Sábado 25/11/2017.

| Política

discurso de investidura

Política

Rajoy se moja más de los esperado y más que Zp en sus dos discursos de investidura

  • Rajoy ha comenzado el discurso siendo fiel al estilo de Zapatero: ha recordado a las víctimas del terrorismo y ha dado fe de su voluntad de dialogo y  de cooperación con las distintas fuerzas políticas.
  • El futuro presidente del Gobierno ha explicado en qué situación se encuentra España y hacia dónde vamos.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Las palabras del discurso de Rajoy
  • Las palabras del discurso de Zapatero de 2008
  • Las palabras del discurso de Zapatero de 2004

Tras el discurso de investidura que acaba de pronunciar Mariano Rajoy analizamos y comparamos sus palabras y sus propuestas con las que dio el por ahora presidente en funciones José Luis Rodríguez Zapatero en sus discursos de investidura del año 2004 y 2008.

Mientras Rajoy pone encima de la mesa algunas propuestas que nadie esperaba como  trasladar las fiestas al lunes más cercano, en los discursos de Zapatero encontramos medidas más etéreas en las que falta concreción.

“Tendremos que reducir en 16.500 millones de euros el desfase entre ingresos y gastos. Este será nuestro primer objetivo”. Esta ha sido la primera frase contundente y específica del discurso de investidura de Mariano Rajoy. Los diputados han tenido que esperar hasta 15 minutos para empezar a escuchar las medidas concretas del presidente del Partido Popular. Antes, Rajoy ha sido fiel al estilo de Zapatero y ha comenzado su discurso recordando a las víctimas del terrorismo y dando fe a su voluntad de dialogo y cooperación con las distintas fuerzas políticas. Un talante ya conocido de la época socialista.

Mariano Rajoy ha sido innovador en su discurso. Ha explicado a todos los ciudadanos cual es la situación actual del país. Antes de anunciar dónde vamos, ha explicado dónde estamos. No ha escatimado en datos, entre ellos ha dado especial importancia al del desempleo. Ni en el discurso del año 2004 ni en el de 2008 José Luis Rodríguez Zapatero hizo un balance de la situación actual de España. Solo en 2008, Zapatero hizo un llamamiento reiterado a la población, hasta ocho veces seguidas llegó a pedir la confianza de los españoles para afrontar la situación de “desaceleración” que señalaba por aquella fecha. Sin embargo, en los tres discursos los dos presidentes han insistido en las cualidades de España para afrontar las situaciones difíciles. Rajoy, en sus palabras ha ido más allá y ha señalado que la España que conocíamos no será la del futuro.

Tras un diagnostico exhaustivo de la situación actual. Mariano Rajoy ha pasado a detallar una a una las políticas que va a desarrollar. La urgencia de la situación económica pone en el ojo del huracán la estabilidad presupuestaria. Esta idea no es nueva. En 2004, José Luis Rodríguez Zapatero ya resaltó la idea de sanear las cuentas públicas “para poder mejorar los servicios públicos y con ellos, la calidad de vida de los ciudadanos”. Eran otros tiempos, la economía aún estaba saneada y no era una de las prioridades inmediatas. Esta propuesta era la tercera prioridad de Zapatero. En 2008, el presidente en funciones hablaba de superávit y resaltaba que este hecho nos iba a permitir “absorber el impacto que una menor actividad en la economía pudiera tener sobre los ingresos públicos y el aumentos de unos gastos ligados a la protección social sin necesidad, ni de subir impuestos, ni de imponer recortes sociales”.

El sector financiero ha ocupado la segunda prioridad de Rajoy. De esta manera ha señalado: “Es necesario culminar de forma efectiva el proceso de saneamiento del sector financiero”. Una idea que no tuvo cabida en ninguno de los dos discursos de su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero. Por aquellos años, el sector financiero no suponía ningún problema para la economía del país o del mundo. Sin embargo, durante la segunda investidura de Zapatero España ya estaba sumida en la crisis económica mundial y entonces, el presidente del Gobierno solo hablaba de “desaceleración económica” y de la “crisis de Estados Unidos”.

La Administración Pública está en el punto de mira del popular, Mariano Rajoy. Basándose en la idea: “Una administración, una competencia”, el presidente del PP ha anunciado medidas austeras pata el sector público y aumentando su eficiencia mediante la eliminación de las duplicidades. Los problemas de la administración no son nuevos. En 2008 Zapatero pedía la confianza del Congreso para que ésta fuera más eficiente y que estuviera al servicio de los ciudadanos para resolver los problemas de agilidad.

Rebaja de la deuda

Rajoy, en este aspecto se ha mantenido fiel al 100% a su programa electoral y ha señalado que establecerá criterios para que el nivel de la deuda se sitúe en el 60% en 2020. Además fijará en un 4% el déficit estructural en el conjunto de las Administraciones Publicas. Estas medidas se sumarán a un congelamiento de las ofertas de empleo público en algunos sectores y a la supresión de los organismos autónomos,  agencias y otras entidades públicas.

Empleo

El paro, ha centrado gran parte del discurso de Mariano Rajoy. Desde el inicio ha mostrado su preocupación por el escandaloso número de personas que se encuentran en esta situación. Para hacer frente a este problema, Rajoy ha explicado estas medidas entre otras: “Fomentar la eficiencia del mercado de trabajo. Abordar los costes que para nuestra economía suponen los ‘puentes’, de manera que se trasladaran las fiestas al lunes más cercano, con la excepción de aquellas fechas de mayor arraigo social. Garantizar los derechos de los trabajadores y reforzar los mecanismos de control y prevención, para evitar los comportamientos abusivos y absentismo laboral injustificado. Impulsar medidas de conciliación de la vida laboral, personal y familiar, incluyendo el desarrollo del teletrabajo.  Planes específicos de reinserción laboral para aquellos trabajadores que decidan reincorporarse tras un período prolongado de inactividad por atención a la familia”. Nunca el empleo había sido un problema tan grande como al que se va a enfrentar Mariano Rajoy. Jose Luis Rodríguez Zapatero ya destacó medidas en este ámbito aunque bien diferente. En 2004 promovía subir el salario mínimo interprofesional hasta los 600 euros. En 2008 aumentaría esta cuantía en 800 euros. Sobre la creación de empleo en 2008, Zapatero recogía la frase “pleno empleo” como propuesta para su segunda legislatura.

Rajoy también se ha acordado de la alta tasa de desempleo en los jóvenes. De esta manera ha apuntado que se bonificara al 100% a las cotizaciones de la Seguridad Social durante el primer año en el caso de la contratación de menores de 30 años que accedan a su primer empleo.

Emprendedores

Los emprendedores también han sido protagonistas de otra parte importante del discurso de Rajoy. El PP llevara a cabo un ley en los próximos tres meses en las que se definirá un marco fiscal de apoyo a los emprendedores, PYMES y autónomos. Además establecerá un procedimiento de compensación automática similar al de la cuenta corriente tributaria para cualquier tipo de deuda reconocida por una Administración Pública. Modificar el régimen del IVA para que autónomos y PYMEs no tengan que pagar el impuesto hasta que efectivamente se haya efectuado el cobro de las facturas correspondientes y mantendrá el tipo superreducido en la adquisición de vivienda, únicamente si se trata de la vivienda habitual y con un límite en su precio de adquisición”.

Los emprendedores recibirán una ayuda fiscal al empleo por un importe de 3.000 euros por la contratación del primer trabajador. Una  medida concreta que nadie tiene que ver con los dicho por Zapatero en 2008 sobre este sector de la población: “La innovación, Señorías, es el único camino para garantizar la competitividad de nuestra economía y hoy disponemos de una generación de emprendedores tecnológicos que están en disposición de actuar como líderes del cambio empresarial en nuestro país y en el resto de economías mundiales”.

Vivienda

En el tema de la vivienda, Zapatero decía en 2008 “Se reducirá la carga fiscal de la rehabilitación de vivienda y la facilitación de la ampliación del plazo de la hipoteca, sin coste adicional, para las familias en situación de especial dificultad”.  Una idea que ya pronunció en 2004. En su primer discurso, Zapatero anunció la construcción de 180.000 viviendas accesibles para las familias españolas. En este caso, el líder popular  ha señalado que una de las principales urgencias es que se vendan los inmuebles terminados que están en las manos de las entidades financieras. Además, ha señalado que se mantendrá el tipo superreducido en la adquisición de vivienda, únicamente su se trata de la vivienda habitual y con un límite en su precio de adquisición.

Bienestar social

“La España del futuro dependerá de nuestro sistema educativo”. Esta ha sido la primera frase del líder de los populares sobre el aparatado de bienestar social. En este aspecto, Rajoy ha señalado que mejorará la educación obligatoria gratuita, promoverá un bachillerato de tres años,  promoverá el bilingüismo de español-inglés en todo el sistema educativo, establecer un nuevo sistema nacional de acceso a la función docente y apostar por la innovación y la excelencia. Este tema ha sido muy comentado y desarrollado por todos los gobierno de la democracia. En 2008 Zapatero decía que quería una España “volcada en la educación de los jóvenes y volcada en la investigación y abierta a la innovación”. Para esto anunció una intensificación en el capital humano y en el presupuesto para esa  área. En 2004, la educación formaba parte de una de los cinco ejes del PSOE, en el destacaba el desarrollo económico sustentado en la educación.

La sanidad ha ocupado un lugar importante para Mariano Rajoy, respecto a esta cuestión. El presidente electo ha llamado a los partido políticos, a los profesionales implicados ya las administraciones públicas ha llagar a un pacto por la Sanidad. En los discursos anteriores de Zapatero, la Sanidad apenas fue pronunciada. En ambos discursos se apelaba al derecho a una sanidad pública para los ciudadanos.

Sobre las pensiones, en 2004 el gobierno socialista anunciaba una subida progresiva de las pensiones mínimas hasta “alcanzar un incremento por cuantía equivalente a los 4.000 millones de euros. No habrá campaña propagandística; habrá, simplemente, pensiones más dignas”. En 2008, repetía la misma idea: “Es también mi compromiso para la Legislatura aumentar las pensiones mínimas de jubilación con cónyuge a cargo hasta los 850 euros al mes y hasta los 700 euros las pensiones de viudedad para mayores de 65 años”. En este sentido, Rajoy se ha limitado a destacar que “la única partida de gasto que se va a ver modificada al alza es la de las pensiones. Todas las demás partidas son susceptibles de una reducción a la baja”.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30