Sábado 11/11/2017.

| Política

Así ve Catalunya su futuro

Política

El comité de sabios de Mas propone un Benelux o un Consejo Ibérico

  • Los expertos que asesoran a Mas se fijan en la unidad aduanera y económica del Benelux. Dicen que la independencia no sería la ruptura con el Estado, sino una “magnífica oportunidad” de estrechar la relación. 
  • Dejan la puerta abierta a que los clubes deportivos hagan una competición común porque “tienen sus intereses”. Otra opción sería un Consejo Ibérico, con Portugal y Andorra. 
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • El Consejo Asesor propone un Consejo Catalano-Español en un Estado catalán EFE

El comité de sabios que están guiando al presidente catalán, Artur Mas, en el camino soberanista propone que la relación de la Catalunya independiente con España sea como en el Benelux, la unión aduanera y económica entre Bélgica, Holanda y Luxemburgo. Es el plan para las relaciones con el estado español. Pero tiene otra propuesta que suma a dos países más para la Península Ibérica: el Consejo Ibérico, en el que estarían integrados Portugal y Andorra.

El Consejo Asesor para la Transición Nacional, constituidos por juristas, economistas y politólogos que  están trazando la hoja de ruta de la consulta para la independencia,  plantea en un nuevo informe crear un Consejo Catalán-Español, inspirado en el modelo del Benelux, para “intensificar” las relaciones entre un supuesto estado catalán y España.

“El proceso soberanista debe ser una magnífica oportunidad para una relación estrecha, constructiva y mejor con España”, sostiene Carles Viver i Pi-Sunyer, catedrático de Derecho Constitucional y presidente del comité de expertos. En su opinión, la independencia de Catalunya no sería una ruptura con el estado español, porque “son muchos los vínculos afectivos, económicos e históricos” entre ambos territoriales.  Simplemente cambiarían las reglas de juego: “Habría un principio de igualdad y respeto mutuo”.

El catedrático considera que “las relaciones de cooperación” entre España y la Catalunya independiente “se harán de manera inexorable”, tanto si la separación se logra con el pacto del Gobierno central, como si se viven momentos de tensión política. “El estado catalán no busca la ruptura, sino reformar las relaciones y hacerlas más sólidas”. El consejo de expertos propone fijarse en el Benelux, que entró en vigor en 1960 y que implica para los países que lo integran la coordinación de las políticas financieras y comerciales, la libre circulación de mercancías, medidas comunes en las relaciones económicas con otros países, y  una misma política de marca y de propiedad intelectual, entre otras cuestiones. También, pone como ejemplo el consejo británico-irlandés, que llevan a cabo relaciones de cooperación entre regiones con "una fórmula flexible y asimétrica".

Un Consejo Ibérico con 57 millones de habitantes

Pero el comité de especialistas plantea otra opción: un Consejo Ibérico, integrado por España, Catalunya, Portugal y Andorra. Se inspiraría en el Consejo Nórdico, en el que están integrados los países nórdicos (Noruega, Islandia, Finlandia, Dinamarca y Suecia). El objetivo de este organismo es la colaboración entre los estados miembros en asuntos jurídicos, culturales, sociales y financieros, política exterior y energía.

Esta propuesta podría encontrar hueco en el iberismo, una discreta corriente de opinión en Portugal y España, que existe desde hace más de doscientos años y que propone la unificación de ambos países.

Este órgano debería tener un consejo de parlamentarios de los cuatro países, otro de ministros con los responsables de cada Estado y una secretaría general. 

Vive i Pi-Sunyer ha explicado que la cooperación entre las relaciones de España y la Catalunya independiente se podría producir en el ámbito comercial y económico, en transporte, energía o sanidad.

El informe de los expertos señala que este Consejo Ibérico reuniría una población de 57 millones de habitantes y acumularía un PIB de 1.196.000 millones de euros —según datos de 2012—, y serviría como fórmula de cooperación y para aumentar la capacidad de influencia de la Península dentro de la UE.

El Barça y el Espanyol, en la Liga española

El presidente del consejo asesor ha dejado la puerta abierta a que los clubes deportivos hagan una competición común, porque “tienen intereses comunes”. Si se permitiera a los clubes y equipos tener la libertad para decidir si participan en un evento nacional como hasta ahora, lo probable es que la Liga de fútbol actual no se tocaría.  En definitiva, el Barça y el Espanyol seguirían jugando en la Liga española.

Los expertos señalan que las competiciones de clubes están organizadas por asociaciones privadas nacionales e internacionales y que su participación no viene determinada por los límites administrativos. Priman los intereses de los clubes.  En el informe se recuerda que el Mónaco participa en la liga francesa de fútbol, y que el Cardiff y el Swansea lo hacen en la inglesa, a pesar de que Gales tiene su propia competición. Lo mismo pasa con el equipo de baloncesto Toronto Raptors, que participa en la NBA pese a que el club tiene su sede en Canadá.

El informe recoge la posibilidad de que la Catalunya independiente pueda participar "de forma casi automática" en competiciones internacionales. Como los Juegos Olímpicos, el Mundial de Fútbol o de Baloncesto. Habría que esperar qué deportistas componen el combinado catalán. 


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31