Domingo 04/12/2016.

| Defensa

Defensa

Panetta, de espía a gestor de dos retiradas militares de bajo coste

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Panetta asume la jefatura del Pentágono entre recortes y planes de retirada Panetta, de espía a gestor de dos retiradas militares de bajo coste

Leon Panetta dejó hoy atrás el mundo de los espías para asumir un puesto que le exigirá la pericia de un cirujano, encargado de cerrar las heridas abiertas en Afganistán e Irak sin hacer más sangre en las maltrechas arcas del Pentágono.

A sus 73 años, el nuevo secretario de Defensa es un veterano político admirado por su eficacia como gestor, de la que hizo gala tanto en el Congreso como al frente del gabinete de Bill Clinton (1993-2001) y, desde 2009, como director de la CIA.

Su unánime aprobación en el Senado, por 100 votos a favor y ninguno en contra, demostró la semana pasada que muchos le creen capaz de estar a la altura de Robert Gates, un hombre que ha llevado la batuta de las Fuerzas Armadas bajo siete presidentes distintos.

De él dependerá el éxito del cierre de los dos capítulos bélicos que Washington abrió esta década, y la definición de un tercero, el de Libia, donde las tropas estadounidenses siguen teniendo un papel clave.

Panetta tendrá sobre la mesa un plan por estrenar, el recién trazado por el presidente Barack Obama para repatriar a 33.000 soldados en Afganistán antes de septiembre de 2012, y otro por rematar: la retirada total de las tropas estadounidenses de Irak, prevista para finales de este año.

Para ello necesitará ser un diestro estratega, pero también un hábil economista, a la hora de decidir cómo y dónde aplicar los recortes de 400.000 millones de dólares ordenados por Obama a lo largo de los próximos doce años.

Serán "decisiones difíciles", como él mismo reconoció en su audiencia ante el Senado, pero cuenta para ellas con su experiencia como director de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca en el Gobierno de Clinton, y como presidente del comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes a principios de los 90.

Su carácter accesible y distendido tampoco estará de más para sortear el sinfín de debates que probablemente le espere en el Congreso, donde los recortes al presupuesto militar enfrentan una amplia oposición republicana.

Del abanico de opciones que Panetta tiene ante sí para reducir el gasto, la más plausible por los expertos es la que recortaría los programas de equipos militares innecesarios o abandonados, en los que el Pentágono ha invertido unos 32.000 millones de dólares desde 1995.

Uno de los ejemplos más citados es el Sistema de Medios de Defensa Áerea Extendida (MEADS, en inglés), pensado para reemplazar el sistema de misiles Patriot, que ha absorbido más de 1.500 millones de dólares en impuestos pese a que el Pentágono lo haya declarado incapaz de cumplir sus objetivos.

Pero también podría verse obligado a aplicar recortes más polémicos, como los que reduzcan la cobertura sanitaria de los empleados o la presencia estadounidense en algunas partes del mundo.

Valorado en la CIA por su "papel clave en el éxito de la misión que hizo justicia con (Osama) Bin Laden", en palabras de la senadora demócrata Kirsten Gillibrand, Panetta toma ahora las riendas de una nueva etapa en la guerra contra el terrorismo que comenzó el 11-S.

Como nuevo titular de Defensa, deberá limar los desacuerdos en torno a la retirada de Afganistán, que despierta el escepticismo de parte del estamento militar, y despejar las dudas en torno a la capacidad de Irak de mantener la estabilidad democrática sin tropas estadounidenses en su suelo.

Además, tendrá que afrentar la creciente oposición en el Congreso a la intervención militar en Libia, que Gates calificó como su mayor desacuerdo con Obama.

Casado, con tres hijos y cinco nietos, Panetta nació el 28 de junio de 1938 en Monterrey (California) y recibió una educación católica en un hogar de inmigrantes italianos.

Graduado en Derecho en la Universidad de Santa Clara, trabajó como abogado hasta iniciar su carrera política, primero del lado republicano en el Gobierno de Richard Nixon (1969-1974) y después en el Partido Demócrata, donde aseguraba buscar un enfoque más centrista y respetuoso con los derechos civiles.

Gracias a su andadura como representante demócrata entre 1977 y 1993, y su posterior trabajo en el gabinete de Clinton, Panetta conoce los entresijos del Gobierno federal como pocos, algo que Obama espera que le sirva para compensar, como ya lo hizo en el caso de la CIA, su escasa experiencia en el terreno militar.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31