Sábado 10/12/2016.

| Política

Último 'cara a cara' en el Congreso

Política

Zapatero y Rajoy, a palos hasta el penúltimo segundo

  • Ambos líderes se lanzan dardos en el último ‘cara a cara’ en el Congreso; el líder popular ataca con el paro y el presidente le reprocha su inacción política.
  • Rajoy califica de “herencia envenenada” los cinco millones de parados, y le da siete lecciones anticrisis.
  • Zapatero le dice que los ciudadanos quieren “líderes que ofrezcan algo, no solo ataquen”.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • El paro centra hoy el último duelo en el Congreso entre Zapatero y Rajoy
  • Zapatero dice que no se va satisfecho y Rajoy le reprocha la herencia envenenada

El micrófono se bajó antes de que Rajoy pronunciara sus últimas palabras hacia Zapatero en el Congreso. En ese momento, el líder del PP le deseaba “buena suerte” en el futuro.  Pero el hemiciclo no pudo oír esa despedida cordial, después de más de minuto y medio de duros reproches, con el paro como base de los ataques. 

Los cinco millones de desempleados, calificados por el líder popular como “la herencia envenenada” del presidente, constituyeron el eje del discurso de Rajoy. Una intervención en la que el líder popular le dio siete lecciones anticrisis. Pero Zapatero no rebajó el tono, y aprovecho su réplica para golpear con una crítica recurrida: la falta de propuestas del dirigente popular.

Improvisación, mal diagnóstico, falta de previsión, mentiras sobre la situación de la economía… Fueron algunas críticas de Rajoy a la política económica del Ejecutivo, unos reproches que reunió en siete lecciones para el futuro:

-Un buen diagnóstico y no engañar sobre la economía

-Gobernar con un buen plan. Hay que evitar las ocurrencias, rectificaciones e improvisaciones.

-No hay que generar falsas expectativas.

-Las previsiones sobre empleo o la evolución de la economía deben ser razonables.

-No se debe gastar lo que no se tiene.

-En economía, hay que hacer reformas, y no vivir de la inercia.

-No se puede gobernar solo por decreto ley.

Rajoy habló varias veces del paro. Le recordó a Zapatero que deja dos millones y medio más de desempleados que cuando empezó a gobernar. También, que se marcha con 250.000 millones más de deuda, la renta en niveles de 2004 y “recortes sociales y una gran desconfianza en la economía española".

Zapatero respondió a la severidad de Rajoy, primero, entonando el  ‘mea culpa’. Se siente “responsable” del paro, y no está “nada satisfecho” con las cifras de la economía. Pero aludió a la “responsabilidad” de su Gobierno para aprobar las reformas ante la peor crisis “desde hace 80 años”, lo que ha supuesto “un combate durísimo”. Y tras la defensa, pasó a la ofensiva, con esta advertencia al líder popular: “La inmensa mayoría de los ciudadanos quieren responsables políticos, líderes que ofrezcan, no solo ataquen, y den confianza y futuro a España”.

Por cierto, que el presidente aprovechó sus últimos segundos en la cámara, para lanzar un mensaje de apoyo a Alfredo Pérez Rubalcaba. Un guiño al candidato socialista, pero sin nombrarle.  Al hablar de líderes que den confianza, acabó la frase con “eso es lo que tendremos en el futuro inmediato”.

Pero hubo un punto en el que ambos líderes coincidieron: en la confianza de que la economía española saldrá de la crisis. Así, Rajoy, tras la lluvia de reproches, proclamó su convencimiento de que España "es un gran país" que superará la situación. También Zapatero expresó “su confianza” en el país y en su capacidad para combatir la crisis.

El duelo duró poco, no más de tres minutos, pero fue intenso por el contenido de los ataques, y frío en las formas.  Rajoy sólo tuvo que pronunciar paro y “herencia envenenada” para mermar cualquier justificación del presidente. Por eso Zapatero, como contraofensiva, optó por atacar al PP donde le duele, su inacción política.

Tras contestar a Rajoy, Zapatero abandonó el hemiciclo. Y lo hizo entre los aplausos de la bancada socialista en pie, y acompañado por Rubalcaba. Se marchó deprisa, en menos de diez segundos.

Ya fuera del salón de plenos, Zapatero agradeció a Rajoy su "cortesía”, y su "confianza plena" en el futuro de España.

Hoy,  el presidente había admitido a su llegada al Congreso que sentía "nostalgia" por la que iba a ser su última sesión de control.  Entró en el salón de plenos con su amigo y portavoz del PSOE en la cámara José Antonio Alonso. Y salió con Rubalcaba.

 

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31