Viernes 19/10/2018.

Salud

Niños con sobrepeso, adultos con cardiopatías

Los niños que tienen sobrepeso durante la pubertad tienen más probabilidades de ser diagnosticados con insuficiencia cardiaca cuando crecen que sus contrapartes más delgados, según una nueva investigación presentada en el Congreso Europeo de Obesidad (ECO), que se celebra en Viena, Austria. Sin embargo, los niños que tienen sobrepeso cuando eran niños y logran quitarse kilos y alcanzar un índice de masa corporal (IMC) saludable durante la pubertad no parecen estar en mayor riesgo de insuficiencia cardiaca en la edad adulta.

Este estudio poblacional en Gotemburgo, Suecia, identifica el cambio en el IMC durante la pubertad como un posible nuevo factor de riesgo para la insuficiencia cardiaca adulta en los hombres, y resalta la importancia de mantener un peso corporal saludable durante toda la vida.

La insuficiencia cardiaca, cuando el corazón es demasiado débil para bombear sangre alrededor del cuerpo de manera adecuada, afecta a alrededor de 26 millones de adultos en todo el mundo en comparación con alrededor de 32 millones que viven con cáncer. El pronóstico para las personas con insuficiencia cardiaca es peor que el de muchas formas comunes de cáncer.

Está bien establecido que el aumento de peso durante la mediana edad contribuye a un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca. Investigaciones previas también sugirieron un vínculo entre el IMC alto en la edad adulta joven y la insuficiencia cardiaca adulta en los hombres, pero no está claro si el IMC infantil o los cambios en el IMC durante la pubertad alteran este riesgo.

En este estudio, la doctora Maria Bydgell, de la Universidad de Gotemburgo, y sus colegas analizaron los registros de salud de más de 37.600 niños nacidos entre 1945 y 1961 que fueron seguidos hasta finales de 2013, para examinar cómo el índice de masa corporal en la infancia y el IMC durante la pubertad están asociados con insuficiencia cardiaca en la edad adulta. Se obtuvo el IMC (peso corporal en relación a la altura) a los 8 años y el IMC durante la pubertad (calculado como IMC a los 20 años menos IMC a los 8 años) de las tablas de crecimiento pediátrico y exámenes obligatorios de reclutamiento militar.

Durante un promedio de 37,7 años de seguimiento (después de los 20 años), 342 hombres ingresaron en el hospital con insuficiencia cardiaca, con una edad promedio al momento del diagnóstico de 53,2 años. Los científicos ajustaron los factores que podrían afectar el riesgo de insuficiencia cardiaca, incluidos el año de nacimiento y el país de nacimiento.

TRES VECES MÁS PROBABILIDADES DE INSUFICIENCIA CARDIACA

Los análisis mostraron que los niños que tenían peso normal a los 8 años y presentaban sobrepeso durante la pubertad registraban tres veces más probabilidades de ser diagnosticados con insuficiencia cardiaca como adultos que los niños que no tenían sobrepeso cuando eran niños o durante la pubertad (2,2 por ciento de los participantes que eran normales peso durante la infancia y sobrepeso a los 20 años [IMC superior a 25 kg/m2] frente a 0,8 por ciento de los participantes con un peso normal a los 8 y 20 años de edad). No hubo asociación entre el sobrepeso en la infancia y la insuficiencia cardiaca.

Los investigadores también encontraron que el riesgo de insuficiencia cardiaca aumentaba con el incremento del cambio de IMC durante la pubertad. Los niños en el cuartil superior de cambio de IMC durante la pubertad presentaban más del doble de probabilidades de desarrollar insuficiencia cardiaca que los adultos en comparación con aquellos con un cambio en el IMC en el cuartil inferior.

Los autores concluyen: "Nuestros hallazgos enfatizan la importancia de mantener un peso saludable desde una edad temprana. Dado que la insuficiencia cardiaca está en aumento en los adultos jóvenes, se necesitan más acciones en todo el mundo para frenar la creciente epidemia de obesidad". Y agregan: "Es importante enfatizar que nuestros hallazgos no sugieren que todas las personas con sobrepeso durante la pubertad desarrollen insuficiencia cardiaca más adelante".

Este es un estudio observacional, por lo que no se pueden sacar conclusiones firmes sobre causa y efecto y los autores señalan varias limitaciones, como que no había información disponible sobre los factores socioeconómicos de la infancia o la educación para los hombres en el estudio nacidos en 1945-61. También señalan que no pudieron controlar varios factores de riesgo importantes (por ejemplo, fumar y hacer ejercicio) o el IMC en la edad madura.

Finalmente, como Suecia no tenía reclutamiento militar femenino obligatorio en ese momento, no pudieron recuperar el IMC cuando las mujeres fueron adultas jóvenes, por lo que no fue posible determinar las diferencias basadas en el sexo en la asociación entre el cambio de IMC durante la pubertad y el riesgo de fallo del corazón.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31