Jueves 08/12/2016.

| Murcia

Murcia

El Hospital Santa Lucía de Cartagena pone en marcha el segundo equipo PET-TAC de la Región de Murcia

El Servicio de Medicina Nuclear ya ha atendido a unos 250 pacientes que no han tenido que desplazarse a otros centros de la Región
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El Hospital Santa Lucía de Cartagena pone en marcha el segundo equipo PET-TAC de la Región de Murcia El Hospital Santa Lucía de Cartagena pone en marcha el segundo equipo PET-TAC de la Región de Murcia

El Hospital General Universitario Santa Lucía de Cartagena ha puesto en marcha durante el mes de mayo el segundo equipo híbrido de la Región de Murcia que combina la Tomografía por Emisión de Positrones y la Tomografía Axial Computerizada (PET-TAC), según informaron fuentes del Área de Salud II de Cartagena.

En este tiempo, el equipo ha beneficiado a unos 250 pacientes de oncología, oncología radioterápica y cirugía "con enfermedades fundamentalmente oncológicas y neurológicas que ya no han tenido que desplazarse a otros centros hospitalarios de la Región", según el jefe del Servicio de Medicina Nuclear, José Contreras.

EL PET-TAC supone una gran innovación tecnológica para los usuarios del Área 2 y 8 de Salud ya que, según Contreras, "nos está permitiendo realizar Planificación de la Radioterapia en algunos casos muy específicos, y en tumores de cabeza y cuello y de pulmón, entre otros, lo que significa un gran salto en la calidad del tratamiento de estas patologías".

Las imágenes de los órganos que permiten estos equipos "nos ayudan, en los pacientes en los que hay que administrar Radioterapia, a poder delimitar con precisión la zona a tratar y evitar daños en tejidos sanos" e, incluso, "la posibilidad de detectar alteraciones metabólicas o funcionales en sus órganos antes de que se produzcan alteraciones anatómicas".

PROCESO DEL TRATAMIENTO

La Unidad PET-TAC del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital de Santa Lucía realiza al paciente, en primer lugar, una entrevista en la que el médico especialista de Medicina Nuclear completa una historia clínica y que trata de "conocer con seguridad en qué condiciones se encuentra el paciente, qué tratamientos ha recibido previos a la realización de prueba y si es diabético o no, entre otras cosas".

Contreras añade que tras esta consulta, y en la Radiofarmacia del hospital, "se le prepara y se le administra por vía intravenosa el radiofármaco".

Este proceso se realiza en unas habitaciones que cumplen la reglamentación sobre protección radiológica que exige el Consejo de Seguridad Nuclear y donde, "generalmente, el paciente, una vez inyectado, tiene que esperar en torno a una hora para que la glucosa marcada con flúor del radiofármaco se distribuya por el organismo".

Dentro de esta Unidad de Estudio en la que se encuentra el equipo PET-TAC, también se ha iniciado la actividad en una Sala con una 'Gammacámara' híbrida SPECT-CT donde se están realizando exploraciones convencionales, "sobre todo cerebrales para valoración y tratamiento de enfermedades como la epilepsia y otros trastornos del movimiento, como por ejemplo el Parkinson, o patología endocrinológica y tumores neuroendocrinos, entre otros", añade el doctor.

El jefe del Servicio explica que, de esta manera, "la 'gammacámara' nos está permitiendo colaborar estrechamente con otros servicios hospitalarios como el de Endocrinología y Nutrición, realizando estudios tiroideos que ayudan en el tratamiento de estos pacientes".

En breve, además, y con carácter ambulatorio, ha dicho que su equipo "será capaz, desde el propio Servicio de Medicina Nuclear y en nuestra Unidad de Tratamiento, de ofrecer terapia metabólica en casos como el hipertiroidismo".

En esta Unidad de Tratamiento del Servicio de Medicina Nuclear, ya se ha empezado a realizar, entre otras, terapia articular, "sinoviortesis radioisotópica para tratar la artritis reumatoide o psoriásica a través de inyecciones de radiofármacos en las articulaciones, y tratamiento paliativo del dolor óseo metastásico".

El Servicio de Medicina Nuclear cuenta, por último, con una Unidad Quirúrgica para Ganglio Centinela con Sonda Detectora, fundamentalmente, para casos de cáncer de mama, melanoma, tumores de cabeza y cuello, y tumores ginecológicos o urológicos, entre otras patologías.

En esta Unidad, se inyecta al paciente un radiofármaco "alrededor o en la lesión y se le hace una linfogammagrafía para encontrar el ganglio". Inmediatamente localizado, "se busca en quirófano, mediante una sonda detectora, para analizarlo durante la misma intervención, lo que contribuye a detectar la posible vía de diseminación del tumor en el momento, evitando de este modo el vaciamiento ganglionar e incrementando la calidad de vida en los pacientes".

El Servicio de Medicina Nuclear ha iniciado igualmente su colaboración con otros servicios hospitalarios como el de Pediatría y ha tratado a su paciente más pequeño con "tan sólo 14 días y a la que se le han realizado estudios gammagráficos renales y digestivos". Del mismo modo, han tenido un paciente de cuatro años de edad al que se le han marcado leucocitos para el estudio de posible enfermedad inflamatoria intestinal.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31