Lunes 11/11/2019.

Salud

Beneficios y propiedades de los alimentos probióticos

Contenido patrocinado

Si has oído hablar de la comida probiótica pero no sabes con precisión qué es, cuáles son sus beneficios y propiedades presta atención porque te desgranamos todo lo que debes conocer al respecto.

¿Qué son los alimentos probióticos?

Los alimentos probióticos son aquellos que te ayudan a cuidar tu flora intestinal. Estos alimentos se caracterizan por estar conformados por microorganismos vivos adicionados que tienen una función activa dentro del intestino.

 

Si se consumen de manera diaria, siguiendo una dieta probiótica, pueden alterar la microbiota intestinal, fortaleciendo el sistema inmunitario o reduciendo las molestias gastrointestinales que a veces se pueden padecer.

Beneficios y propiedades de los alimentos probióticos

Como decimos tomar alimentos probióticos puede tener una serie de beneficios y representar unas ventajas en determinadas etapas

Cuida la flora ante una medicación

Si bien es cierto que una de las funciones de los antibióticos es luchar contra las bacterias dañinas, en ocasiones también acaban destruyendo o debilitando las bacterias beneficiosas que se encuentran en el intestino, lo que da lugar a molestias o acaba generando un desequilibrio entre las bacterias que allí residen.

Si se toman alimentos probióticos aunque se estén tomando también antibióticos se logrará proteger la flora natural y no se originarán las molestias estomacales.

Alivian el intestino irritable

Si tienes el intestino irritable además del tratamiento correspondiente seguir una dieta probiótica será beneficioso para aliviar las molestias propias como son el hinchazón, el dolor de estómago y las flatulencias.

Alimentos probióticos y sus beneficios

El kimchi es una receta que se toma fermentada y que contiene col, pimientos, cebollas y rábanos. En cuanto a sus propiedades es rica lactococcus y streptococcus, además de contener betacaroteno, fibra y ser rico en vitamina C.

Esta receta se puede tomar como plato único, pero también es perfecto para acompañar a otros productos como salchichas y sándwiches.

Miso

El miso es una especie de pasta de soja ta fermentada y es uno de los probióticos más completos gracias a que es toda una fuente de proteínas vegetales. Cuenta con nada menos que los nueve aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede hacer por sí mismos.

Por cada cucharada de miso aportamos al cuerpo un valor nutricional de 2 gr en proteínas y 634 mg en sodio.

El miso tiene un sabor algo salado, por lo que puede ser un alimento ideal para añadir a la sopa, la verdura, etc. En el mercado se comercializa miso de varios colores.

Kefir

El kéfir es uno de los probióticos más conocidos. En esta ocasión se trata de una bebida y representa grandes beneficios para el organismo. Con tan solo un vaso de kéfir se obtienen hasta 12 tipos de microoorganismos beneficiosos.

Un ejemplo es el lactobacillus, la bacteria que se cree que es capaz de tratar y prevenir la diarrea.

También contiene bifidobacterias, que son perfectas para regular el tránsito intestinal y acabar con los desórdenes provocados por el estreñimiento o la diarrea.

El kéfir está fermentado, por lo que las bacterias que contiene se alimentan del azúcar de la leche y cuenta con una cantidad mínima de lactosa.

Se trata de un producto rico en calcio con nada menos que 316 miligramos por vaso, también destaca por la cantidad de proteína que presenta, hasta 9 gramos por vaso, la misma cantidad que se encuentra en un huevo.

Se puede tomar solo, en batido, con fruta, frutos secos, etc.

Yogur griego

El yogur griego también es rico en probióticos y por cada 200 gr de este producto contiene 20 gr de proteína.

Además es un producto rico en riboflavina, también llamada vitamina B2, en calcio y potasio. De este modo el yogur griego es capaz de cuidar los huesos gracias a la gran cantidad de calcio con la que cuenta y a su vez cuidar el hígado con el potasio que contiene.

El yogur griego se puede tomar solo, con fruta, en batidos, etc.

Alcachofa

La alcachofa es otro destacado probiótico al ser un alimento rico en fibra. Destaca sobre todo por la gran cantidad de inulina con la que cuenta y es rica en vitaminas b1, b3 y E, ayudando a regular el tránsito intestinal.

La alcachofa se puede tomar en múltiples platos y formatos: con pescado, arroz, kinoa, etc.

Trigo de sarraceno

El trigo de sarraceno es otro de los alimentos probióticos destacados. No contiene gluten, por lo que es ideal para ser consumido por personas celiacas.

Es rico en vitamina B2 y B3 y constituye toda una fuente de proteínas de gran valor biológico al tener en su composición todos los aminoácidos. Cuenta con 12,62 gr de proteínas por cada 100 gr de trigo.

Un producto perfecto para condimentar platos.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31