Viernes 02/12/2016.

| Defensa

Defensa

El exmilitar que protestaba en Defensa por su pensión anuncia que volverá a acampar ante el Ministerio

Andrés Merino, el exsoldado de 40 años que tuvo que ser ingresado el martes por la noche tras una semana haciendo huelga de hambre frente al Ministerio de Defensa, ha anunciado su intención de volver a acampar ante la sede del departamento que dirige María Dolores de Cospedal.

Merino, que es padre de seis hijos, llevaba una semana acampado frente a Defensa para reclamar que el ministerio le reconociera que su incapacidad deriva de lesiones producidas en acto de servicio por un accidente de tráfico que sufrió cuando estaba desplegado en Afganistán en 2004.

Debido a su delicado estado de salud tras siete días en huelga de hambre y a las bajas temperaturas que se han registrado en Madrid, el exsoldado fue ingresado el martes por la noche por orden judicial en el Hospital de La Paz de la capital.

La Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) ha informado a Europa Press de que Merino pidió el alta voluntaria poco después de llegar al hospital y se trasladó a Burgos, donde actualmente reside. Este jueves tiene que regresar a Madrid para una revisión médica en el Hospital Gómez Ulla y ha decidido volver a acampar frente al Ministerio de Defensa.

A través de la página de Facebook de la ATME, el exmilitar ha comunicado sus intenciones de retomar su protesta: "Este es un llamamiento a todos los que como yo queréis seguir luchando por que no se repita lo ocurrido y ningún otro compañero tenga que llegar a verse como estoy yo. Volveré a las puertas del ministerio para seguir luchando, invito a todos a que por favor estéis apoyando, pues cuantos más seamos, más ruido haremos. La unidad hace la fuerza, yo estaré, ¿y tu?", explica Merino.

En estos días de protesta, el ex militar ha conseguido recabar el apoyo de Podemos, cuyo secretario general, Pablo Iglesias, comentó el ingreso hospitalario de Merino: "Mi patria es la gente", escribió en Twitter

PENSIÓN "CON ARREGLO A LA LEGISLACIÓN VIGENTE"

Lo que Merino pide a través de su protesta es que Defensa acate la sentencia que el Tribunal Superior de Justicia de Murcia emitió el pasado 16 de mayo, según la cual la lesión del exsoldado se produjo "con posterioridad a su ingreso en las Fuerzas Armadas y como consecuencia del servicio", por lo que reconoce su derecho a "percibir la pensión que con arreglo a la legislación vigente le corresponde con efectos retroactivos".

Un portavoz del Ministerio de Defensa ha explicado a Europa Press que el departamento acata esta sentencia, pero que aún no la ha cumplido porque ha solicitado al tribunal una "aclaración", ya que en la misma no se concreta el grado de incapacidad que se debe aplicar a Merino ni la cuantía de la pensión.

Por tanto, el ministerio está esperando a recibir dicha aclaración por parte del tribunal antes de aplicar la sentencia, pero ha recordado que hace meses se le ofreció a Merino una indemnización de 37.000 euros que él rechazó.

Según las fuentes consultadas en Defensa, esta indemnización, que se le ha vuelto a proponer al exsoldado a consecuencia de su huelga de hambre, es compatible con cualquier tipo de pensión que pueda llegar a percibir en el futuro por su incapacidad. Pero Merino tiene serias dudas acerca de esto, motivo por el cual no ha querido aceptar de momento los 37.000 euros.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31