Te interesa | Política

La Información

Política

La "cumbre paralela" de Fidel Castro

No participó en el cónclave latinoamericano de la Celac celebrado en La Habana, pero Fidel Castro se convirtió en uno de sus protagonistas con el desfile de mandatarios y personalidades que lo han visitado estos días, en una suerte de "cumbre paralela".
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • La "cumbre paralela" de Fidel Castro La "cumbre paralela" de Fidel Castro EFE

No participó en el cónclave latinoamericano de la Celac celebrado en La Habana, pero Fidel Castro se convirtió en uno de sus protagonistas con el desfile de mandatarios y personalidades que lo han visitado estos días, en una suerte de "cumbre paralela".

Lejos de los focos y en la comodidad de su residencia particular, el líder de la revolución cubana, de 87 años y retirado del poder desde 2006, llevó su propia agenda en estos días y conversó con al menos siete mandatarios y con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Los encuentros trascendieron mediante fotografías y breves reseñas publicadas en medios de comunicación o redes sociales, si bien hasta ahora no se han transmitido vídeos.

En esas imágenes -como en la mayoría de las que se han divulgado en los últimos años- se ve a un Fidel Castro muy envejecido y casi siempre sentado, aunque con aspecto animado, prestando atención a las palabras de sus contertulios y en varias ocasiones sonriente.

En su particular protocolo, el expresidente cubano ha recibido a sus visitantes vestido con camisa de cuadros bajo un chándal, la indumentaria deportiva que se ha hecho habitual durante sus años retiro.

El desfile de visitas comenzó el domingo pasado, cuando la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, acudió a un almuerzo familiar que incluyó a nietos y hasta a un bisnieto de Castro, según ella misma relató en Twitter.

"Me dedicó y firmó fotos que algunos me habían pedido de Argentina. Preciosas", escribió en su cuenta de esa red social Fernández, quien el sábado se convirtió en el primer Jefe de Estado en llegar a Cuba para la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Al día siguiente, Castro abrió las puertas de su casa a la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson Miller, y a la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, con quien habló sobre la inauguración de la terminal de contenedores de la que será la primera Zona Especial de Desarrollo de Cuba, y que cuenta con una sustancial financiación del país sudamericano.

La sede de las entrevistas fue una sala de su residencia, de aspecto cálido, adornada con tallas de madera, muebles de mimbre, plantas de orquídea, una televisión de pantalla plana y numerosos cuadros, algunos con la propia imagen del líder revolucionario.

El martes, mientras su hermano y sucesor en el Gobierno, Raúl Castro, oficiaba como anfitrión de las delegaciones de los 33 países miembros del bloque, Fidel recibía al primer ministro de Santa Lucía, Kenny Davis Anthony, y después nada más y nada menos que a Ban Ki-moon.

La charla con Ban, según la propia ONU, repasó desde la situación en Siria, hasta la de Sudán del Sur y la República Democrática del Congo.

En una instantánea de la reunión, se ve al secretario de Naciones Unidas hablando mientras Castro atiende con interés sentado al lado de su esposa, Dalia Soto del Valle, quien toma apuntes. La foto la firma uno de los hijos de la pareja, Alex Castro.

Tras la enfermedad intestinal que lo puso entre la vida y la muerte en 2006, Fidel Castro ha protagonizado esporádicas apariciones públicas, centrado en la escritura de artículos y libros, en el estudio de temas como biología y nutrición, y atento a plantaciones de árboles moreras y moringas.

A inicios de este año, reapareció en la inauguración de un estudio de arte en La Habana tras meses -desde abril de 2013- sin ninguna actividad pública y menguada publicación de sus artículos en prensa.

Fidel Castro ha encontrado en los últimos años una forma de mantener el contacto con mandatarios y personalidades que llegan a La Habana, mediante reuniones informales en su casa, que nunca figuran en los programas oficiales de esas visitas.

Ayer miércoles, jornada de cierre de la cumbre, fue el día más intenso en la agenda del líder cubano, con encuentros con los mandatarios de Uruguay, José Mujica; de México, Enrique Peña Nieto; de Nicaragua, Daniel Ortega; de Bolivia, Evo Morales; y de Ecuador, Rafael Correa.

Varios de ellos le rindieron honores en sus intervenciones en la cita regional, principalmente sus aliados ideológicos: "El sueño de Fidel está cumplido con Celac", dijo Morales, mientras que Correa citó su definición de revolución ante el plenario.

Las menciones a su figura fueron frecuentes en el foro presidencial, donde también se recordó al fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez.

Al margen de su "cumbre" paralela, Castro no se ha pronunciado de momento sobre el éxito que ha significado la cumbre de la Celac para el régimen comunista de la isla, que lidió con la exclusión diplomática en muchos foros durante los casi 50 años en que él fue presidente.

Kit Buenos Días

La "cumbre paralela" de Fidel Castro Recibe toda la actualidad a primera hora

Enviar
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Síguenos en...

Facebook Twitter Youtube Tuenti
Mapa autonómico de España

Kit Buenos Días

Septiembre 2014
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30