Domingo 19/11/2017.

| Política

Política

Los políticos belgas y holandeses contra el doble pasaporte para los turcos pro Erdogan

El apoyo mayoritario de los belgas y holandeses de origen turco en el referéndum convocado por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha abierto un debate en ambos países que podría acarrear restricciones en la concesión de la doble nacionalidad.
  • Los políticos belgas y holandeses contra el doble pasaporte para los turcos pro Erdogan EFE

El apoyo mayoritario de los belgas y holandeses de origen turco en el referéndum convocado por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha abierto un debate en ambos países que podría acarrear restricciones en la concesión de la doble nacionalidad.

Voces de las formaciones políticas liberales, derechistas y xenófobas en Bélgica y Holanda abogan por revocar el tratado que permite la opción del doble pasaporte, al considerar que la participación de sus nacionales en la vida política turca evidencia un desinterés por integrarse en su país de acogida.

Si en la propia Turquía el 51,4 % de los turcos respaldó al presidente en el referéndum para ampliar sus poderes, en Holanda el apoyo a Erdogan fue del 71 % y en Bélgica del 75 %, los mayores porcentajes registrados.

Para el presidente de los nacionalistas flamencos de la N-VA, Bart De Wever, el respaldo a Erdogan entre los turcos de Bélgica debe reabrir el debate de la doble nacionalidad a la que, afirmó, "hay que poner fin", una postura también respaldada por el diputado del CD&V Hendrik Bogaert.

"Acabemos ya con la doble nacionalidad. Elijan, por favor. Es insostenible", dijo Bogaert en su cuenta de la red social Twiter.

En el barrio de Bruselas con gran población turca de Saint-Josse, el joven Pasha Zot dijo a Efe que el "sí" en el referéndum "solo debería importar a los turcos" y que "la Unión Europea no debería meterse".

Nacido en Bélgica hace 23 años, aseguró que lo tiene claro: "Si tengo que elegir, entonces turco".

"¿Erdogan autoritario? Bachar al Asad y Donald Trump sí que son autoritarios, que matan a gente. Ellos se montan la película y luego la enseñan por televisión", señaló en referencia a los presidentes de Siria y Estados Unidos, respectivamente.

Ezre Adem, panadero del barrio, declaró a Efe que votó "sí" a Erdogan, al que atribuye la mejora económica del país.

"En Turquía, ahora las cosas están muy bien. Fui de vacaciones y vi que viven mejor que aquí, vuelve a haber trabajo", explicó este turco, llegado hace dieciséis años a Bélgica.

Preguntado sobre si es tan democrático el sistema turco como el belga, Adem, de 40 años, afirmó que "ni en Bélgica ni en el resto de la Unión las cosas funcionan correctamente. No se respeta a los turcos; en cambio, a otros como Asad que matan niños nadie les levanta la voz".

Yazar Aras, un desempleado que cobra el paro en Bélgica y que llegó en 1990 al país, no está tan de acuerdo con las políticas de Erdogan.

"Te diría muchas cosas de Erdogan, pero no quiero ir a la cárcel", indicó a Efe.

"Yo solo diré que para mí el sistema bueno es el parlamentario", añadió el hombre, de 53 años, quien explicó que no tiene intención de volver a Turquía.

En la vecina Holanda, el fenómeno es similar.

El líder ultraderechista, Geert Wilders, exigió un debate parlamentario sobre los tratados de doble nacionalidad que tienen los holandeses con países como Marruecos o Turquía, después de que una gran mayoría de los turcos en ese país haya votado a favor del cambio constitucional de Erdogan.

Según este político, un apoyo del 71 % al "régimen dictatorial" de Ankara demuestra la "falta de integración de los turcos" en Holanda.

Pidió "aprender de esta lección para tomar medidas" contra la doble nacionalidad.

El populista holandés no es la única voz en este país que pidió revocar estos tratados.

El líder de Llamada Democristiana (CDA), Sybrand Buma, también abogó por la única nacionalidad para todos los holandeses, incluida, añadió, la reina de Holanda, la argentina Máxima.

"El problema no es la doble nacionalidad de la reina, el problema que tenemos ahora es con los turcos", especificó Wilders.

El Partido de la Libertad (PVV) de Wilders trabaja en un proyecto de ley para llevarlo a votación al Parlamento porque, afirmó, "mientras seas turco, no puedes ser holandés".

Tras estas palabras, el ministro turco de Exteriores, Mevlut Çavusoglu, acusó a "los políticos holandeses" de mantener posiciones "fascistas", después de sus valoraciones negativas de los resultados del referéndum, y afirmó que Wilders "mataría a todos los que votaron sí" en el plebiscito.

Países como Marruecos o Turquía no reconocen la posibilidad de renunciar a su nacionalidad, lo cual deja en una especie de limbo legal a quienes adquieren la ciudadanía de otro país y que se ven obligados a rehusar de la de origen.

Tratados como los que tienen Holanda y Bélgica con Turquía permiten a los ciudadanos mantener y usar ambas nacionalidades, así como seguir participando en la vida política de los dos Estados.

Por Lara Malvesí e Imane Rachidi

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30