López.

Muchos de los problemas derivados de las bacterias tiene una sencilla solución si se preparan los alimentos a la temperatura adecuada. Por ello, los expertos recomiendan mantener siempre los alimentos perecederos en frío y, de no poder ser así, evitar comerlos.

Con estos consejos se puede evitar padecer enfermedades como malestar estomacal, cólicos abdominales, náusea y vómitos, diarrea, fiebre y deshidratación. Generalmente estas molestias suelen afectar de forma leve, y para combatirlos recomienda la experta debe de tomarse muchos líquidos y acudir al médico lo antes posible para que examine al paciente.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31