Domingo 15/12/2019.

| Política

análisis te interesa

Política

Un PSC en estado crítico se aleja del nacionalismo

  • El PSC ha pasado de ser el segundo partido de Cataluña a moverse en cuotas de votos realmente bajas.
  • Muchos de sus antiguos votantes se han ido a Ciudadanos y otros, al PP.
  • Ahora, Pere Navarro, su líder, ha decidido cerrar filas y poner fin al flirteo con el independentismo dentro del PSC.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

"Los profesionales del ruido pueden dejar el partido". Esta frase emitida desde la dirección del PSC han marcado un antes y un después dentro del socialismo catalán. El partido se hunde; su posición en medio de la nada les está dejando cerca de la indiferencia social más absoluta. Los más españolistas lo ven muy nacionalista y lo nacionalistas le ven demasiado españolista. El resultado es la irrelevancia política, que es lo peor que le puede pasar a un partido que sabe lo que es el poder y que ahora, horririzado, cotempla como puede perdelo para siempre. Y esto, más allá de las frases altisonantes, duele, duele mucho. Pere Navarro ha tomado cartas en el asunto y ha elegido: mejor de la mano del PSOE que solos hacia el abismo.

Los que se han revelado contra la dirección de Navarro represenan al 25% del partido. Navarro ha animado a los más aventureros a irse. ¿A donde? ERC es un partido asambleísta y en el PSC, inclusos los más díscolos, son gente de gobierno. Además, ERC es independentismo puro y duro. Los catalanistas del PSC tampoco encajan ahí. En resumen, "los profesionales del ruido" no tienen a donde ir. Así, con la fuerza de los hechos, se impone la línea de Navarro, que es mantener la tradicional autonomía del PSC pero sin romper vínculos con el PSOE.

Pero ¿cual es la actual postura de la corriente del PSC crítica con Navarro? Salvador Aragoneses, periodista y profesor universitario, responde: "Unos quieren ir a la cadena humana del día 11, otros quieren votar a favor del derecho a decidir. El partido ha optado por dar libertad. pero esta situación de aparente esquizofrenia no es novedosa. El origen de este grupo catalanista dentro del PSC viene de muy lejos".

Tres socialismos en uno

Aragoneses explica que el PSC es la fusión de tres partidos socialistas distintos. Uno, el Partit Socialista de Catalunya-Reagrupament, era el más catalanista y también el menos importante. Otro era el Partido Socialista-PSOE, que procedía de bases obreristas; aunque tenía muchos seguidores carecía de cuadros y mandos; solo gente del cinturón industrial de Barcelona, gente que sigue siendo su gran masa de votantes. También estaba un tercer partido que no tenía militantes pero sí cuadros dirigentes; era el Partit Socialista de Catalunya-Congrés, cuyos líderes eran Joan Reventós, que ya murió, y Raimon Obiols, que todavía sigue en política en calidad de eurodiputado. Otro líder era Pascual Maragall.

"Reagupament", precisa Aragoneses, "era un pequeño grupo de catalanistas y, ante la potencia del PSC-Congres y del PSOE, se fusionó rápidamente. Los cuadros más significativos y mejor preparados -profesores universitarios y pequeños empresarios- de Congrés son los que han mantenido la unidad del PSC desde 1978 y los que han formado su clase dirigente. Congrés, en su origen, eran marxistas teóricos de la llamada 'gauche divine'. Al principio eran muy de izquierdas; pedían la autogestión de las empresas; un socialismo a la Yugoslavia, con el del marical Tito; por eso perdieron en las primeras elecciones de 1979".

Llegó la hora del poder y las fisuras se cerraron

Aquella derrota trajo la conclusión de que había que aterrizar el discurso, cosa que hicieron. Resultado: a partir de las siguientes elecciones municipales (1983) coparon la mayoría de las alcaldías catalanas. De este modo fue como la cúpula de Congrés se hizo con el control del PSC durante las tres siguientes décadas. Pero el tiempo no trascurre en balde; algunos de los alcaldes del Bajo Llobregat del PSOE se han ido formando y hoy el partido no es tan sencillo de gobernar. Ahora los cuadros del PSOE saben qué es un ayuntamiento y qué es una comunidad autónoma -Montilla es uno de ellos-.

El PSOE siguen siento la corriente que recoge la gran masa de votantes, y justo cuando ya cuenta con cuadros dirigentes propios, tiene que ver como muchos de sus votantes de siempre emigran a Ciudadanos y al PP porque ellos, los socialistas, no sostienen un discurso claramente españolista. La culpa de ello en gran parte la tiene la vieja nomenklatura del PSC-Congrés, que ha pasado de defender posiciones izquierdistas de corte romántico-burgués a un nacionalismo con cierto toque pseudo-independentista.

Ante esta sangría de votantes, hay líderes como la alcaldesa de Hospitalet de Llobregat, Núria Marín Martínez, que están llamando al realineamiento españolista dentro del PSC. Marín ha dicho claramente que los que no comulguen con esta línea, que cojan la puerta y se vayan. Esta es la posición del mismo Navarro, que era alcalde de Tarrasa. En cambio, el alcalde de Lleida, Ángel Ros, y el ex alcalde de Girona, Joaquim Nadal, son de la línea más nacionalista, al igual que Montserrat Tura. El problema es que la mayoría de los votantes descontentos con el insuficiente nacionalismo del partido ya han dado su voto a Convergencia y a ERC.

El PSC ha decidido aliarse con el PSOE

Aragoneses resume así la presente situación del PSC: "Tiene que tomar una decisión aliándose con el PSOE y descolgarse de esta gente, o dejando que ellos de descuelguen. No creo que echen a nadie, pese a que a algunos ya les han multado. Este grupo de militantes y dirigentes son más de nombre que de influencia real. No son una fuerza electoral. No son más del 25% dentro del conjunto del PSC. Además, entre ellos también hay sus disputas. Si el PSOE funcionara bien no habría problemas, pero como va mal no tienen referente claro. Es un partido, el PSC, que esta muy mal, tanto en sus bases como entre sus cuadros. Si hay una elección ahora, el PSC perdería aún más votos, y CIU también lo haría a manos de ERC".

La realidad es que el PSC es un partido con graves problemas de identidad. Ha gobernado muchos ayuntamientos en 35 años de democracia pero ahora que han venido los recortes ya no pueden prometer nada; los presupuestos municipales se han volatilizado. Además, tienen la erosión de haber gobernado 30 años. "Lo que ocurre políticamente en Catalunya es más fruto del desgaste de unos que del mérito de otros", dice Aragoneses.

En cuanto a la cadena humana, Xavier Trías, el alcalde de Barcelona de CIU, ya ha dicho que acudirá. "Trias es el menos independentista de Convergencia pero irá porque ha visto que ahí tendrá una porción de votos. Mas a dicho que no irá, Unió no estará y de los consellers, algunos irán y otros no. La cadena humana se trata de algo folclórico, sentimental. A los nacionalistas les gusta este tipo de danzas y coros, pero no tiene una base políticamente sólida. Lo organiza una asociación y si no fuera por el apoyo de ERC y Convergencia, sería un fracaso", concluye Aragoneses.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31