Martes 14/11/2017.

| Política

Política

El líder turcochipriota pide "realismo" para reactivar el proceso de reunificación

  • El objetivo inicial era cerrar en primer lugar el capítulo de las garantías y de la seguridad
  • Chipre se sumó en 2004 a la Unión como un país dividido de facto, pero con toda su superficie considerada territorio de la UE
  • El líder turcochipriota pide "realismo" para reactivar el proceso de reunificación EFE

El líder turcochipriota, Mustafá Akinci, ha pedido a las autoridades grecochipriotas "realismo" y voluntad política para reactivar las estancadas negociaciones sobre el proceso de reunificación de Chipre, el tercer país más pequeño de la Unión Europea (UE). "No cerramos los ojos ni la mente a reanudar el proceso, pero tiene que ser productivo", dijo Akinci durante un encuentro con la prensa internacional en la parte ocupada de Nicosia, en el que aseguró que "de otra manera estaríamos perdiendo el tiempo".

La última ronda negociadora entre el presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, y el líder turcochipriota, Mustafá Akinci, (con la mediación de la ONU y con la UE como observador), finalizó el pasado 7 de julio en Crans-Montana (Suiza), después de dos meses de infructuosas conversaciones pues las partes no lograron ponerse de acuerdo sobre el régimen de garantías y seguridad que debería de entrar en vigor en una futura Chipre bifederal y bizonal.

El objetivo inicial era cerrar en primer lugar el capítulo de las garantías (los tres garantes de la independencia y soberanía de Chipre, según los tratados de 1960, son Turquía, Grecia y Reino Unido como antigua potencia colonial) y de la seguridad.

Se buscaba pasar después a debatir el reparto territorial y abordar en la etapa final cuestiones como la gobernabilidad y reparto de poder, la propiedad, los asuntos económicos y las vinculadas con la UE. "Tenemos muchas reservas porque vemos una falta de voluntad por parte grecochipriota", indicó Akinci, que también consideró que "se necesita una transformación mental, digerir que tenemos que compartir poder, pensar en lo que la paz puede hacer por la reunificación de la isla".

Chipre se sumó en 2004 a la Unión como un país dividido de facto, pero con toda su superficie considerada territorio de la UE. La isla está dividida desde 1974, en que un golpe de estado de los grecochipriotas, que contó con el apoyo de la "dictadura de los coroneles" en Grecia, depuso al gobierno legítimo.

Turquía reaccionó ocupando el tercio norte de la isla, con población mayoritaria de origen turco. En noviembre de 1983 se produjo la declaración unilateral de independencia de la República Turca del Norte de Chipre (RTNC), considerada ilegal por el Consejo de Seguridad de la ONU, que entonces exhortó a los miembros del organismo multilateral a no reconocerla y a respetar la soberanía de Chipre.

Treinta y cuatro años después, la RTNC solo es reconocida por Turquía, que tiene estacionados en el norte de la isla unos 35.000 militares. Para Akinci, que asumió la presidencia de la RTNC en 2015, las dos comunidades tienen "que hacer cosas juntas, como promocionar la educación por la paz, la empatía, la igualdad. Para nosotros reconstruir la confianza es algo a lo que concedemos mucha importancia".

Como ejemplo de posible cooperación entre dos comunidades que viven de espaldas una a la otra, el político turcochipriota, de 69 años, señala que "los teléfonos móviles no funcionan en las dos partes. Por ejemplo, resolver problemas técnicos sería un buen área de cooperación" o en el sector de la electricidad. A su juicio "debería de haber un acuerdo para que haya un sistema que sea permanente, para que los precios bajen, utilizar más energía solar", pero lamenta "no ver coraje de la otra parte para llegar a acuerdos en aspectos prácticos como los de los móviles o la electricidad".

Asimismo insistió en que lograr una solución pacífica al conflicto entre las dos comunidades pasa por negociaciones directas entre ambas partes "y por reconocer que tenemos un futuro juntos. Estamos aquí. No nos vamos a evaporar. No queremos ser una provincia de otro país", a la vez que subrayó que para ambas partes sería "mejor vivir bajo un mismo techo".

La reanudación de las negociaciones, un proceso auspiciado por la ONU, tiene por delante el período electoral en que entra Chipre, que celebra elecciones presidenciales en febrero de 2018, y el temor que suscita un eventual crecimiento de los grupos de extrema derecha. 

"Eso no sería bueno para la Unión Europea y tampoco para Chipre", señaló Akinci, que insistió en que para reanudar esas conversaciones para la reunificación de la isla "se necesita ser realista y razonable" y subrayó que las mejores perspectivas se pueden alcanzar con fórmulas compartidas "en seguridad y en prosperidad, pero a ello hay que llegar paso a paso".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30