Jueves 02/04/2020.

| Política

¿Rajoy está salvando o está destruyendo el Estado del Bienestar?

Política

"El Gobierno comente errores, pero no quiere -ni puede- acabar con el Estado del Bienestar"

  • El actual modelo español de Estado del Bienestar está dando señales de alarma, sobre todo en lo que atañe al endeudamiento y la estructura territorial del Estado.
  • Si no se hiciesen estos recortes, sería entonces cuando el Estado benefactor se volvería inviable.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Pedro Carlos González Cuevas, Profesor Titular de Historia de las Ideas y de las Formas Políticas en la UNED, sostiene que “hoy por hoy, no creo que nadie quiera acabar con el Estado del Bienestar. Ahora bien, el actual modelo español está dando señales de alarma, sobre todo en lo que atañe al nivel de endeudamiento y la estructura territorial del Estado".

Cuevas cree que los recortes que está haciendo Rajoy, a parte de inevitables, son necesarios para salvar el Estado del Bienestar. De hecho, si no se hiciesen estos recortes, sería entonces cuando el Estado benefactor se volvería inviable. "Ya hace años, en un artículo en El País", recuerda Cuevas, "Roberto Centeno dijo que había que hacer una reforma de la configuración del Estado, en lo que incluía la disminución de los gastos y la recuperación de la unidad de mercado. Esto es lo que hay que hacer. Todo los demás son flatus vocis. Esta es la dinámica, y no por ello se va acabar con el Estado del Bienestar".

Dicho esto, conviene recordar que existen distintos modelos de Estado del Bienestar. Hace algunos años, FAES publicó un libro de Mauricio Rojas donde explicaba que existen distintos modelos de Estado del Bienestar. Uno era el que ya existía en tiempos de Franco: era el modelo autoritario del Bienestar, que estaba basado en el catolicismo social, la tecnocracia y el falangismo. Luego, se pasó a un modelo social-demócrata. Y cuando llegó Aznar no lo destruyó. Por lo tanto, lo que hay que hacer es ver qué modelo queremos.

"También convendría que el PSOE supiera", añade Cuevas, "que no tiene la exclusiva del Estado del Bienestar. Basta ver su génesis, en la que nos encontramos a los católicos sociales, los krausistas, los conservadores (Eduardo Dato o la Dictadura de Primo de Rivera), la Segunda República y el Franquismo. Nadie quiere acabar con el Estado del Bienestar. Y, aunque se quisiera, no se podría hacer, pues hoy cosas de este modelo que están estipuladas en el tratado de la Unión Europa, del que nadie puede salirse. Lo único que sucede es que hay una crisis bestial y, por lo tanto, hay que hacer reformas para ahorrar. Sin embargo, no todos los recortes deberían de ir a la enseñanza o la sanidad, sino que también habría que revisar la estructura del Estado de las Autonomías. Hay que poner orden entre las competencias de ayuntamientos, diputaciones y Comunidades Autónomas. Habría que restringir ciertos gastos que provocan déficit. El problema es cómo compaginar a la vez todas estas reformas que, como digo, no se hacen con la intención de destruir el Estado del Bienestar".

Cuevas afirma que los socialistas no pueden monopolizar esta cuestión. "Que traten de hacerlo, además de falso, es políticamente peligroso. Basta recordar como un sector de la izquierda, el comunista, consideraba hasta los años ochenta -antes de que cayera el Muro- que el Estado del Bienestar era un engaño del capitalismo. El Gobierno está cometiendo errores -en el ojo de sus reformas también tendría que meterle mano a la clase política, los banqueros y la estructura del Estado-, pero no está intentando acabar con el Estado del Bienestar. Decir lo contrario es recurrir a argumentos de mitin”.

Por su parte, Valentí Pich, presidente del Colegio de Economistas de España, cree que "el Estado del Bienestar español, ante la caída de los ingresos públicos y el enrocamiento del sector financiero a prestar dinero al sector público, está teniendo muchas dificultades".

Si los ingresos públicos no responden y la financiación exterior no tiene capacidad para prestar, la única conclusión posible -según Pich- es que hay que reestructurar gastos. El PP, como el PSOE, está intentando salvarlo, tanto a nivel Estatal como autonómico. Otra discusión son las medidas y el ritmo a adoptar.

"Por otra parte", prosigue Pich, "veo que dentro de la sociedad civil está pasando algo que tiene muy mala pinta. En la clase política hay un discurso muy teatral, que la gente observa con incredulidad. Si los ingresos públicos se han desplomado (el IPC de la Autonomías ha descendido un 70%), solo puedes re-estructurar. A partir de aquí solo puedes descubrir el ritmo de la re-estructuración".

Ante esta situación, Pich cree que la clase política -unos y otros- tendría que actuar con menos teatralidad, porque hay una agotamiento de la ciudadanía. "Lo cual no quiere decir que no haya que decir las cosas con crudeza cuando las haya que decir. Y cuando se critique, hay que dar propuestas concretas. Si no, mal asunto”, concluye Pich.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Abril 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30