Viernes 17/11/2017.

| Política

Política

Rajoy actualizará pensiones, quitará puentes y frenará el uso abusivo del paro

- Su compromiso es reducir el déficit durante 2012 en 16.500 millones - Asegura que empezará por "lo más difícil": frenar la sangría del paro
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

- Su compromiso es reducir el déficit durante 2012 en 16.500 millones

- Asegura que empezará por "lo más difícil": frenar la sangría del paro

Llevaba semanas guardando silencio y soportando las críticas hacia su programa electoral -"ambiguo", para muchas fuerzas políticas-. El lunes, durante el debate de investidura, Mariano Rajoy habló, y lo hizo para detallar una larga lista de medidas destinadas a cumplir con el objetivo de déficit exigido por la UE. Entre tanta austeridad, su discurso sacó a la luz un único compromiso de gasto: la revalorización de las pensiones a partir del 1 de enero. El futuro Presidente también confirmó que pasará los festivos a los lunes para evitar los llamados 'macro puentes', una iniciativa que ya había pedido la patronal de los empresarios (CEOE).

Su discurso de investidura estuvo centrado, por tanto, en la economía y muy especialmente en la austeridad, algo "necesario" para superar el escenario "sombrío" y "desolador" al que se enfrenta el país. Para convencer de ello, Rajoy recordó los datos macroeconómicos que soporta España y las previsiones para los próximos meses, y se comprometió a mantener "una rigurosa justicia" en el reparto de los esfuerzos, que empezarán, según dijo, por el propio Gobierno.

Con esta fórmula, el futuro presidente espera apartar "los nubarrones" y "asegurar una plaza" en el nuevo escenario internacional que se abra tras la crisis, aunque comparó esa ambición con la tarea "ingrata" de "esos padres que se las ingenian para dar de comer a cuatro con el dinero de dos".

Tanto el símil como la lista de medidas anunciadas se podrían resumir en sangre, sudor y lágrimas. Y es que la única medida que supondrá un incremento de gasto será la revalorización de las pensiones, un compromiso electoral que cumplirá, según indicó, el próximo 1 de enero de 2012.

Antes de eso, el nuevo Ejecutivo tendrá la oportunidad de tomar sus primeras decisiones en el Consejo de Ministros del próximo viernes, en el que se prorrogarán los Presupuestos Generales del Estado. Los nuevos se presentarán en el Congreso antes del 31 de marzo de 2012.

Al margen de eso, el contenido de ese primer Consejo de Ministros es, todavía, un misterio, aunque el discurso de investidura de Rajoy ha dejado claro cuáles serán las prioridades. Una de las primeras leyes en llegar a la Cámara baja será la de Estabilidad Presupuestaria, en la que se desarrollará la reforma constitucional que PP y PSOE pactaron este verano.

En concreto, la nueva normativa contemplará una reducción progresiva del nivel de deuda, de forma que en 2020 se haya descendido en un 60%. En ese año, el conjunto de las Administraciones públicas deberán tener, como máximo, un déficit estructural global de un 0,4%. La efectiva inclusión de estos objetivos en la Constitución supondrá el cumplimiento del compromiso recientemente asumido con la UE, durante la cumbre de Bruselas.

"En esta política de contención del gasto a la que los compromisos de estabilidad nos obligan, entendemos que el mayor esfuerzo no puede recaer en los ciudadanos, sino que tiene que provenir de las Administraciones Públicas", aseguró Rajoy.

Esta promesa se traducirá en una reestructuración de la Administración, con privatizaciones y la supresión de organismos autónomos, agencias y otras entidades públicas. También se reducirán gastos y se llevará "a cero" la reposición de personal del sector público, salvo en el ámbito de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los servicios públicos básicos.

Pese a esos recortes en la Administración Pública, Rajoy anunció la recuperación del Ministerio de Agricultura, otra de sus promesas electorales. El nuevo departamento será el encargado de crear una 'Estrategia Nacional' para defender los intereses españoles en este ámbito ante la Unión Europea.

LA REFORMA LABORAL, PRIORITARIA

Junto al cumplimiento de déficit, la otra gran prioridad para Rajoy será la creación de empleo, fomentando la innovación y mejorando la competitividad. A su juicio, reducir la tasa de paro es "lo más importante" en este momento, aunque también "lo más difícil".

Por ello, será necesaria una amplia reforma laboral en la que ya trabajan los sindicatos y la CEOE. "Nuestro deseo es hacerla desde el acuerdo con los agentes sociales, pero nuestra convicción es que esta reforma hay que hacerla cuanto antes".

Y por si ese consenso no se alcanzara, Mariano Rajoy ya tiene varias alternativas. Para empezar, pretende modificar la estructura y los contenidos de la negociación colectiva, de modo que cada materia se negocie en un ámbito territorial óptimo. Asimismo, primará la resolución extrajudicial de los conflictos que se puedan producir.

En su discurso, también ha mostrado su intención de "suprimir" las prejubilaciones "salvo en circunstancias muy excepcionales", y poner fin a "la práctica abusiva" que supone hacer de la prestación por desempleo en los últimos años de vida laboral "un mecanismo" de "prejubilación encubierta". No obstante, el líder del PP ha aclarado que no tiene pensado subir la edad de jubilación, fijada actualmente en los 67 años. "No voy a cambiar la ley", ha dicho.

La otra gran medida anunciada no ha sonado nueva: Rajoy propone "racionalizar" el calendario laboral abordando los costes de los 'puentes', de manera que se trasladen las fiestas al lunes más cercano "con la excepción de aquellas fechas de mayor arraigo social". Una concesión a la CEOE, que ya había propuesto esta iniciativa.

En general, la política que llevará el nuevo Gobierno en materia laboral tendrá como un objetivo muy claro: evitar "una generación perdida", un reto para el que se impulsará un Plan de Empleo Juvenil para personas de hasta 30 años. El proyecto incluirá "incentivos" a las empresas que ofrezcan un primer empleo, entre ellos la bonificación al 100% a las cuotas de la Seguridad Social durante un año. Estas empresas recibirán, además, una ayuda fiscal con importe de 3.000 euros.

Pero las que más beneficiadas serán, junto a los autónomos, las pymes, que contarán con varias ayudas fiscales, como por ejemplo, el retraso del pago del IVA hasta que se haya efectuado el cobro de la factura. Con esta iniciativa, Rajoy quiere premiar a los más innovadores para conseguir un país más competitivo. Su proyecto incluye, de hecho, una Ley de Apoyo a los Emprendedores, que se enviará al Congreso en los primeros tres meses del año.

La otra reforma que será inevitable será la del sistema financiero, aunque de esta Rajoy no ha dado tantos detalles. El líder del PP se ha limitado a anunciar nuevas fusiones, un cambio en el sistema del Banco de España y el saneamiento de los balances de las entidades financieras mediante la venta de los inmuebles que posean.

Un plan al que todavía le faltan detalles, pero que augura un papel muy difícil para el PP en esta X Legislatura. Rajoy es, por el momento, muy prudente, pero también optimista. "Soy muy consciente de que no me enfrento a un escenario de halagos y lisonjas", dijo para terminar, pero "yo no he llegado a este momento para cosechar aplausos, sino para intentar resolver problemas".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30