Lunes 11/12/2017.

| Política

La pregunta del día: ¿Qué futuro le espera a Siria?

Política

"El futuro de Siria se presenta oscuro"

  • Si Assad se impone, el país seguirá sometido durante años a una fuerte represión.
  • Si la oposición le derribase se abriría un proceso político similar al del norte de África.
  • Si los islamistas se hiciesen con el poder creo tomarían el ejemplo de Turquía, es decir, un islamismo moderado.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

"El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha sido incapaz de aprobar una resolución de condena al régimen sirio por la oposición de dos de las potencias que disponen de derecho de veto: Rusia y China, pero sobre todo por la negativa de Rusia, pues difícilmente China mantendría una posición en solitario en el Consejo de Seguridad.

Rusia exporta mucho armamento y equipos a Siria. Además, en este país, concretamente en el puerto de Tartus, la flota rusa cuenta con su única base militar en todo el Mediterraneo, en la que están estacionados 600 soldados. A ello hay que sumar que Siria e Irán son las únicas líneas de contención para el dominio de los EE.UU. en todo Oriente Medio. El interés de China es el de mantener una influencia en Oriente Medio, donde hay tanto petróleo en juego, y, además, frenar un poco la influencia de EE.UU y Europa.   
 
Bajo estos intereses geopolíticos subyace una cuestión de fondo: tanto Moscú como Pekín defienden la soberanía de los Estados. Ambas potencias son muy reticentes a la aplicación del principio de responsabilidad de protección humanitaria promulgado por la ONU en 2005, que puede llegar hasta la intervención militar. Ya aceptaron de mala gana la reciente intervención occidental en Libia, que para ellos se debía centrar en la exclusión aérea, pero en la que se acabó por atacar a objetivos terrestres.

La responsabilidad recae ahora en la Liga Árabe, a la que no le preocupa tanto el cumplimiento de unos estándares democráticos como la situación de violencia abierta y represión brutal que allí se está viviendo.

El partido único que gobierna Siria es el Baas, en su origen de corte laico y socialista, aunque la dinastía Al Asad convirtió el régimen en una dictadura hereditaria. Los Asad pertenecen a la secta alawi, de la rama chií del islam, mientras que la mayoría del país son suníes, pero llegaron al poder gracias a una alianza con estos últimos. A pesar de ser Siria un país de mayoría suní, los iraníes, que son chiíes, apoyan a Siria por razones estratégicas.

La oposición que se ha levantado contra Bashar Al Assad es de lo más dispar: junto a las personas que aspiran a mayor libertad y mayor democracia se encuentran grupos de radicales islamistas. No es una revuelta popular de sunies contra chiies, sino una revuelta  transversal a las distintas ramas religiosas. Se trata de un descontento generalizado que nace de 40 años de dictadura y de las malas condiciones económicas.

En resumen. Diría que el futuro de Siria se presenta oscuro. Si Al Assad se impone, el país seguirá sometido durante años a una fuerte represión. Podría ser que el movimiento opositor le derribase. En este caso se abriría un proceso político similar al del norte de África. Si los islamistas se hiciesen con el poder, o tuviesen una influencia importante, podrían tomar el camino de la radicalización, pero creo que es más probable que intentaran seguir el ejemplo de Turquía, es decir, un islamismo moderado, que es lo que probablemente pasará también en el norte de África.

La situación en Siria guarda muchos paralelismos con lo que pasó en Libia. La diferencia es que Siria se encuentra en un lugar estratégico, donde se cruzan los intereses de Irán, Israel, Turquía y, de una manera más remota, también de Rusia, EEUU, Europa y China, en un escenario “caliente” por el conflicto árabe israelí.

Israel, por su parte, no tiene ningún interés en un cambio del status quo. Los israelíes no ven ninguna ventaja para ellos en las revoluciones árabes. Desde luego, apoyarían una mayor occidentalización del país, pero ante el temor de un poder islamista en Bagdad, soportan a Al Asad, que es el mal menor. Un periodo de inestabilidad, revolución y cambios en este país no es bueno para Israel, que está centrado en Irán".

Enrique Ayala, General de Brigada en la reserva y experto de la Fundación Alternativas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31