Sábado 19/10/2019.

| Política

Política

Dos posibles finales al pulso político (con rehenes) entre Sánchez y Rajoy

El Partido Popular podría estar pergeñando un plan B, si todo le falla, para forzar elecciones sin ir a la investidura. Se trataría de autodisolver las Cortes, como ocurrió tras el Tamayazo de Madrid de 2003. La otra opción es la del “reblandecimiento”: pegarle al PSOE como a un pulpo hasta que, in extremis, acepte un acuerdo. Un tipo de negociación que recuerda a la que llevaron a cabo republicanos y demócratas en Estados Unidos por el techo de gasto en 2011. Entonces, como ahora, con la economía como rehén.


El Partido Popular podría estar pergeñando un plan B, si todo le falla, para forzar elecciones sin ir a la investidura. Se trataría de autodisolver las Cortes, como ocurrió tras el Tamayazo de Madrid de 2003. La otra opción es la del “reblandecimiento”: pegarle al PSOE como a un pulpo hasta que, in extremis, acepte un acuerdo. Un tipo de negociación que recuerda a la que llevaron a cabo republicanos y demócratas en Estados Unidos por el techo de gasto en 2011. Entonces, como ahora, con la economía como rehén.

La primera opción: emular el Tamayazo

¿Por qué Mariano Rajoy no dice, se le pregunte como se le pregunte, si va a ir a la votación de investidura? Porque quizá planee no hacerlo, como última opción. Se le insiste en que debe, porque se lo ha pedido el rey Felipe VI y porque así se pone en marcha “el reloj de la democracia”. Y, sin embargo, hay otra posibilidad.

Si no hay Gobierno, una declaración del Congreso podría disolver las Cortes”, apuntó el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, en una entrevista en ABC, porque “al final es el Parlamento el soberano”, el que decide en última instancia.

Es lo que se conoce como "autodisolución de las Cortes". Ya ha ocurrido, a nivel regional eso sí, y la fórmula fue validada por el Consejo de Estado. El problema: el propio Parlamento tendría que estar de acuerdo.

En 2003, tras el presunto transfuguismo de dos diputados del PSOE (Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, que no acudieron a votar) se coartó el gobierno de coalición que pretendía el socialista Rafael Simancas junto a Izquierda Unida, con dos escaños por encima del PP. El fracaso propició una resolución de autodisolución del Parlamento de la Comunidad de Madrid. En esas elecciones posteriores al Tamayazo, Esperanza Aguirre consiguió superar en escaños a la suma de la izquierda. Desde entonces, Aguirre ocupó el sillón de la Puerta del Sol durante nueve años.

Hay alguna diferencia: entonces, el Consejo de Estado consideró que la falta de candidato con apoyos era igual a una investidura fallida. En este caso podría considerarse que sí hay candidato, Rajoy, tras haber aceptado el encargo del rey.

Segunda posibilidad: Victoria por “reblandecimiento”

Pregunta de los periodistas: “¿Está tratando de reblandecer al PSOE?”

Respuesta de Mariano Rajoy: “Podrían reblandecerse antes, y perderíamos menos tiempo. En esa operación, la de reblandecimiento, es en la que estoy”.

En cualquier negociación extrema, lo importante no es lo que se dice, sino lo que finalmente se acuerda. Es de esperar que, de todo lo que se escucha estos días intensísimos, casi todo se lo termine llevando el viento y se llegue a un acuerdo de última hora.

At the eleventh-hour”, dicen los estadounidenses, una hora antes de que toquen las campanas de las doce de la noche. De este tipo de pulsos saben mucho al otro lado del Atlántico. La versión más extrema llegó en el verano de 2011. En medio de la peor crisis financiera que se recuerda en décadas, con Grecia a punto de quebrar y España dando señales de desmoronamiento, republicanos (que controlaban la Cámara de Representantes, uno de sus dos órganos legislativos) y los demócratas (con mayoría en el Senado) llevaron al país a un enfrentamiento político de tal magnitud  que la agencia de calificación Standard and Poors les quitó la máxima nota. Los conservadores no querían elevar el techo de gasto, sobre todo presionados por un grupo de rebeldes del Tea Party. Al final cedieron, pero sólo en los minutos finales, poco antes de que el país se declarara en suspensión de pagos técnica.

Algo parecido podrían estar intentando los dos partidos principales de España. Llevar al coche hasta el borde del precipicio, y saltar sólo al final, consiguiendo las mejores condiciones, sean cuales sean. Todo aceptable y común en la Historia de las negociaciones. Siempre que se salte a tiempo.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
Etiquetas:

Kit Buenos Días

Octubre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31