Viernes 09/12/2016.

| Murcia

Murcia

Las empresas familiares murcianas mejoran sus indicadores de actividad, pero la incertidumbre se sitúa en el -4,4 puntos

El 41,6% cree que hay cambiar la orientación de la gestión de la situación actual por parte de la clase política
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Las empresas familiares murcianas mejoran sus indicadores de actividad, pero la incertidumbre se sitúa en el -4,4 puntos Las empresas familiares murcianas mejoran sus indicadores de actividad, pero la incertidumbre se sitúa en el -4,4 puntos

El índice de confianza de las empresas de economía familiar de la Región de Murcia, que refleja las expectativas de futuro, sigue siendo negativo en el segundo semestre de 2011 y se sitúa en los -4,4 puntos, a pesar de crecer casi 15 puntos respecto a finales de 2010, cuando se situó en -15,5. Todo ello, a pesar de que sus indicadores han mejorado en los últimos seis meses.

Así, por ejemplo, el empleo en las empresas de economía familiar de la Región de Murcia no ha crecido ni ha bajado entre enero y junio de 2011, frente a la caída de 13,8 puntos en el segundo semestre de 2010, mientras que las inversiones realizadas han aumentado en 6,7 puntos este primer semestre, cuando a finales de 2010 ofrecía un saldo de -16,9 puntos.

Asimismo, la cifra de negocios ha crecido desde los -38,5 puntos registrados a finales de 2010 a los -11,5 puntos de este primer semestre de 2011, y el precio de venta ha aumentado desde los -43,1 puntos a los -35 puntos en ese mismo periodo. El único indicador que ha bajado en ese periodo son las exportaciones, que han pasado de un balance positivo de 17,9 puntos a los -3,6 puntos.

Así se desprende del quinto barómetro del Observatorio de la Empresa Familiar, que permite analizar a través de entrevistas personales con 62 empresas representativas cuáles son las percepciones, los problemas y las necesidades de un colectivo que representa el 85 por ciento del tejido empresarial, según lo ha hecho saber en rueda de prensa el director del Instituto de Fomento (INFO), Juan Hernández.

Hernández ha comparecido junto al presidente de la Asociación Murciana de Empresa Familiar, José María Albarracín, el director de la Cátedra de la Empresa Familiar, Juan Monreal; el director técnico del barómetro, Daniel Jiménez; y la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Murcia, María Isabel Sánchez-Mora.

Según las conclusiones del estudio, el crecimiento de la Región de Murcia "no termina de despegar provocando que las empresas, de forma generalizada en todos los sectores, vean como se reduce su actividad. Las empresas familiares no son ajenas a esta tendencia pero se van acercando poco a poco a una situación de estabilidad".

El indicador de confianza empresarial, situado en -4,4 puntos, es un valor todavía negativo pero "da señales de que existe una cierta desconfianza en la situación actual". Sin embargo, el estudio refleja que "los valores son cercanos al cero, lo que parece desprender que, vista la situación actual, y la de los próximos seis meses, el empresario familiar murciano considera que su negocio "va a mantenerse en la misma línea en la que se encuentra en la actualidad".

Monreal se ha preguntado "cómo es posible que las empresas sigan teniendo miedo", lo que ha achacado a que "están curados de espanto y no se fían de nada, de forma que, aunque la confianza ha mejorado, no se quieren engañar y no ven claros en el cielo como para decir que la situación se ha acabado". "Lo normal es que esto va a durar e, incluso, se puede agudizar", añade.

PROBLEMAS Y SOLUCIONES

En los primeros seis meses de 2011, un 21% de las empresas familiares ha mejorado su cifra de negocio, un 31% ha incrementado sus inversiones, un 15% ha elevado los precios de venta de sus productos, un 21% ha generado empleo y un 14% ha ampliado los niveles de exportación.

Sin embargo, siguen existiendo grandes dudas sobre lo que va a ocurrir en los próximos meses. En este contexto, las mayores preocupaciones que ha mostrado las empresas familiares son, por este orden, la disminución de la demanda (26,2%), los problemas de financiación (23%), los niveles empleo (21,3%) y aquellos relacionadas con la falta de confianza en la economía (18%).

Para darle la vuelta a la situación, el 56,3% los empresarios tiene claro que es necesario aplicar medidas financieras para garantizar la solvencia; el 48% solicita profundizar en la reforma laboral para lograr una mayor que permita generar empleo y un 41,6% cree que hay cambiar la orientación de la gestión de la situación actual por parte de la clase política.

Por su parte, el 35,5% de los encuestados apuestan por medidas económicas que incluyan una reforma fiscal y una disminución de los impuestos, mayor consistencia en materia de política económica, estimulación de la demanda de productos y estabilidad en el precio de las materias primas. En menor medida, las empresas sostienen la necesidad de mejorar el funcionamiento de las Administraciones Públicas (23%) y un cambio de gobierno (20,8%).

Mientras tanto, para seguir siendo competitivos, las empresas familiares están apostando por políticas de control de costes -un 39,3% del total- lo que supone un control rígido sobre el proceso productivo y una reducción de los precios. Otras opciones estratégicas que se están aplicando hacen referencia a mejorar el servicio al cliente para adaptar el producto a la demanda real (23%) o apostar por la calidad como elemento diferenciador (16,4%).

SITUACIÓN DE LA ECONOMÍA

En concreto, la economía murciana ha empeorado para el 69,5 por ciento de los empresarios, mientras que sigue igual para el 30,5 por ciento y ninguno de los entrevistados atisba una mejoría. Sin embargo, estos porcentajes son ligeramente mejores que la percepción de la economía española, que ha empeorado para el 70,5 por ciento, sigue igual para el 30,5 por ciento y no ha mejorado para nadie.

El saldo neto entre las respuestas positivas y negativas permite deducir que la situación de la economía murciana es peor para el 69,5 por ciento de los entrevistados, y la economía española ha caído para el 70,5 por ciento. Se trata de unos resultados ligeramente más optimistas que en el segundo semestre de 2010, cuando la economía murciana empeoraba para el 78,5 por ciento y la española bajaba para el 81,5 por ciento.

En el horizonte de los próximos meses, la perspectiva de los empresarios familiares mejora. Así, la situación de la economía murciana seguirá siendo negativa para el 30,5 por ciento, mientras que la economía española arrojará un saldo negativo para el 42,6 por ciento. Mientras, la economía del sector será mala para el 23,7 por ciento y la economía de la empresa mejorará sus perspectivas hasta el -3,4 por ciento.

En el primer semestre de 2011, la perspectiva es aún más optimista para el estado del sector, cuya economía ha empeorado para el 64,4 por ciento, sigue igual para el 33,9 por ciento y ha mejorado para el 1,7 por ciento. Al ser preguntados por las economías de sus propias empresas, el 37,3 por ciento cree que ha empeorado, el 50,8 por ciento dice que sigue igual y el 11,0 por ciento señala que ha mejorado.

Para solucionar esta situación, Hernández ha señalado que, en su nuevo cargo como director del INFO, va a ahondar y profundizar en las soluciones de financiación puestas en marcha hasta ahora, al tiempo que se ha propuesto estudiar su disponibilidad de fondos para implementar otras medidas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31