Viernes 27/12/2019.

Salud

El poder de la mente en la salud

  • El cansancio emocional ocurre cuando se siente una pérdida de la capacidad de concentración y una falta de memoria que al final nos llevará a una falta de rendimiento pero que también puede producir tristeza e incluso cuadros depresivos.
  • Un estado de fatiga deprime el sistema inmunitario. Incluso hay estudios que afirman la existencia de una mayor incidencia de cáncer de mama en mujeres que han tenido un trauma emocional o familiar.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Una historia cuenta que el premio Nobel de medicina (1912) Alexis Carrel, médico, biólogo que unió medicina, ciencia y pensamiento, estaba visitando una enferma en un hospital. La enferma estaba en la cama con los brazos por encima de las sábanas y no paraba de decir que una abeja la picaría. De repente exclamó ¡ya me ha picado!. Carrel vió como en el brazo de la enferma aparecía un hinchazón como si la hubiera picado una abeja y sin embargo no había ninguna en la habitación. Alexis Carrel pensó entonces que la mente podría tener efectos por sí misma sobre el organismo y que incluso podría generar enfermedades, pero también curarlas.

El cansancio es un proceso fisiológico que según la definición del Diccionario de la Real Academia de la Lengua, es "la falta de fuerzas que resulta de haberse fatigado”. No hay que confundir cansancio con apatía. El cansancio es cuando te falta la energía necesaria para hacer un trabajo Cuando no se tiene ganas de hacer las cosas no es cansancio, es apatía. El cansancio se produce básicamente por un problema del sistema muscular. La apatía suele conllevar algún problema del sistema nervioso central.

Dentro del cansancio podemos encontrar un tipo de cansancio físico y un  cansancio mental.

En el cansancio físico hay una reducción, que se produce poco a poco, de la energía que tenemos para realizar una actividad. ras un esfuerzo deportivo, el cansancio se nos presenta de la mano del ácido láctico. El ácido láctico aparece cuando el ejercicio es intenso y las fibras musculares para generar la energía que necesitan para contraerse no pueden ya sacarla del oxígeno (vía aeróbica). Entonces, el músculo comienza a metabolizar azúcares, y principalmente la glucosa, a través de una vía llamada anaeróbica que produce como producto final ácido láctico y tiene como “defecto” que la cantidad de ATP que genera es significativamente menor que la vía aeróbica de degradación de los azúcares. 

Por si no lo recuerdan, decirles que el ATP es la “moneda de cambio” energético que las células tienen. En otras palabras, el ATP es una fuente energética necesaria para todas las formas de trabajo biológico del organismo incluyendo entre otros la contracción de los músculos.

A diferencia del cansancio físico, el cansancio emocional ocurre cuando se siente una pérdida de la capacidad de concentración y una falta de memoria que al final nos llevará a una falta de rendimiento pero que también puede producir tristeza e incluso cuadros depresivos.

Si vamos al terreno del rendimiento deportivo, la fuerza mental tiene una influencia grande en dicho rendimiento. Como ejemplo, un grupo de investigadores de la Universidad de Bangor situada en el condado de Gwynedd, en el Norte de Gales analizaron los efectos de la fatiga mental en ciclistas entrenados. En este estudio, los participantes montaron en bicicleta durante 90 minutos después de haber realizado una serie de trabajos mentales. A otro grupo antes del ejercicio en bicicleta se les puso una serie de documentales emocionalmente neutros. ¿Cuales fueron los resultados?. Pues resultó que los ciclistas que fueron sometidos a trabajos mentales antes del ejercicio físico tuvieron una percepción de que habían hecho mucho más esfuerzo y se cansaron mucho antes que los que habían estado viendo documentales neutros. Es decir el cansancio mental influyó de forma muy significativa en el rendimiento deportivo. Es como si el cerebro enviará a los músculos señales de rendición, incluso antes de que el músculo por sí mismo esté cansado. Si lo miramos desde otro punto de vista, si somos capaces de engañar al cerebro de que no estamos cansados podríamos seguir haciendo ejercicio físico, a pesar de que el músculo este cansado.

Pero volvamos en este punto queridos lectores de Teinteresa al posible poder de la mente en la curación  o inducción de enfermedades. Ya hemos comentado, en otras ocasiones, como muchos estudios han demostrado el efecto negativo que tiene el estrés sobre nuestro cuerpo. El estrés deprime el sistema inmunológico, puede producir problemas cardiovasculares o incluso oncológicos entre otros. Pero también la fatiga puede producir estos problemas. Un estado de fatiga deprime el sistema inmunitario. Incluso hay estudios que afirman la existencia de una mayor incidencia de cáncer de mama en mujeres que han tenido un trauma emocional o familiar. Al contrario, también hemos comentado en otras ocasiones que el sentirse emocionalmente animados en los enfermos con cáncer les ayuda a estimular su sistema inmunitario tan necesario para superar la enfermedad. Por eso, la risa puede convertirse en un tratamiento que ayude al control de enfermedades que para su control necesiten fortalecer el sistema inmunitario.

Según los expertos la risa tiene grandes beneficios para la salud. A nivel fisiológico la risa produce una relajación muscular, disminuye la presión arterial, mejora el funcionamiento de los vasos sanguíneos, hace que gastemos energía, estimula nuestro sistema inmune, facilita la producción de endorfinas (unas sustancias químicas asociadas al bienestar), e incluso puede ayudar a disminuir el dolor.

También se dice que tan solo una sola carcajada estimula la secreción de diversas hormonas como serotonina, dopamina y de las endorfinas de las que les hemos hablado. Incluso se ha dicho que el número de algún tipo de receptores de dopamina que hay en el cerebro es mayor cuanto más motivada y satisfecha se siente una persona.

Al mismo tiempo, cuando una persona se ríe de verdad, disminuyen sus niveles de cortisol que es la hormona que se conoce con el sobrenombre de "hormona del estrés".

Dice la historia que en el Medievo llegó a tenerse al bufón por un auténtico ayudante de la sanación. Dice un proverbio japonés que “el tiempo que pasa uno riendo, es tiempo que pasa con los dioses".  

Con los dioses nos elevaron el otro día los jugadores del Atlético de Madrid, junto al Cholo Simeone y el Mono Burgos, en su partidazo contra el F.C. Barcelona en la Champions League. Los atléticos demostraron como, evidentemente el entrenamiento, pero también la fuerza mental, y el apoyo que emocionalmente les transmite su impresionante afición, es capaz de mantenerles en un estado continuo de altísimo rendimiento físico. Como dice la letra del himno de su centenario “Aquí me pongo a contar, motivos de un sentimiento que no se puede explicar”. “Paseo de los Melancólicos, Manzanares cuanto Tequiero”.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31