Viernes 09/12/2016.

| Política

Política

Los peligros de la bicefalia Zapatero-Rubalcaba

  • Desde riesgo de división en la familia socialista hasta el intento de ningunear al presidente del Gobierno.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Comienza la cuenta atrás, cien días clave para las elecciones del 20-N

La negociación entre los dos grandes partidos para incluir en la Constitución un límite del déficit público ha puesto en evidencia los peligros que conlleva la bicefalia Zapatero-Rubalcaba, desde riesgo de división en la familia socialista hasta el intento de ningunear al presidente del Gobierno o al candidato socialista, dependiendo de la respuesta que se le quiera dar a la pregunta ¿Quién manda aquí?

La semana comenzó con un pacto de Zapatero con Mariano Rajoy. La situación económica requiere un camabio constitucional, el primero en 30 años, para aplicar, entre otras, las recomendaciones de la canciller alemana, Ángela Merkel, y del presidente francés, Nicolás Sarkozy, de establecer por ley un techo de gasto y de deuda pública que afecta a todas las administraciones públicas.

Por la relevancia del asunto, Zapatero lo consultó con el candidato socialista antes de anunciarlo en el Pleno extraordinario del Congreso convocado el pasado martes para aprobar el nuevo paquete de medidas antidéficit, que recogía la rebaja del IVA del 8% al 4% para la compra de vivienda nueva, y la recaudación de 5.000 millones de euros a través de una reforma parcial del cobre del Impuesto de Sociedades y recortes en el gasto farmacéutico.

En el transcurso del debate surgieron los primeros atisbos de problemas. La cara del candidato Rubalcaba lo decía todo cuando, desde la tribuna de oradores, Mariano Rajoy recordó que un año atrás el gobierno desechó una propuesta similar que él mismo había defendido, fijar constitucionalmente el déficit, y lo peor es que tiró de hemeroteca para poner de relieve las burlas de que fue objeto por parte del entonces Vicepresidente Primero del Gobierno y hoy candidato socialista.

Después de pensárselo mucho, Rubalcaba, que durante todo el debate estuvo evitando a los periodistas del Congreso, salió a hacer una escueta declaración en los pasillos. Confesó que Zapatero le convenció de la necesidad de reformar la Constitución, después de anunciarle que había llegado a un acuerdo con Rajoy. Fuentes del PSOE reconocían que Rubalcaba nunca ha sido partidario de esta fórmula, pero cedió para no entorpecer un gran pacto de última hora y al final de legislatura entre los dos grandes partidos y, desde luego, forzado por el interés general y la situación de riesgo de la economía española.

A partir de aquí se disparó la alarma en el PSOE y comenzaron a escucharse voces discrepantes. El veterano Alfonso Guerra y presidente de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados fue uno de los primeros en causar su malestar. No entiende las prisas por reformar un artículo que no entrará en vigor hasta el 2018 o 2020, cuando en teoría la situación económica española permitan que cuadren las cuentas para empezar a aplicar el ansiado déficit cero o casi cero.

Críticas en las formas y en el fondo
Sólo hay que echar un vistazo a las redes sociales para ver hacia quien van dirigidos los dardos. “Un camino equivocado”, “mis convicciones e ideas me hacen reflexionar sobre algunas decisiones”, “las formas no las comparto”; algunos diputados, sobre todos los de la corriente Izquierda Socialista, consideran que Zapatero le está haciendo un favor a Rajoy, “en el PP deben estar frotándose las manos”. Otros como el expresidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara abogan por el referéndum que promueve Izquierda Unida.El más contundente ha sido el diputado socialista Antonio Gutiérrez, exsecretario general de CCOO, que anuncia que romperá la disciplina del grupo parlamentario votará en contra de la reforma.

Ha habido también mucha presión desde Cataluña y desde el País Vasco, el lehandakari Patxi López duda sobre si la reforma supondrá un recorte para la autonomía financiera.

Ante la oleada de críticas Rubalcaba tenía un motivo más para incomodarse. Las bases de le estaban alterando demasiado. La noche del martes fue convocado a la Moncloa junto con la vicepresidenta económica Elena Salgado y el jefe del grupo parlamentario, José Antonio Alonso. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero les insistió en que dadas las circunstancias la reforma constitucional es la fórmula “menos agresiva”.

Papel difícil para Rubalcaba, que tiene que tranquilizar a sus militantes en plena precampaña electora y demostrar que él manda en el PSOE sin romper con Zapatero.

El equipo de Ferrar comienza el contraataque para restar importancia a los críticos. La coordinadora del Comité electoral del PSOE, Elena Valenciano, considera que es algo “relativamente grave” que surjan voces discrepantes; otro miembro del equipo de Rubalcaba, Óscar López, coordinador de la Conferencia Política del PSOE, defiende que 2el resultado final dará satisfacción a quienes hoy expresan sus dudas”.

Se intenta rebajar la tensión al mismo tiempo que se lanza la idea de que Zapatero ha cedido a Rubalcaba las riendas de la negociación con el Partido Popular. Es más, gracias a Rubalcaba, se dice, el acuerdo puede ser mejorado. El candidato socialista pone sobre la mesa sus puntos irrenunciables, que la cifra concreta del déficit no figure en la Constitución, para garantizar cierta flexibilidad sin renunciar a las políticas sociales; y que el acuerdo se abra a otras fuerzas políticas como CIU, PNV o Coalición Canaria.

Ambas son propuestas que ya estaban en marcha antes de que Rubalcaba se erigiera en el negociador principal. De hecho, el Partido Popular, ante la posibilidad de que el candidato socialista salga airoso de todo este proceso, comienza a filtrar a los medios la idea de que son Zapatero y Rajoy los que han hablado directamente, intercambiado documentos. Una “maldad” a decir de una fuente del Gobierno para ningunear a Rubalcaba.

Parece que lo peor ha pasado, pero para aclarar ideas, al margen de la tramitación de la proposición de Ley en el Congreso para aprobar la reforma antes de que acabe la legislatura, en el PSOE han convocado ,el próximo lunes, reunión de la Ejecutiva y de los secretarios regionales del partido. Un cónclave para definir quién manda en el PSOE. Rubalcaba o Zapatero.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31