Domingo 19/03/2017.

| Política

Política

Las 3 claves del desarme de ETA a la luz de tres de sus 297 crímenes sin resolver

ETA asegura que estará completamente desarmada el próximo 8 de abril. No es su primer anuncio de desarme, pero esta vez ha abierto una expectativas a las que rápidamente se ha sumado el gobierno vasco. El proceso, de llevarse a cabo, plantea tres cuestiones claves. Son éstas:

  • Foto 1 de Sánchez dice que ETA debió entregar las armas hace tiempo y Patxi López cree que la amenaza terrorista queda enterrada

1. La impunidad

A las diez y cuarto de la noche del sábado 6 de septiembre de 1980, ETA asesinaba de un disparo en la cabeza  a Basilio Altuna, capitán de la Policía Nacional, mientras presenciaba un baile en el frontón de Erencuhun junto a un grupo de familiares y amigos. A su funeral no asistió representante alguno del gobierno vasco.

Cometido por la entonces rama político-militar de ETA, es uno de los casi trescientos asesinatos de la banda terrorista que han quedado impunes. Cuando mataron a Altuna, el gobierno de la UCD había comenzado a negociar con Euskadiko Ezkerra la disolución de los polimilis. El crimen no fue investigado. La Audiencia tardó 24 horas en cerrar el caso.

La ETA político-militar se disolvió, sus terroristas nunca reconocieron en público el daño realizado, sus crímenes no se investigaron y fueron reinsertados.

Impunidad. Es el temor que a las víctimas acecha cada anuncio desarme de ETA.

La banda terrorista ha calificado su nuevo anuncio de desarme con “incondicional”. Sin embargo, este sábado, en un auditorio de Biarritz lleno, con la presencia de Arnaldo Otegi y otros destacados dirigentes del mundo proetarra, quedó claro, según puede leerse en la crónica de ‘Gara’, que el nuevo ‘proceso’ de desarme no trata de olvidar u obviar otras cuestiones como la del retorno de lo que denominan “presos, exiliados y víctimas”, que «se pondrán sobre la mesa después de hacer efectivo el desarme», según Michel Berhokoirigoin, uno de esos protagonistas bautizados por la propaganda abertzale como “artesanos de la paz”. Y aunque no quiso hablar de condiciones, Berhokoirigoin sí puso el acento en determinados «principios» que deben regirlo como el que no haya vencedores y vencidos. En ningún momento del cónclave se habló de la disolución de ETA.

Ni Francia ni España parecen dispuestos esta vez a repetir el error que se cometió para disolver a los ‘polimilis’. "Que ETA ponga fin a esto de una vez, que terminen ya, pero no habrá nada a cambio de nada", ha asegurado Mariano Rajoy.


2. Las contrapartidas

La pasada semana se cumplieron 32 años del asesinato de Carlos Díaz Arcocha, el primer jefe de la Ertzaintza, la policía autónoma vasca. Los etarras colocaron una bomba lapa bajo su coche mientras desayunaba en la cafetería de una gasolinera próxima a Vitoria.

Según el testimonio de algunas de las primeras personas que acudieron a socorrerle, la víctima permanecía consciente e incluso hablaba. Los agentes que se encontraban en el interior del mismo bar donde Díaz Arcocha acababa de desayunar lo sacaron del amasijo de hierros y trasladaron inmediatamente a su oficial al Hospital Provincial de Santiago. Ingresó con politraumatismo torácico y abdominal, destrozos con heridas abiertas en glúteos y ambas piernas, y shock hipovolémico, así como respiración agónica. Durante más de media hora los médicos intentaron sin éxito reanimarle con respiración asistida y estimulación cardiaca.

La capilla ardiente se instaló en la academia de la Policía Autónoma. El féretro fue cubierto con una ikurriña, y sobre ella quedó la txapela que usaba el jefe asesinado. No se atendió la petición de la viuda y la madre del asesinado para que también se pusiese la bandera de España, como recuerda su hija Teresa Díaz Bada en 2007 en el documental Corazones de hielo’ de Jorge Martínez Reverte.

El asesinato de Díaz Arocha es otro de los casi 300 sin resolver, más de tres décadas después. Jefe de la policía vasca al servicio del gobierno autónomo vasco. Y aun así, otro crimen impune.

Al menos consiguió que el PNV entendiera este atentado como un salto cualitativo, pues a partir de él legitimó la acción policial contra el terrorismo etarra. Quédense con el dato: 470 personas fueron asesinadas por ETA hasta que el PNV reconoció el papel que las fuerzas de seguridad debían jugar en el combate contra el terrorismo.

El lehendakari Urkullu ha pedido “altura de miras” a los gobiernos de Francia y España tras otorgar credibilidad al nuevo desarme anunciado por ETA. Entiende el PNV que a los dos gobiernos les tocará después mover ficha y acabar con la dispersión de los presos etarras.


3. Las pruebas incriminatorias

El 30 de julio de 2009 la banda terrorista ETA asesinaba en Palma de Mallorca, mediante una bomba-lapa en los bajos de un todoterreno de la Guardia Civil, a Carlos Enrique Sáenz de Tejada y Diego Salvá, de 27 y 28 años.

El entonces lehendakariPatxi López, escribió en su blog una advertencia clara para los terroristas: "Que se preparen ahora para el más frío invierno de sus vidas". Casi ocho años después, se desconoce quién o quienes pusieron la bomba que mató a los dos jóvenes agentes.

No estamos hablando de un atentado de los años del plomo, cuando las víctimas podían alcanzar casi el centenar al año y las fuerzas de seguridad apenas daban abasto con las investigaciones. Carlos y Diego son las dos últimas víctimas del largo historial sangriento de ETA en territorio español. Desde entonces, ETA no ha vuelto a matar, pero las familias de los dos jóvenes siguen sin conocer quién les robó la vida.

En un comunicado oficial, el ministerio de Interior francés ha advertido ante el anunciado desarme de ETA que «estas armas y explosivos constituyen pruebas de las investigaciones en curso», por lo que «solo la autoridad judicial está habilitada para hacerse cargo de ellas». Y añade: «Toda manipulación de estas piezas podría entorpecer el curso de la justicia y el esclarecimiento de la verdad».

Alfredo Pérez Rubalcaba, exministro de Interior, conoce el paño y, tras el anuncio de ETA, escribió en las redes sociales: "Habrá que ver qué es lo que lo que entrega y, sobre todo, si lo que entrega es todo lo que tiene o se guarda algo"

¿Qué va a entregar ETA realmente? Los expertos de la lucha antiterrorista creen que la banda no cuenta con un inventario completo de sus arsenales. Se desconoce la ubicación de una parte de ellos, los más antiguos, porque sus coordenadas se han perdido por operaciones policiales o porque sus responsables ya no son capaces de recordar el lugar exacto del escodinte. ETA cree que otros zulos están controlados por las fuerzas de seguridad y los da por perdidos. El tercer grupo lo componen los arsenales más recientes, en los que se ocultan, principalmente, las pistolas que robaron en 2006 en una armería de la localidad francesa de Vauvert. Los terroristas se hicieron con 410 armas, de las que les quedarían 280, según los servicios de seguridad galos.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Marzo 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31