Martes 06/11/2018.

VIvió entre 2690-2610 a.C

Salud

La historia de Imhotep, el primer médico de la humanidad

  • Imhotep fue reconocido a su muerte como dios de la medicina y le fueron consagrados muchos templos. Como dios de la medicina los griegos lo conocieron como Asclepios y los romanos como Esculapio.
  • Hasta nosotros han llegado incluso algunas frases escritas supuestamente por Imhotep. Quizás una de las más célebres y bonitas sea: que muchas veces las enfermedades son del alma y no del cuerpo, que si das consuelo, amor respeto, tolerancia, una caricia, un beso, también podrás curar....
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Restaurada la momia de un sacerdote de Imhotep el Grande procedente de la necrópolis de Saqqara

Muchas veces nos hemos preguntado ¿Quién fue el primer médico de la historia?.  Parece ser que fue Imhotep (en español Im-jo-tep), que vivió entre 2690-2610 a.C. Imhotep dejó sus conocimientos escritos en un papiro conocido con el nombre de Edwin Smith, en memoria del egiptólogo que los compró y recuperó  (en la actualidad están expuestos en la Academia de Medicina de New York). En este papiro, de algo más de 4.5 metros de largo, se relatan tratamientos de guerra y descripciones anatómicas. También se describe la existencia del corazón, el hígado, los vasos sanguíneos, riñones, uréteres etc. Hay que tener en cuenta, que los egipcios al practicar el embalsamamiento de sus muertos, tenían la posibilidad de examinar las vísceras humanas.

Los egipcios desarrollaron una teoría médica basada en estos conocimientos anatómicos. Para los egipcios los vasos sanguíneos nacían en el corazón y estos vasos sanguíneos transportaban a su vez aire y líquidos, como la sangre, esperma, lágrimas y orina, a las diferentes partes del cuerpo. Además el pensamiento residía en el corazón. De hecho, de esta creencia sobre que los pensamientos residían en el corazón hemos probablemente generado la conocida frase “no pienses con el corazón sino con la cabeza”.

El conocimiento científico de Imhotep era muy extenso, tanto es así que también era arquitecto y astrónomo. De hecho, fue arquitecto y médico del rey Djeser o Zoser de la III dinastía egipcia, siendo además el creador de la Pirámide Escalonada de  Saqqarah.

Imhotep fue reconocido a su muerte como dios de la medicina y le fueron consagrados muchos templos. Como dios de la medicina los griegos lo conocieron como Asclepios y los romanos como Esculapio.

Imhotep afirmaba que el pulso era un índice del corazón y de las condiciones del enfermo. Tampoco estaba tan equivocado Imhotep ya que hoy sabemos que el pulso es el resultado del golpeo de la sangre  contra las paredes de las arterias como consecuencia del bombeo de la sangre realizado por el corazón.

El hecho más sobresaliente de la medicina del antiguo Egipto es  la separación entre religión, magia y elementos empíricos. Cada uno de ellos era profesionalmente desarrollado por  sacerdotes, magos y médicos, y los ciudadanos acudían a unos u a otros.

Hasta nosotros han llegado incluso algunas frases escritas supuestamente por Imhotep. Quizás una de las más célebres y bonitas sea: que muchas veces las enfermedades son del alma y no del cuerpo, que si das consuelo, amor respeto, tolerancia, una caricia, un beso, también podrás curar....

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Agosto 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31