Martes 05/12/2017.

| Política

Política

Rajoy se reúne con May antes de que la UE decida si pasa a la segunda fase del Brexit

  • A los Gobiernos autonómicos les preocupa el impacto del Brexit en el turismo
  • Casi 18 millones de turistas británicos visitaron España en 2016

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, viajará este martes a Londres para reunirse con la primera ministra británica, Theresa May, solo 10 días antes de que se reúna el Consejo Europeo y decida si autoriza el inicio de la segunda fase de las negociaciones para el Brexit.

Ese encuentro se produce un día después de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y la 'premier' no hayan conseguido cerrar un acuerdo sobre las bases de divorcio del Brexit, pero han asegurado que sigue siendo posible cerrarlo antes de la cumbre europea y confían en lograrlo.

"A pesar de todos los esfuerzos y los avances significativos que nosotros y nuestros equipos han hecho en los días pasados, hoy no ha sido posible lograr un acuerdo completo", informó Juncker este lunes en una rueda de prensa junto a May, ofrecida al término del almuerzo que ambos han mantenido en Bruselas.

Un día después de la reunión entre May y Juncker

Por tanto, Rajoy será el primer jefe de Gobierno europeo que verá a May en Downing Street después de que ésta se reuniese con Juncker y con el del Consejo, Donald Tusk, para buscar, sin éxito, una fórmula para que el Brexit no suponga volver a una 'frontera dura' entre Irlanda e Irlanda del Norte.

En los últimos días ya estaba claro que éste iba a ser el último escollo para que los 27 decidan pasar de la primera fase de las negociaciones (las condiciones del divorcio) a la segunda (la relación futura).

Los medios británicos han dado por hecho un principio de acuerdo sobre la 'factura' que tendrá que pagar Londres por marcharse: entre 45.000 y 55.000 millones de euros. En cuanto a los derechos de los ciudadanos, el Gobierno español ve cercano el acuerdo a falta de algunos detalles.

Interesados en un buen acuerdo

Según Moncloa, dada la cercanía del encuentro bilateral de Rajoy y May con la reunión ordinaria del Consejo Europeo de los días 14 y 15 de diciembre, es previsible que las discusiones se centren en esa cumbre europea, que tiene "especial importancia, ya que podría constatar el progreso suficiente en la primera fase de las negociaciones del Brexit".

El Ejecutivo de Mariano Rajoy es uno de los más interesados en que se logre un buen acuerdo, porque las relaciones entre los dos países son estrechísimas y el comercio bilateral ha ido aumentando gradualmente en los últimos años. En 2016, las exportaciones españolas a Reino Unido ascendieron a 19.153 millones, mientras que las importaciones fueron de 11.184 millones, resultando un saldo de la balanza bilateral favorable a España.

Desde el punto de vista de la inversión, Reino Unido es el principal destino inversor, con un stock en 2015 de 82.007 millones y el segundo inversor en España, con un stock de 44.620 millones.

Además, casi 18 millones de turistas británicos visitaron España en 2016, lo que supuso un crecimiento del 12,4% respecto al año anterior. A ello se suman los 300.000 británicos que viven oficialmente en España y los 130.000 españoles registrados allí, entre ellos 5.000 científicos.

A los dos países les interesa, por ejemplo, negociar un acuerdo aéreo que no deje "en el suelo" a los aviones de IAG (resultante de la fusión de British Airways e Iberia) cuando Reino Unido deje de formar parte del espacio aéreo europeo, tal como señalaba, gráficamente, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, en una conferencia reciente.

"De cara a los próximos meses, hay muchos asuntos que nos gustaría tratar, como la automoción, la agricultura, la aviación. Y el resultado final queremos que sea un acuerdo que funcione para todos", escribe este lunes en 'El Mundo' el embajador británico en España, Simon Manley.

A los Gobiernos autonómicos les preocupa el impacto del Brexit en el turismo, en las exportaciones y en los ciudadanos. Además del acceso a la sanidad o al empleo, está el hecho de que, o se firma un acuerdo bilateral, o los británicos perderán su derecho a votar y ser votados en más elecciones municipales el 29 de marzo de 2019, dos meses antes de la siguiente cita electoral.

Lo que no estará en la agenda, según avanzó el pasado viernes el ministro portavoz, Iñigo Méndez de Vigo, es el futuro de Gibraltar. Según dijo, la Comisión Europea ya dejó "meridianamente claro" que el Peñón saldrá de la UE con Reino Unido y que los acuerdos que se alcancen con Londres solo se aplicarán en la colonia si así lo acuerdan antes Reino Unido y España.

Otros asuntos de política internacional

Además, este jueves 7 de diciembre está previsto que el negociador jefe de la Unión Europea, el francés Michel Barnier, realice una visita de trabajo a Madrid para reunirse con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, según ha adelantado Moncloa.

Aparte de hablar del Brexit, está previsto que Rajoy y May analicen los resultados de la cumbre social de Gotemburgo celebrada el pasado 17 de noviembre, asuntos de política internacional como la situación en Rusia, Ucrania y Venezuela, y cuestiones de la agenda bilateral como las relaciones en materia de turismo, comercio e inversión, según ha informado el Ejecutivo.

Desde el punto de vista de la política nacional, Rajoy viaja a Londres en el inicio de una campaña electoral, la de las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña, en las que quiere volcarse. Justo este lunes la encuesta preelectoral del CIS ha pronosticado que los partidos independentistas perderán la mayoría absoluta.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31