Lunes 14/08/2017.

no lo manifiestan igual que los adultos

Salud

Los niños también son víctimas del estrés

  • Ir al dentista, un nuevo hermanito, el primer día de clase,…son situaciones que pueden generar un nerviosismo adicional.
  • El dolor y los resfriados son las principales fuentes de este problema en los niños. Los más pequeños son muy dados a somatizar el estrés en dolores de tripa.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

No solo los mayores se estresan. También lo más pequeños pueden sufrir episodios de estrés y ansiedad, en muchas ocasiones difícil de detectar porque sus comportamientos son muy diferentes al de los adultos.

Los niños no saben cómo afrontar una situación de tensión o agobio y puede repercutir en su forma de actuar con los demás o acabar en dolores de cabeza o de barriga sin ninguna explicación aparente.

La directora del área infantil del Centro de Psicología Álava Reyes y psicóloga, Silvia Álava Sordo, explica a Teinteresa.es que los peques sufren muchos cambios cuando son niños y el proceso de adaptación para algunos es más difícil que para otros.

Ir al dentista, un nuevo hermanito, el primer día de clase,…son situaciones que pueden generar un nerviosismo adicional. “Los padres no pueden achacar todo al estrés pero sí deben estar pendientes de un comportamiento extraño en sus hijos”, señala la experta.

Las causas que provocan el estrés en la infancia son muchas y variadas, desde la separación o divorcio de los padres, la muerte de algún familiar o las actividades extraescolares, si son demasiadas. “El dolor y los resfriados son las principales fuentes de este problema en los niños. Los más pequeños son muy dados a somatizar el estrés en dolores de tripa que no se sabe de dónde salen”, comenta Álava.

El estrés no tiene edad. Pueden sufrirlo con dos o tres años cuando tienen que separarse de mamá para ir al colegio o cuando se enfrentan a sus primeros exámenes con ocho y diez años.

Esta psicóloga recuerda que el estrés también lo pueden generar los padres. Las prisas del día a día no son buenas para a los más peques, que necesitan más tranquilidad y son más lentos por ser niños.

“No se puede estar metiéndoles prisa para despertarse, para desayunar, para comer, para salir del colegio, para hacer los deberes,… eso les puede generar una ansiedad que no pueden controlar.

Otro de los indicios que deben hacer saltar las alarmas de los padres además de los dolores sin explicación es un cambio de comportamiento con otros niños, meterse en peleas, discutir en exceso o  contestar y estar muy irritable.

Lo principal es buscar la solución cuanto antes y “enseñar al niño a enfrentar los problemas con tranquilidad, naturalidad y relajación”, concluye la directora del área infantil del Centro de Psicología Álava Reyes.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Agosto 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31