Lunes 05/11/2018.

| Religión

Religión

Una historia apasionante y 5 misterios inexplicables de la Virgen de Guadalupe

  • El 12 de diciembre México y América celebran por todo lo alto la fiesta de la Virgen de Guadalupe.
  • Se trata de una de las tradiciones cristianas más antiguas, a la que acompañan asombrosos misterios científicos.

Se dice que la mayoría de los mexicanos son cristianos. Pero que todos, incluso los ateos, son absolutamente guadalupanos. O sea, incondicionales devotos de la Virgen de Guadalupe. 

¿Cómo se explica este fervor? Esta advocación mariana parte de la capital mexicana y se extiende por todo el Continente. No en vano, ostenta el título de Patrona de las Américas.

La Virgen de Guadalupe está íntimamente ligada a la historia de México. Ella simboliza la unión de dos pueblos, el español y el indígena, que a su vez estaba formado por más de trescientas tribus que poblaban lo que hoy es el país y que a principios del siglo XVI estaban dominados por el imperio azteca… hasta la conquista española de su capital, Tenochtitlán.

La historia de la imagen comienza diez años después. El 12 de diciembre de 1531, un indio chichimeca llamado 'Cuauhtlatoatzin' (Águila que habla), conocido en español como Juan Diego, asegura haber visto a la Virgen María en el monte Tepeyac, una pequeña elevación de apenas 40 metros de altura. Este indígena, que por aquel entonces contaba unos 55 años, había sido uno de los primeros cristianos de México, pues había sido bautizado en 1524, solo tres años después de la conquista de Tenochtitlán por Hernán Cortés.

Según Juan Diego, la Virgen ha pedido que se le erija un templo en el lugar de la aparición. Cuando escucha este mensaje el entonces obispo del lugar, Fray Juan de Zumárraga, exige una prueba para confirmar la veracidad: que le traiga de ese monte unas flores inexistentes en diciembre: rosas blancas.

Juan Diego acude al monte y vuelve con las flores envueltas en su tilma (manto). Al desenrollarlo, aparecen las rosas y algo más impresionante: la imagen de la Virgen de Guadalupe que todos conocemos.

El obispo guardó la tilma con la imagen de la Virgen, que después depositó en el templo creado para venerarla, y ubicado en el lugar donde había indicado Juan Diego. Durante siglos ha sido un polo capital de  espiritualidad cristiana y de identidad mexicana.

La historia de Juan Diego quedó recogida 18 años después de los acontecimientos en el relato Nican Mopoua, escrito en nahuatl por el intelectual de origen azteca, Antonio Valeriano.

Hasta ahí, lo que dice la historia. ¿Pero qué dice la ciencia? Al igual que ocurre con la Sábana Santa, varios aspectos asombrado a los investigadores.

¿Cómo se ha pintado la imagen? Cuando los científicos han investigado la tela, no han podido determinar cómo fue pintada ni el origen de los colores. Las pinturas que con el paso de los siglos pintaron distintos artistas han desaparecido, pero la pigmentación original permanece. Profesores de varias universidades han llegado a afirmar que el material que da lugar a los colores no está compuesto por elementos conocidos en la Tierra. 

1. ¿Cómo es que la tela no se ha deteriorado?

La capital del imperio azteca, donde se desarrolla la historia, estaba rodeada por una laguna salada. Era, por tanto, un lugar donde abundaba la humedad. Las maderas se pudrían con facilidad. ¿Cómo es posible que la humilde tilma de un indio pobre como Juan Diego, hecha con fibras de maguey, haya soportado sin apenas deterioro casi quinientos años? Por su naturaleza, la fibra de maguey se descompone en apenas medio siglo.

2. ¿Cómo aguantó la manipulación directa de un siglo?

La imagen no estuvo protegida por un cristal hasta 1647. Hasta entonces, pasó 116 años expuesta al tocamiento de los feligreses, al polvo del lugar, a la humedad y al salitre propios de las cercanías del lago. Además, por haber estado colocada en un templo, recibió el  impacto constante del humo de las velas y de los insectos, y el contacto de manos humanas y objetos como cruces, rosarios, anillos… ¿Cómo es posible que todo este ‘ajetreo’, que duró más de un siglo, apenas haya deteriorado la imagen?

3. ¿Por qué mantiene una temperatura constante?

Una investigadora del Centro de Estudios Guadalupanos explica que la tilma de Juan Diego está colocada sobre una plancha metálica. La temperatura de esta superficie oscila unos 15 grados centígrados. Sin embargo, la tele se mantiene invariablemente a 36 grados y medio, o sea, a la misma del cuerpo humano.

4. ¿Cómo pudo resistir un atentado con bomba?

El 14 de noviembre, un falso devoto colocó a los pies de la imagen un gran ramo de flores. En el interior de las flores se escondía un poderoso artefacto explosivo, tanto que destrozó las escaleras de mármol, un crucifijo de metal, cuadros y un sinfín de elementos ornamentales. Sorprendentemente, la imagen de la Virgen quedó intacta. Ni siquiera el cristal que la protegía se rompió.

5. ¿Cómo ha mantenido la viveza de los colores?

La policromía de cualquier pintura pierde viveza con el paso de los siglos. Pero la imagen de Guadalupe parece tan fresca como si estuviera recién pintada. Además, se ha certificado que en 1791 unos trabajadores que limpiaban el marco de plata de la imagen derramaron accidentalmente ácido nítrico sobre ella. Pese a que la sustancia corrosiva fluyó por todo lienzo, sólo queda una mancha apenas imperceptible de aquel contratiempo.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30