Lunes 21/08/2017.

| Política

Política

Sarkozy avanza propuestas electorales pero sigue sin declararse candidato

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, avanzó algunas de las propuestas de su programa para las presidenciales de abril-mayo, como una profunda reforma de las subvenciones de desempleo, pero evitó declararse oficialmente candidato a la reelección.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, avanzó algunas de las propuestas de su programa para las presidenciales de abril-mayo, como una profunda reforma de las subvenciones de desempleo, pero evitó declararse oficialmente candidato a la reelección.

"El momento se acerca", aseguró Sarkozy en una entrevista que el próximo sábado publicará el semanal "Le Figaro Magazine" bajo el elocuente titular "Mis valores para Francia" y cuyo contenido se adelantó hoy.

El presidente reivindicó su derecho a anunciar su candidatura oficial lo más tarde posible, para poder dedicarse en pleno a su labor al frente del país, aunque confesó que está "reflexionando" sobre la forma en la que se postulará.

Pero a dos meses y medio de la primera vuelta que tendrá lugar el próximo 22 de abril, y adelantado en todos los sondeos por el socialista François Hollande, Sarkozy comenzó a desvelar las líneas maestras de lo que será su programa.

"Trabajo, responsabilidad y autoridad", serán los ejes de su propuesta, los mismos que le llevaron al Elíseo hace cinco años, cuando logró presentarse como el candidato de la ruptura pese a haber estado en el Gobierno de forma casi ininterrumpida durante el quinquenio anterior.

Sarkozy defendió las medidas adoptadas durante su mandato, pero reconoció que "queda mucho por hacer" y trató en todo momento de diferenciarse de las propuestas anunciadas por Hollande.

En materia económica, desveló tres medidas esenciales, como la reforma de las negociaciones colectivas, una "revolución" en el cobro del subsidio de desempleo y la mejora de la competitividad empresarial mediante la bajada de los impuestos societarios compensados con una subida del impuesto del valor añadido.

Para afrontar estas reformas, Sarkozy se mostró dispuesto incluso a convocar referendos si no hay consenso entre los interlocutores sociales.

En la relación entre empresarios y trabajadores, Sarkozy propondrá una negociación en el seno de cada empresa, con el fin de dar una mayor flexibilidad a las sociedades para que puedan adaptarse a los ciclos económicos.

"Esa flexibilidad favorecerá a la economía francesa y a los trabajadores, que se beneficiarán de un incremento de la competitividad", indicó.

Con el mismo objetivo, Sarkozy propondrá que parte de los impuestos que actualmente pagan las empresas recaigan en los consumidores a través de una subida del impuesto del valor añadido, cuyo tipo máximo pasará del 19,6 % actual al 21,2 %.

Pero la gran "revolución" que prepara consiste en convertir el subsidio de desempleo en una paga a cambio de formación obligatoria.

"Al término de esa formación, que será obligatoria, el parado estará obligado a aceptar la primera oferta de empleo correspondiente al oficio para el que ha sido formado", dijo.

Sarkozy negó que tenga prevista ninguna subida de impuestos "oculta", aparte de las anunciadas, y llamó "mentirosos" a quienes prometen volver a la edad mínima de jubilación a los 60 años, pocos meses después de que su Gobierno la situara en 62.

En políticas sociales, Sarkozy se situó en el extremo opuesto al candidato socialista, al declararse en contra del matrimonio homosexual y de la eutanasia.

En el primer caso, el presidente lo descartó porque abre la puerta a la adopción.

Además, "en tiempos revueltos no creo que haya que embarullar la imagen de esta institución social esencial que es el matrimonio", indicó.

Sobre la eutanasia, Sarkozy descartó cambios legislativos que "pueden derivar en desbordamientos peligrosos" contrarios a su "concepción de la dignidad del ser humano".

La ley actual "es perfectamente equilibrada y fija el principio del respeto a la vida", dijo el presidente, quien agregó que para los casos particulares "hay que dejar espacio al diálogo entre el enfermo, su familia y los médicos".

Por otro lado, Sarkozy aprovechó un discurso en la central nuclear de Fessenheim, a orillas del Rin, para marcar distancias con Hollande en política energética.

Mientras que el candidato socialista apuesta por una reducción paulatina del peso de la energía atómica, el presidente conservador asegura que la mantendría y afirmó que no cerrará este reactor, el más antiguo del país, abierto en 1977.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Agosto 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31