Domingo 24/09/2017.

| Política

un discurso centrado en la economía

Política

Rajoy será investido con la eterna incógnita de sus ministros

  • La reducción del déficit marcará la primera etapa de su legislatura.
  • Se esperan profundas reformas en legislación laboral, en el sistema financiero y en las administraciones públicas.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Mariano Rajoy saluda a Gallardón y González Pons en el Congreso de los Diputados Getty

Rajoy inicia el lunes el protocolo de investidura que le convertirá en el sexto presidente de la reciente democracia española. Se espera, como hasta ahora ha demostrado en las pocas ocasiones en que ha hablado en público tras las elecciones, un discurso sobrio, de estadista, centrado en la que será la prioridad de la primera etapa de su legislatura: reducir el déficit. 

Rajoy hará un llamamiento a la responsabilidad y al esfuerzo de todos los españoles para afrontar la difícil situación económica que atraviesa España, con el convencimiento de que sólo se puede salir con el trabajo de todos y emprendiendo las reformas necesarias para ello. En esta línea, Rajoy trasladará a los ciudadanos el mensaje de que para salir de la crisis hay que afrontar determinados ajustes, aunque algunos impliquen "medidas no gratas".

Poca precisión y grandes líneas

Su discurso incluirá las grandes líneas y los objetivos que marcarán su Gobierno, pero no irá al detalle. De hecho, no se espera una referencia a una cifra que no sea la de los 5 millones de parados que arrastra España y el 4,4% del déficit que debe cumplir a finales del próximo año.

Rajoy ha insistido en las últimas semanas en que no puede anunciar ninguna decisión hasta que no tenga el cuadro macroeconómico, con los datos definitivos del déficit de 2011 y una previsión real del crecimiento para 2012.

El dato del déficit es fundamental para cifrar los recortes en el gasto público que tendrá que hacer en 2012: "Si el déficit es del 6% son 16.000 millones de recorte; por cada punto extra son 10.000 millones más", explicó esta semana.

En cualquier caso, sí volverá a definir las prioridades de sus reformas: el mercado laboral, el sistema financiero y la Administración. Aunque no entrará en el detalle de cada una de ellas, sí marcará los objetivos generales con los que considera que debe cumplir.

El futuro del presidente del Gobierno ya ha explicado que la reforma que considera más urgente es la de la legislación laboral, que ya ha activado con contactos con los agentes sociales, a los que ha emplazado a que le presenten un acuerdo una vez finalicen las fiestas de Navidad, después del día de Reyes.

Rajoy también ha estado recopilando información y opiniones sobre la reestructuración del sistema financiero y que podría incluir la creación de un 'banco malo' que absorbiese los activos considerados 'contaminados', principalmente procedentes del mercado inmobiliario.

Por lo que se refiere a la reforma de la Administración, el líder del PP ya ha anunciado su intención de crear un grupo de trabajo para reflexionar sobre el modo de eliminar duplicidades y alcanzar la meta de que una misma competencia no sea asumida por varias entidades.

Y desde el Hemiciclo también hará un llamamiento al resto de Administraciones, ya que considera que su papel es clave en el control del gasto público y la austeridad. Uno de sus primeros compromisos tras ganar las elecciones fue precisamente convocar a todas las comunidades autónomas para "una reflexión compartida sobre la forma de afrontar coordinadamente las exigencias de esta grave situación".

Por otra parte, también se espera que Rajoy desvele cómo se organizará su Gobierno, tal y como explicó que haría el pasado 6 de diciembre durante la celebración por el día de la Constitución. En esta intervención podría esbozar la estructura de su Ejecutivo, aunque no se conocerá quién estará al frente de cada Departamento hasta el próximo miércoles, una vez jure o prometa su cargo ante el Rey.

Hasta ahora Rajoy no ha querido dar pistas ni de la estructura de su Gobierno ni de los nombres que lo conformarán y ha insistido en que nadie sabe "absolutamente nada" y quien diga lo contrario está simplemente especulando.

No obstante, se sabe que está estudiando una reducción en el número de Ministerios en al menos dos y también se está barajando la posibilidad de separar en carteras diferentes Economía y Hacienda.

Como ya ha avanzado Rajoy, su discurso estará centrado en la economía, ya que, como ha reiterado, es el mayor problema que tienen los españoles y será la principal preocupación de su Gobierno. Por ello, las fuentes consultadas no tienen claro si inicialmente hará alguna referencia a otras cuestiones como la del fin del terrorismo, que tendrá que gestionar desde La Moncloa.

Los nombres que le acompañarán

Nadie espera que Mariano Rajoy vaya a desvelar los nombres de las personas con las que formará Gobierno, ni tampoco la gran incógnita del Ministerio de Economía. Las quinielas barajan nombres cercanos al presidente, como Soraya Sáenz de Santamaría, Alberto Ruiz Gallardón, Ana Pastor, Miguel Arias Cañete o Cristóbal Montoro como ministrables, aunque la cartera que ocupará cada uno sigue siendo un misterio.

Fuentes cercanas al PP hablan de una significativa reducción de ministerios, de la posible recuperación del Ministerio de Agricultura y del desdoblamiento de Economía y Hacienda. De momento no son más que hipótesis.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30