Miércoles 22/11/2017.

| Política

Política

22 millones de argelinos renuevan mañana sus municipios en medio de la crisis

Más de 22 millones de ciudadanos argelinos están llamados mañana a las urnas para renovar los ayuntamientos y los consejos regionales, en una elecciones locales marcadas por la apatía y la aguda crisis económica.
  • 22 millones de argelinos renuevan mañana sus municipios en medio de la crisis EFE

Más de 22 millones de ciudadanos argelinos están llamados mañana a las urnas para renovar los ayuntamientos y los consejos regionales, en una elecciones locales marcadas por la apatía y la aguda crisis económica.

Un condicionamiento que ya marcó los comicios parlamentarios del pasado 4 de mayo, en el que la abstención alcanzó un récord histórico, con cerca de un 64 por ciento.

Aquella consulta la ganó el Frente de Liberación Nacional (FLN) del presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, partido que gobierna desde la independencia del país en 1962 y que vuelve a perfilarse como favorito.

El FLN sufrió, sin embargo, un fuerte retroceso frente al otro gran partido oficialista, la Agrupación Nacional Democrática (RND), que lidera el primer ministro, Ahmed Ouyahia.

Ambas formaciones parten con ventaja en unos comicios en los que, a la falta de interés general y a la desconfianza en la política, se suma el desconocimiento que tienen los ciudadanos acerca de los numerosos y diversos candidatos que se presentan.

En este marco, el ministro argelino de Interior, Nureddín Bedui, trató de normalizar y minimizar el impacto del alto porcentaje de abstención que se espera, al asegurar en la radio nacional que "es un fenómeno y una realidad que aparece en todo el mundo".

Lo específico de estas elecciones locales, el trabajo de propaganda realizado durante la campaña y la preocupación ciudadana harán que en esta ocasión el argelino se sienta más inclinado a votar, vaticinó.

Bedui precisó que 22.878.056 argelinos tendrán mañana derecho a elegir a los nuevos representantes de 1.541 municipios y 40 provincias entre los más de 165.000 candidatos agrupados en 10.000 listas y medio centenar de partidos.

La campaña, que acabó el domingo, ha pasado desapercibida para la mayor parte de la población, ensombrecida sobre todo por la polémica desatada en torno a la posibilidad de que el presidente Bouteflika, gravemente enfermo desde 2013, opte a un quinto mandato en 2019.

Como en las legislativas del pasado mayo, la probable aparición del mandatario, cuyo verdadero estado de salud es un misterio, en su colegio electoral del barrio argelino de El Biar será uno de los momentos claves de los comicios.

En este ambiente, el secretario general del FLN, Jamel Ould Abbas, ha sido uno de los que más han insistido en establecer un paralelismo con las presidenciales, al asegurar que el ganador de esta votación será, sin duda, quien triunfe en 2019.

Una estrategia que, según analistas locales, busca contrarrestar los crecientes llamamientos a la incapacitación de Buteflika, que apenas habla en público desde que en 2013 sufriera un accidente cardiovascular agudo.

Aparte del futuro político del país, la grave crisis económica ha monopolizado el debate público y la campaña en Argelia, que ha visto cómo en el último año se ha multiplicado el número de personas que tratan de emigrar de forma irregular a Europa.

Una crisis resultado de la abrupta caída en 2014 del precio del petróleo, pero también de la corrupción y del obsoleto modelo económico, que han hecho que igualmente haya aumentado la desafección por la clase política.

Desde entonces, Argelia ha gastado cerca de la mitad de sus reservas en divisas, calculadas en 189.000 millones de dólares en 2014, en un intento por mantener la paz social con un modelo de tinte socialista basado en los subsidios estatales a los productos básicos.

Ante la abrupta caída también de las divisas, el régimen argelino optó el pasado verano por autorizar al Banco Central a prestar de forma directa al Tesoro, una financiación "no convencional" que ha sido duramente criticada por la oposición y por expertos internacionales.

Frente a la defensa cerrada de la medida del partido del primer ministro durante la campaña, la financiación no convencional ha sido una de las armas del la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Luisa Hanun.

Otros, como el Frente de Fuerzas Socialistas (FFS), el laico Movimiento por la Cultura y la Democracia (RCD) o el islamista Movimiento de la Sociedad por la Paz (MSP), tercera fuerza en el Parlamento, apostaron por relacionar la crisis con el despilfarro estatal.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31