Lunes 05/11/2018.

Salud

Crecer en el crecimiento

  • La alimentación baja en glucosa y rica en proteínas estimula la generación de hormona de crecimiento.
  • La  talla final de una persona dependerá por lo tanto de la genética de lo que coma pero también cómo duerma, cuántas veces enferme, cuánto ejercicio o incluso más específicamente qué deporte haga.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Crecer en el crecimiento

La altura es una de las propiedades que evidentemente heredamos de nuestros padres. Los pediatras, suelen utilizar la altura del padre y de la madre para predecir la estatura que tendrá un niño.

Sin embargo, aunque los genes es evidente que tienen su importancia, la altura que tenemos va a estar marcada de forma importante por diferentes factores ambientales. Es decir, por las circunstancias que rodean nuestras vidas cuando estamos en la edad de crecimiento.

Para crecer hoy sabemos que es importante que el organismo secrete una hormona que se llama hormona del crecimiento. La hormona del crecimiento se libera desde la glándula pituitaria que se encuentra en la base del cerebro. La producción de esta hormona tiende a reducirse con la edad, y en las personas obesas, pero su síntesis también puede verse modificada por otros factores, y entre ellos, vamos a destacar la nutrición. 

Existen diferentes alimentos que pueden favorecer que la glándula pituitaria genere más hormona de crecimiento. En este sentido, la alimentación baja en glucosa y rica en proteínas estimula la generación de hormona de crecimiento. Las proteínas están formadas por aminoácidos.

Los aminoácidos son como las piezas que colocadas una detrás de otra formarán una estructura mayor llamada proteína. Entre los aminoácidos que estimulan la formación de hormona de crecimiento podemos destacar la L-arginina.

La arginina es un aminoácido no esencial. Un aminoácido no esencial es aquel que el cuerpo puede producirlo por sí mismo. El enriquecimiento de nuestro organismo de un aminoácido no esencial también podemos conseguirlo mediante su ingesta a través de la dieta.

La L-arginina es un aminoácido contenido en alimentos como la leche, la carne de res, el pollo, pescado, particularmente el salmón, cerdo, pavo, mariscos, cereales, chocolate, leguminosas como garbanzos, soja, nueces y cacahuetes.

 Los alimentos ricos en ácido gamma-aminobutírico (GABA), también estimulan la glándula pituitaria. Entre los alimentos ricos en GABA están la levadura de cerveza, huevos, nueces, mariscos, semillas y soja.

Sí queremos hacer aquí una llamada de atención. Cuando explicamos los nutrientes, siempre nos referimos a su ingesta en el contexto de la alimentación. Decimos esto, porque los suplementos ricos en, por ejemplo en el caso que hoy nos ocupa la L-arginina, no todo el mundo debe tomarlos sin consultar antes a un especialista. Por ejemplo, aunque es evidente como aquí hemos explicado que la L-arginina tiene muchos efectos muy beneficiosos, cuando se administra como suplemento alimenticio puede tener efectos menos deseables para la salud en algunos grupos de personas. En el caso concreto de la L-arginina, esta puede alterar los niveles de potasio, en personas con enfermedades de hígado, pacientes con problemas de riñón o los que toman algunos fármacos antihipertensivos, no deberían tomar este aminoácido como suplemento.

Pero, volvamos al tema de hoy que es la hormona de crecimiento. Además de los nutrientes, hay otros aspectos de la vida que aumentan la estimulación o disminuyen la generación de la hormona de crecimiento por la glándula pituitaria. La  talla final de una persona dependerá por lo tanto de la genética de lo que coma pero también cómo duerma, cuántas veces enferme, cuanto ejercicio o incluso más específicamente que deporte haga, qué actividades realice o incluso cómo se sienta de querida durante su infancia, e incluso de qué comió o fumó su madre durante el embarazo.

Hay deportes y ejercicio físicos que implican la necesidad de esfuerzos en el estiramiento. Esto ayudará a crecer si se practican en la época de crecimiento. Entre los deportes que favorecen el crecimiento podemos destacar el baloncesto, voleibol, la natación, la gimnasia o incluso el baile.

La estatura media de los varones en nuestro país ha pasado de 1,67 metros en los años 90 a aproximadamente 1,77 en la actualidad. Las estadísticas dicen también que la estatura media de las mujeres españolas es de aproximadamente 1,63 metros. Precisamente los dos factores que parecen que han tenido más influencia en este aumento de talla en la población española son la alimentación y la práctica deportiva.

En el ranking, la española hace el número 41 de los habitantes de este planeta Tierra en cuanto a altura. Las personas más altas del planeta parecen ser los holandeses, con una media de estatura de 1,82 metros. Luego estarían los daneses (1,81 m) y alemanes (1,80 m). Camboya es el país con los habitantes aparentemente más bajitos (1,60 metros de media).

Dice la historia, que los Masai, pueblo que se asientan entre Kenia y Tanzania, en el Gran Valle del Rift,  que se dedican fundamentalmente a la ganadería. Un Masai creen que les pertenece todo el ganado de la Tierra, creencia que surge de un mito de la creación.  Dios tenía tres hijos, a cada uno de los cuales les dió un regalo. El primero recibió una flecha para cazar; el segundo, una azada con la que arar, y el tercero, un cayado para guiar al rebaño. Este último, según la tradición,  se convirtió en el padre de los Masai. Los Masai son muy altos y delgados. Muchos de ellos alcanzan la estatura de 2 metros.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Septiembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30