Jueves 08/12/2016.

Salud

El CNIC investiga cómo prevenir la enfermedad aterosclerótica y evitar la muerte súbita tras un infarto

A través de los proyectos 'PESA' y 'Metocard-CNIC', en desarrollo
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El CNIC investiga cómo prevenir la enfermedad aterosclerótica y evitar la muerte súbita tras un infarto El CNIC investiga cómo prevenir la enfermedad aterosclerótica y evitar la muerte súbita tras un infarto

El Laboratorio de Imagen Cardiovascular que alberga el Hospital Carlos III, de Madrid, dirigido por el cardiólogo Valentín Fuster, trabaja en dos proyectos de investigación en pacientes cuyos objetivos son la detección precoz de la enfermedad aterosclerótica y evitar la muerte súbita de los pacientes que han sufrido un infarto.

Así lo han explicado los cardiólogos Jesús Jiménez Borreguero, del Hospital Universitario de la Princesa (Madrid), y Borja Ibáñez del Hospital Clínico San Carlos, acompañados por el director de Sistemas de Imagen en Philips Cuidado de la Salud, Jesús Santín.

Uno de estos proyectos es el 'PESA' (Progression of Early Subclinical Atherosclerosis), un estudio que arrancó en junio de 2010 y en el que participan 4.500 pacientes de entre 40 y 55 años.

El trabajo --en el que colaboran el Banco Santander y la Fundación Botín-- busca identificar precozmente la enfermedad aterosclerótica antes de que aparezcan sus síntomas para poder prevenirla. Para ello se emplea el 'screening cardiovascular clásico', técnicas de ultrasonido tridimensional e imágenes de resonancia magnética/PET.

Según Ibáñez, "el objetivo es identificar antes la posibilidad de desarrollar una enfermedad aterosclerótica, para poder prevenirla con cambios en los hábitos de vida". "En Estados Unidos se hizo un estudio similar -- el denominado 'Framingham Heart Study'--, el nuestro es un Framingham mejorado gracias a la tecnología de imagen 3D", indica.

PREVENIR MUERTES TRAS UN INFARTO

Otro de los proyectos es el 'Metocard-CNIC', cuyo objetivo es evaluar el efecto de la intervención farmacológica en pacientes que están sufriendo un infarto, analizando con la resonancia magnética cardiaca (una novedosa tecnología de imagen no invasiva) el tamaño del infarto y la recuperación de la motilidad del mismo tras el evento.

Esta investigación, que se realiza en colaboración con los servicios del SUMMA 112 y el SAMUR y los hospitales madrileños de La Princesa, 12 de Octubre, Clínico San Carlos y Puerta de Hierro de Majadahonda, ha reclutado ya a 142 de los 280 pacientes previstos.

Sus resultados, que se conocerán a finales de 2012, podría evitar la muerte súbita de muchos de estos pacientes. "Cuanto más gramos de corazón mueren en un infarto, más posibilidades tiene un paciente de sufrir una muerte súbita en la siguiente semana", asevera.

Según el doctor Ibañez, en el primer trimestre de 2012 arrancará el proyecto 'MPI' (Imagen de Partículas Magnéticas), en el que se emplearán equipos de Philips con tecnología pionera y que se ha instalado por primera vez en España en este centro de investigación.

En concreto, este trabajo desarrollará un prototipo de imagen capaz de tener, de manera no invasiva, una resolución microscópica que se prueba ahora en animales y que se espera pueda aplicarse a humanos.

UN CENTRO CON LA ÚLTIMA TECNOLOGÍA DE IMAGEN

El Laboratorio de Imagen Cardiovascular cuenta con tomografía axial computerizada (TAC), un tipo de escáner para diagnóstico médico que crea imágenes transversales y multidimensionales que aparecen en un monitor. Se trata de dispositivos que pueden explorar sectores del cuerpo en segundos.

La exploración de TAC da información sobre la presencia, ubicación y extensión de la placa de ateroma (o placa calcificada) que se deposita en las arterias coronarias, debido a que el calcio se deposita en ellas y su cantidad se puede cuantificar.

La presencia de esta placa --que se genera por los depósitos de colesterol y otras sustancias en la capa interna de la arteria-- es señal de aterosclerosis y de mayor riesgo de accidente cardiovascular.

También cuenta con ecografía de carótidas tridimensional y bidimensional, conocida también como ecografía 'Doppler' carotídea o estudio 'Doppler' carotídeo. Es un procedimiento de diagnóstico no invasivo que emplea ultrasonidos para representar un órgano o monitorizar la circulación.

Se usa para detectar la presencia de alteraciones en las arterias carótidas, los grandes vasos del cuello que conducen la sangre al cerebro, como placas que estrechen la luz del vaso y disminuyan el flujo sanguíneo, un indicativo de mayor riesgo cerebrovascular. A diferencia del cateterismo, no conlleva exposición a radiación ionizante ni requiere preparación previa del paciente.

Asimismo, cuenta con un equipo de Tecnología Híbrida PET/MR, el primero en España y tercero en el mundo, con el que se espera superar las deficiencias inherentes a otras modalidades de imagen en el estudio de la placa de ateroma. Además, se pretende recabar una información excelente sobre la anatomía humana, así como la óptima caracterización de los tejidos blandos y su resolución temporal.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31