Sábado 10/12/2016.

| Política

Política

La construcción del Muro, la larga pesadilla berlinesa que Occidente no evitó

La construcción del Muro de Berlín implicó una descomunal logística que no pasó desapercibida al espionaje occidental, como evidencian las 5.000 actas desclasificadas ahora, coincidiendo con el 50 aniversario de aquel 13 de agosto de 1961 en que la ciudad amaneció partida.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La construcción del Muro, la larga pesadilla berlinesa que Occidente no evitó La construcción del Muro, la larga pesadilla berlinesa que Occidente no evitó

La construcción del Muro de Berlín implicó una descomunal logística que no pasó desapercibida al espionaje occidental, como evidencian las 5.000 actas desclasificadas ahora, coincidiendo con el 50 aniversario de aquel 13 de agosto de 1961 en que la ciudad amaneció partida.

Entre el delator desmentido del jefe del Estado y del Partido Walter Ulbricht -"nadie tiene la intención de construir un muro"-, pronunciado el 15 de junio de ese año ante cientos de periodistas, y la noche del 12 al 13 de agosto hubo demasiado despliegue de medios como para burlar al espionaje occidental.

Que la República Democrática Alemana (RDA) pretendía "asegurar" la frontera interalemana era sabido, como lo era que la hasta entonces frágil división entre los sectores occidental y oriental de Berlín era el principal coladero para huir a la Alemania libre.

Desde 1945, tres millones y medio de ciudadanos germano-orientales habían dejado la RDA en dirección al oeste. En los primeros seis meses de 1961 la cifra el número de huidos era de 200.000, con tendencia a incrementarse.

Mientras Ulbricht pronunciaba su desmentido, en las afueras de Berlín se almacenaban kilómetros de alambradas fabricadas a ritmo vertiginoso, toneladas de bloques de hormigón, ladrillos y cemento, como documenta el reportaje de la cadena pública ARD "Geheimsache Mauer" -"Asunto secreto: el Muro"-, emitido estos días.

Miles de efectivos de las fuerzas de seguridad de la RDA llevaban semanas entrenándose para un operativo que arrancó a la una del 13 de agosto con el cierre de las estaciones de metro y ferrocarril.

En cuestión de horas debía "asegurarse" lo que luego sería el trazado del Muro, especialmente los 43 kilómetros que atravesarían la ciudad, del total de 155 que tuvo la llamada "Franja de la Muerte" que encorsetó durante 28 años el Berlín occidental.

"Norman se ha enterado por sus fuentes de Berlín Este que se están tomando medidas para que, entre el 12 y el 18 de agosto, queden cerradas las fronteras entre los sectores", constataba el acta 4.288, con fecha del 11 de agosto de 1968, de la unidad "Flora" de los servicios de espionaje de la Alemania occidental, el BND.

El informe 4.288 es una de las 5.000 actas ahora desclasificadas por el BND, ante el 50 aniversario de la construcción del Muro, y difundidas ahora por los diarios "Süddeutsche Zeitung" y "Berliner Zeitung".

Se trata de los informes compilados por el BND entre 1952 y 1962, centrados en las tensiones entre las potencias ocupantes -aliados occidentales, por un lado, y la Unión Soviética, por el otro-.

"Norman" era el nombre clave del informante en el Berlín Este, donde operaban agentes secretos de todas las potencias implicadas, más las de la Alemania del canciller Konrad Adenauer.

Hasta ahora, se daba por hecho que la construcción del Muro sorprendió al espionaje occidental, así como a Adenauer y también al entonces alcalde de Berlín, el socialdemócrata Willy Brandt.

De los informes de "Norman" se deduce que los servicios secretos del primer canciller de la República Federal de Alemania (RFA) estaban sobre aviso. Cabe la posibilidad de que tal informe no llegara a la mesa de Adenauer, razona "Berliner Zeitung", pero también que la RFA se reconoció impotente y decidió no actuar.

Lo que empezó esa noche con el tendido de alambradas cruzando la ciudad se reforzó luego con bloques de hormigón, ladrillos y cemento aplicados por operarios custodiados por miles de soldados de la RDA.

La población berlinesa despertó ese domingo horrorizada e indefensa, mientras las tres potencias aliadas que "tutelaban" el sector occidental -EEUU, Reino Unido y Francia- dejaban hacer.

Mejor un Muro que una guerra, fue la consigna de John F. Kennedy. Dieciséis años después del fin de la Segunda Guerra Mundial, nadie quería arriesgarse a una nueva confrontación armada.

La RDA reforzó en los meses posteriores su inicialmente frágil construcción hasta convertirla en prácticamente infranqueable y la bautizó con el eufemismo de "Muro de Protección Antifascista".

Al domingo 13 de agosto de 1961 en que Berlín amaneció partida siguieron 10.680 días de división forzada, hasta que el 9 de noviembre de 1989 el portavoz del Politburó, Günter Schabowski leyó un comunicado según el cual la RDA permitía a sus ciudadanos viajar al oeste.

El Muro había caído y berlineses del este y del oeste se abrazaron esa noche, bailando a lomos de lo que durante 28 años fue la Frontera de la Muerte.

Por Gemma Casadevall

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31