Sábado 03/12/2016.

zonas azules

Salud

Okinawa, Cerdeña, Loma Linda, Nicoya e Ikaria, las zonas del mundo más longevas

  • Familia, creencias y afectos, sí son claves.
  • Solo uno de cada 10.000 personas aprovecha ese don que les otorga la genética y llegan a los 100 años.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Familia, creencias y afectos, sí son claves.

 “A pesar de que el estudio demuestra que los centenarios pueden ser obesos, fumar y evitar el ejercicio físico, estos hábitos de vida no son buenos para la mayoría de la población que no tiene un historial familiar de longevidad”, ha señalado el autor del estudio, Nir Barzilai.

De hecho, solo uno de cada 10.000 personas aprovecha ese don que les otorga la genética y llegan a los 100 años.

El resto de los mortales “debemos controlar nuestro peso, evitar el tabaco y hacer ejercicio, ya que estas actividades aportan grandes beneficios para la población en general y alargan la esperanza de vida”, ha añadido Barzilai.

En 2005, el investigador, Dan Buettner, llevó a cabo un estudio para la revista National Geographic de la áreas geográficas del mundo en las que se registran mayores tasas de longevidad: Okinawa (Japón), Cerdeña (Italia), Loma Linda (California), Nicoya (Costa Rica) e Ikaria (Grecia). A estas regiones las llamó “Zonas azules”.

Cerdeña: superpoblación de centenarios

Cerdeña es la región del mundo donde existe la mayor concentración de centenarios del planeta, la mayoría hombres. Uno de sus secretos es el cuidado y respeto hacia los mayores y el mantenimiento de la actividad física hasta edades avanzadas.

Okinawa: las mujeres más longevas

En el archipiélago de Okinawa es donde viven las mujeres más longevas del mundo, Sus habitantes sufren cinco veces menos cáncer de pulmón y colon y seis veces menos enfermedades cardiovasculares que en Estados Unidos. Casi no conocen la obesidad y la población se mantiene activa toda la vida.

En Loma Linda dedican un día al descanso

En Loma Linda, los habitantes comen muchas verduras, tienen muy buenas relaciones familiares y dedican un día completo para el descanso, llegando a vivir una media de once años más que sus compatriotas norteamericanos.

En Nicoya es donde más centenarios viven

En la península de Nicoya la alimentación de los centenarios está basada en frutas, verduras y cereales que ellos mismos cultivan. Es la zona azul más grande del mundo y donde vive más gente mayor de cien años. Al contrario de otras zonas en Latinoamérica, tienen una actitud más relajada y flexible hacia el sexo y el matrimonio.

En Ikaria no existe la demencia senil

En la isla de Ikaria la gente tiene el triple de posibilidades de superar los 90 años. Hay un 20% menos de cáncer y casi no existe la demencia. La siesta evita las enfermedades cardiovasculares y el consumo de té mantiene los niveles de presión arterial adecuados.

Tras analizar el estilo de vida de los ancianos de las “Zonas Azules” y compararlo con el de la mayoría de estadounidenses, Dan Buettner llegó a las siguientes conclusiones:

La gente con mayor esperanza de vida no se apunta al gimnasio ni corre maratones, pero vive en un ambiente que le incita al movimiento. Anda hasta la tienda para hacer la compra, se desplaza a pie hasta la casa de sus amigos, sube las escaleras de su casa o vive en espacios con jardín. Moverse de forma natural le supone cuatro años más de vida.

Potenciar los valores, habilidades y pasiones aporta una mayor vitalidad. Los habitantes de Okinawa lo llaman “Ikigai” y los de Nicoya “Plan de vida”. Se trata de dar un sentido a la existencia incorporando las buenas aptitudes a la vida cotidiana.

Otro factor importante es el hecho de liberarse del estrés. En Okinawa, la gente dedica cada día un poco de su tiempo a recordar a sus antepasados, los ancianos de Ikaria duermen la siesta y los de Cerdeña celebran la hora feliz. Tener buenas perspectivas y encontrar una vía de escape a las tensiones les aporta cuatro años más de vida

Los más ancianos del planeta comen de forma inteligente, lo que les reporta ocho años más de vida. Dejan de comer cuando su estómago está un 80% lleno y realizan la última comida del día al final de la tarde o principio de la noche.

Comen la mejor carne sin grasa que se pueden permitir en una pieza del tamaño máximo de una baraja de cartas, no más de dos veces por semana, y las legumbres son la base de la dieta de muchos de ellos. Además, tomarse un tentempié formado por frutos secos ha sido asociado con dos o tres años más de esperanza de vida.

Los bebedores moderados sobreviven a los que no beben en absoluto. El truco de los abuelos de la “Zona Azul” está en beber uno o dos vasos por día (preferentemente vino Cannonau de Cerdeña) con la comida. Lo que no puede hacerse es reservarse y beber catorce el fin de semana.

De los 263 centenarios encuestados en las “Zonas azules”, todos menos cinco pertenecían a una comunidad espiritual. Da igual si eran cristianos, budistas, musulmanes, judíos o de otra religión. El hecho de pertenecer a una de estas comunidades les añadía de cuatro a catorce años más de esperanza de vida.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31