Miércoles 13/02/2019.

Luis tiene 11 años y tiene mucho genio

Salud

Teresa Blanco: "A mi hijo tardaron cuatro años en diagnosticarle autismo"

  • El hermano de Luis, año y medio mayor que él, lo quiere mucho y le protege de todo aquel que se 'meta' con él.
  • A Juan, de 12 años, le daba mucho miedo subir en transporte público porque no soportaba los ruidos. Ahora ya lo ha conseguido.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Luis tiene 11 y tiene mucho genio. A sus padres les trae de cabeza la testarudez de su hijo porque solo hace las cosas “cuando le da la gana y le apetece”. Su madre, Teresa, cuenta a Teinteresa.es que los médicos y especialistas tardaron cuatro años en detectarle el Trastorno del Espectro del Autismo.

“Yo notaba que mi hijo no me hacía caso cuando le hablaba. Es un niño alegre y cariñoso pero sus enfados con dos años no eran normales. Yo le llevaba al pediatra y solo sabía decirme que el niño tenía genio. Cuatro años de médico en médico hasta que le diagnosticaron con seis”. Así comenzaba la historia de Teresa y su familia, y del pequeño Luis, que a pesar de que es cariñoso y alegre, tiene que ser todo como él dice.

Teresa cuenta que su niño habla y dice lo que quiere siempre. No suele tener problemas para relacionarse con otras personas a no ser que no le apetezca. Su mayor problema es el carácter y actitud, que en el colegio le ha traido algunas dificultades.

Luis iba hasta hace unos meses a un colegio público a un aula de Trastorno Generalizado del Desarrollo. “Tiene mucho carácter y la persona encargada del aula se enfrentaba a él y se crecía todavía más. Y era todos los días castigo, bronca, castigo, bronca. Y ya hemos cambiado y está más tranquilo. Esta situación le estresaba mucho y tenía pesadillas casi todas las noches y no quería si quiera que yo hablase con su profesora”, cuenta esta madre.

La incompresión de las personas de alrededor es uno de los mayores obstáculos que se encuentran cada día las personas que sufren autismo. Luis ahora está feliz desde que se cambio de cole porque  está más relajado, no se siente tan presionado. A este niño le encanta ir al parque, escuchar música o ir al cine. “Se sabe todas las películas de Disney de memoria”, dice entre risas su madre.

Además, todos los lunes y miércoles tiene atletismo con otros niños, lo que le ayuda a relacionarse. “Siempre tiene que ir acompañado porque cuando no quiere hacer nada, hay que intentar que el profesor siga su clase mientras se le convence de otra manera”, explica Teresa. También va a clases de musicoterapia, subvencionadas en parte el Ayuntamiento, que le encantan.

La conducta es la lucha diaria de esta familia de Tres Cantos. “Él es primero no quiero, y luego ya veremos, aunque luego le encanta hacer las cosas y disfruta haciéndolas, pero por principio no quiero”. Cariñoso y alegre pero con mucho carácter. Así lo define su madre.

Tiene un hermano un año y medio mayor que le adora. Teresa cuenta que “el mayor es muy protector con él. Es muy tranquilo, pero a su hermano que nadie le toque un pelo”.

Juan, de 12 años, antes no podía coger transporte público porque le daba miedo

La vida de Juan cambió cuando tan solo tenía dos años. Padeció escarlatina y tuvo muchas complicaciones, incluso su vida estuvo en riesgo. Una vez empezó a mejorar, ya no se comportaba igual. Esta historia la cuenta María Jesús Segovia, madre de Juan, que ahora tiene 12 años, y sufre autismo.

Tras la enfermedad que sufrió, “mi hijo tuvo cambios en su comportamiento extraños. Él era muy cariñoso pero comenzó a ser más agresivo. Él sabía masticar, y fue como si se le hubiera olvidado.  Él no entendía el mundo en el que estaba, entonces se frustraba y respondía de esa manera a las frustración”, cuenta María Jesús.

Tardaron meses en diagnosticarle el trastorno. Según esta madre, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, la pediatra siempre se justificaba con que el niño había estado muy malito y era normal. Finalmente les mandaron al Niño Jesús y lo que empezó como un trámite para que nos quedásemos tranquilos, se convirtió en un batallón de pruebas.

Juan tiene una hermana mayor y otro pequeño que le ayudan mucho en su día a día. María y Marcos son sus mayores referencias, y su mejor “pedagogo”, como dice María Jesús” es el pequeño Marcos de 6 años, que siempre está detrás de él y con su paciencia le ayuda a que no se distraiga.

El colegio también ha sido fundamental en su evolución en los últimos años. “Le ayuda a adentrarse en entornos sociales. Mi hijo antes no podía coger el transporte público porque no soportaba los ruidos, y ahora lo hace. También le están enseñando a ir a una tienda a hacer la compra”, dice entre risas María Jesús.

Aunque Juan no puede relacionarse bien con otros niños y no entiende bien siempre lo que se le dice, le encanta salir a patinar con sus padres y hermanos y jugar al pádel todas las semanas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Mayo 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31