Jueves 23/05/2019.

Salud

Punset y el cáncer de pulmón: los síntomas para detectar el cáncer más letal

  • El comparador de seguros de salud Acierto analiza los primeros síntomas de esta letal enfermedad para abordarla a tiempo
  • 1 de cada 5 afectados prefiere tratarse en la sanidad privada

Durante las últimas horas ha llegado a nosotros una triste noticia: Eduard Punset, el archiconocido divulgador científico, ha fallecido tras luchar contra su larga enfermedad, un cáncer de pulmón que arrastraba desde hacía más de 10 años y que el catalán no dudó en hacer público allá por el 2008. Por desgracia, su caso no es único en su especie, sino que el cáncer de pulmón es el tercero en incidencia en España y el más letal.

De hecho y tal y como apunta el comparador de seguros de salud Acierto.com, su tasa de supervivencia es muy inferior a la de otros tumores -4 años de media-. En concreto, son más de 21.000 la s personas que mueren cada año en nuestro país como consecuencia de esta enfermedad, lo que representa más del 20% de las defunciones por cáncer en España. Por desgracia, se estima que para el 2035 sean más de 40.000 personas las afectadas. Actualmente, 3 de cada 4 son hombres, y un 44% exfumadores.

No obstante, fumar no es el único factor de riesgo, sino que estar expuesto al humo del tabaco incrementa las opciones de padecerlo -se calcula que hasta 7.000 muertes anuales por cáncer son por “humo de segunda mano”. También lo hace la exposición al radón -se origina en la descomposición del uranio en el suelo y las rocas-, al asbesto -presente en molinos, minas, fábricas textiles-, sustancias químicas o minerales inhalados, productos de la combustión del diésel, etcétera.

La contaminación ambiental, por su parte, se salda con hasta el 5% de todas las muertes por cáncer de pulmón. Otras cuestiones que influyen son los antecedentes familiares de cáncer de pulmón, la recepción de radioterapia previa en los pulmones para tratar otros tipos de cáncer -por ejemplo-.

 

1 de cada 5 pacientes prefiere tratarse en la sanidad privada

Si nos centramos en el abordaje, los datos de Acierto ponen de relieve que hasta 1 de cada 5 pacientes prefieren tratarse en la sanidad privada. Y no nos extraña si tenemos en cuenta que aquellos que cuentan con una póliza de salud tienen una mortalidad inferior y un tratamiento mejor que aquellos que carecen de ella.

Algo que podrían justificar, entre otros, la facilidad de acceso a pruebas diagnósticas para una temprana detección, así como la cobertura de gastos farmacéuticos y otras ventajas. Respecto al cáncer de pulmón, por ejemplo, los pacientes diagnosticados por la privada solo han de esperar diez días de media para empezar a tratarse. Si optan por la pública la espera se alarga de uno a tres meses.

Otras de las coberturas destacables de este tipo de pólizas son las dianas terapéuticas, el diagnóstico por sangre, los estudios con tomografía por emisión de positrones y la cirugía oncológica con el sistema quirúrgico Da Vinci. Además, no podemos perder de vista la ayuda de otro tipo de profesionales incluidos en la mayoría de cuadros médicos de las aseguradoras; unos especialistas importantísimos antes, durante y después de todo el proceso.

Nos estamos refiriendo a los endocrinos, nutricionistas y similares. Sí, porque una alimentación saludable puede ayudar a reducir el riesgo y favorece el tratamiento. También hay seguros que incluyen prestaciones específicas para aquellos que superan la enfermedad, y que se hacen cargo de las prótesis capilares, el abordaje psicológico y demás. Otro punto que ha de considerarse son los métodos complementarios, tratamientos que pueden resultar útiles para aliviar los síntomas.

 

Los primeros síntomas

Con el mismo objetivo de atajar a tiempo esta patología, el comparador de seguros de salud Acierto ha recabado algunos de los primeros síntomas de esta enfermedad.  El problema es que la mayoría de cánceres de pulmón no causan síntomas significativos hasta que se han propagado demasiado. No obstante, algunas señales son:

  • Aparición de una tos persistente, que no desaparece. Puede venir acompañada de sangre.
  • Sensación de dolor en el pecho, que se incrementa al respirar profundamente, reír, toser, etcétera.
  • Ronquera.
  • Dificultad para respirar.
  • Dificultad para tragar.
  • Pérdida de apetito y de peso.
  • Cansancio y debilidad.
  • Aparición de sibilancias.
  • Puede venir acompañado de bronquitis o neumonía.

Si la enfermedad está muy avanzada puede generar dolores óseos, alteraciones del sistema nervioso, ictericia, e incluso síndromes como el de Horner -afecta a los nervios de los ojos y parte del rostro-, síndrome de la vena cava superior, síndromes paraneoplásicos. etcétera.

Para acabar y a pesar de lo triste de su fallecimiento, no podemos dejar de recordar cómo trató Eduard  Punset su propio cáncer: con una absoluta normalidad, el conocimiento y la claridad que le caracterizaban. Incluso llegó a entrevistar a su propio oncólogo Rafael Rosell, director del Instituto Catalán de oncología, durante un capítulo de su programa televisivo Redes.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Junio 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30