Martes 09/05/2017.

| Política

Política

Las 6 incógnitas políticas que convierten 2017 en otro laberinto de salida incierta

1. ¿Habrá referéndum en Cataluña?

El órdago secesionista plantea el gran problema del año en España. A diferencia del 9-N, esta vez a Rajoy no le vale despreciar la consulta como una mascarada sin consecuencias legales. En aquella ocasión es posible que al Gobierno no le conviniera la foto de la Policía retirando urnas por la fuerza; en esta ocasión, la foto que no puede permitirse el Gobierno es la de las urnas en los colegios. Por eso la vicepresidenta ha abierto despacho en Barcelona. Y por eso el Gobierno estudia 45 de las 46 peticiones que Puigdemont trasladó a Rajoy. Todas, menos una: la del referéndum, por ser ilegal.

Lo que sucede es que el gobierno de Puigdemont cae si incumple su compromiso de celebrar el referéndum. Y en unas nuevas elecciones, la antigua Convergencia seguirá perdiendo apoyos, según las encuestas.

Septiembre es la fecha marcada en el calendario por los independentistas para ver el nuevo giro del problema catalán, ese sobre el que hace casi cien años Ortega y Gasset advirtió de que «no se puede resolver, sólo se puede conllevar; es un problema perpetuo y lo seguirá siendo mientras España subsista».


2. ¿Podrá el Gobierno sacar adelante los presupuestos?

Es la cuestión clave para arrancar el primer año de la legislatura. El PSOE ha prestado su apoyo al PP para fijar el techo de gasto, pero tiene la intención de no ir más allá. Necesita proteger su flanco izquierdo, amenazado por Podemos. Apoyar las cuentas de Rajoy es una cima muy alta para los socialistas. Aunque cosas más difíciles se vieron en 2016.

El Gobierno lo va a intentar con el PNV, cuyos cinco diputados, sumados  a los 32 de Ciudadanos serían suficientes. Apenas faltaría un voto para la mayoría absoluta. Con el PNV o con el PSOE. Pero sin presupuestos la legislatura estará muerta en mayo.


3. ¿Forzará el PSOE la derogación de la reforma laboral?

La ley más polémica de Rajoy, pero la única sobre la que no está dispuesto a ceder. Menos aún después de los excelentes resultados del empleo en 2016, con el mejor dato de creación de trabajo en diez años. El PSOE deberá medir muy bien hasta donde lleva su rechazo, acompañado de Podemos y el resto de la oposición de izquierdas. A partir del 3 de mayo, Rajoy recupera la capacidad constitucional para volver a convocar elecciones. Y como tantas veces ha insistido el presidente, tan malo como que no haya Gobierno es tenerlo y que no pueda gobernar.


4. ¿Susana Díaz o tercera vía?

El PSOE debe resolver su problema de liderazgo, pero todavía no ha puesto fecha. Pedro Sánchez no ha sido liquidado y cada día que pasa sin agotársele la gasolina de su Peugeot merman las opciones de Susana Díaz para acceder a Ferraz por aclamación, como les gustaría a los votantes del PP más que a los del PSOE, según las encuestas. El ‘ni Su ni Sa’ está ahí, como tercera vía para evitar la fractura del partido y salir de la crisis por la vía del consenso. El partido que presumía de primarias las tiene ahora pánico.

Sin embargo, el reto del PSOE va más allá de los nombres: ¿Cómo revitalizar al partido de la socialdemocracia española cuando sus bases han sido ‘podemizadas’ por la acción u omisión de sus últimos dirigentes? ¿Qué proyecto político debe inspirar el PSOE del futuro? ¿El de Corbyn o el de Valls?


5. ¿Se enfrentará Errejón a Iglesias?

Antes de que los socialistas resuelvan lo suyo, será el turno de Podemos. En febrero, otra vez en Vistalegre, adonde los ‘morados’ vuelven después de que el asalto a los cielos se revelara un imposible. Pablo Iglesias pretende convertir Podemos en una fuerza de combate en la calle; Íñigo Errejón cree que no ganarán mientras los españoles no les vean como una fuerza de orden. Iglesias pretende seguir dando miedo a los poderosos; Errejón apuesta por seducir a aquellos que siendo víctimas del sistema aún no se fían de Podemos.

El ‘número dos’ ha demostrado tener casi tanta fuerza entre las bases como el secretario general, obligado a la alianza con los anticapitalistas de Urban para imponerse en las escaramuzas locales. Iglesias ha amenazado con no liderar un proyecto político que no sea el suyo; los ‘errejonistas’ ya no se cortan en afirmar que en Podemos no hay nadie imprescindible y la madurez de un partido “es la capacidad de trascender a las personas” (Rita Maestre). ¿Se atreverá Errejón a dar la batalla definitiva a Iglesias en Vistalegre 2 o pactarán antes una lista conjunta? El 2 de febrero, fecha límite para saberlo.


6. ¿Sobrevivirá Rivera en tierra de nadie?

Consiguió revestir de sentido de estado su evolución del ‘no a Rajoy’ al ‘sí a Rajoy’ para evitar unas terceras elecciones de las que Ciudadanos saldría malparado, como ocurrió en las de junio. Pero una vez activada la legislatura, los de Rivera bracean en la irrelevancia. Todas las decisiones adoptadas hasta ahora (techo de gasto, incremento del salario mínimo, nuevos ingresos fiscales, bono social energético, etc) han sido fruto del entendimiento entre el PP y el PSOE. Los nuevos bríos del bipartidismo tradicional, renacido por la confluencia de intereses comunes, ha achicado el espacio de un partido al que sus 32 escaños no le son suficientes para inclinar la balanza de ningún lado.

Además, el partido está inmerso en una redefinición ideológica (dejará de definirse "socialdemócrata" por considerarse "liberal progresista") y algunos sectores cuestionan abiertamente su democratización interna y el presidencialismo de Rivera. Especialmente polémico ha sido el nuevo comité de garantías que, controlado por la dirección, es para ésta un instrumento para evitar el sabotaje del partido; para los críticos, una herramienta para acabar con la disidencia y el pluralismo.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31