Viernes 13/10/2017.

Salud

Describen el funcionamiento de un nuevo tipo de anticuerpos contra el virus infantil respiratorio más frecuente

Este descubrimiento abre la puerta al desarrollo de vacunas eficaces y a desarrollar fármacos alternativos para este y otros virus
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Investigadores del Instituto de Salud Carlos III (ISCIIII) y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (CIBERES), dependientes del Ministerio de Economía y Competitividad, han logrado determinar cómo funciona un nuevo tipo de anticuerpos, que ya describieron en el año 2005 contra el virus respiratorio sincitial (VRS).

Este descubrimiento abre la puerta al desarrollo de vacunas eficaces y a desarrollar fármacos alternativos para este y otros virus. A día de hoy no hay disponible ninguna vacuna eficaz para prevenir las infecciones por el VRS y el único medicamento disponible en el mercado es un anticuerpo, denominado palivizumab, que inhibe la acción de una de las proteínas esenciales (proteína F) para que el virus inicie la infección.

Este hallazgo, que se publica este lunes en la revista científica 'Proceedings of the National Academy of Sciences'('PNAS'), se produce tras años de investigación, ya que en 2005, el laboratorio de Biología Viral del Centro Nacional de Microbiología del campus de Majadahonda del ISCIII y del CIBER de Enfermedades Respiratorias, ya describió la presencia en sueros humanos de un tipo de anticuerpos inhibidores del VRS que aparentemente eran distintos al conocido hasta la fecha.

La identidad de esos anticuerpos y su modo de actuación no se pudo determinar en aquel momento. Ahora, se ha descubierto cómo funciona gracias a la utilización de técnicas de ingeniería genética. Así, han obtenido una proteína F que no se puede activar, además esta proteína ha sido una herramienta esencial para demostrar que los anticuerpos descritos en 2005 solo se unen a la proteína F no activada.

Por ello, los investigadores, que consideran que su hallazgo podría abrir la puerta a nuevas terapias, solicitaron una patente de estos resultados en julio de 2011. "Aunque es todavía prematuro aventurar la hipótesis, es posible que la misma tecnología usada para el desarrollo de los anticuerpos frente al VRS se pueda utilizar también para otros virus relevantes para la salud humana y/o animal", señalan desde el centro investigador.

La proteína F se encuentra en el virus en una situación de reposo inestable. Cuando el virus entra en contacto con la célula que va a infectar, la proteína F se dispara, se pega a la membrana de la célula y fusiona las membranas del virus y de la célula. Es decir, la proteína F hace agujeros que conectan el interior del virus (donde se localiza su material genético) con el interior de la célula, adonde debe llegar el material genético del virus para multiplicarse y producir más virus.

El anticuerpo palivizumab previene la activación de la proteína F y así la infección por el virus queda abortada. "La mayoría de los anticuerpos que se han obtenido hasta el momento en todos los laboratorios del mundo y que son capaces de impedir la actuación de la proteína F tienen propiedades análogas a las del palivizumab", explican.

Sin embargo, los descubiertos son capaces de unirse a la proteína tanto antes como después de su activación. Además, esos anticuerpos dan cuenta de la mayor parte de la actividad inhibidora frente al VRS de los sueros humanos; es decir, son aparentemente más vigorosos que los anticuerpos que se asemejan al palivizumab y se han podido obtener en conejos, administrándoles un virus 'vaccinia' (el mismo que se utilizó para la erradicación de la viruela) manipulado genéticamente en el laboratorio.

AFECTA A 34 MILLONES DE NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS

El virus respiratorio sincitial es la causa más frecuente de infecciones graves del tracto respiratorio inferior (principalmente bronquiolitis y neumonías) en niños menores de 1 año. Se estima que anualmente unos 34 millones de niños menores de 5 años tienen una infección de las vías respiratorias bajas por este virus, de los que un 10 por ciento requieren hospitalización.

Además, es el responsable de un número considerable de infecciones respiratorias graves en ancianos y es causa de infecciones muy graves en personas inmunodeprimidas, por ejemplo en receptores de trasplantes de médula ósea. Así, hay descritos brotes ocasionales de infecciones por el VRS en unidades de trasplantados de médula ósea con un índice de mortalidad del 80-100%.

Las primeras pruebas de vacunación que se realizaron en los años 60 en niños de corta edad, a los que se les administró una preparación de virus inactivado químicamente, aunque sin resultados positivos.

En estos años solo se ha conseguido desarrollar el anticuerpo palivizumab, pero dado a que su coste económico es muy alto está restringido al tratamiento preventivo en niños que tengan un riesgo muy alto de tener una infección grave por el VRS, como es el caso de niños prematuros o con deficiencias cardiopulmonares congénitas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31