Sábado 17/08/2019.

| Política

Política

Sánchez desafía a Díaz y apela a Iglesias y Rivera para formar gobierno

  • Acusa a Podemos y Ciudadanos del bloqueo político por sus vetos cruzados

Un domingo que no invitaba al optimismo, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha lanzado un llamamiento personal a Albert Rivera y Pablo Iglesias para sopesar un gobierno alternativo al de Mariano Rajoy. "Que lo piensen de verdad. Que lo piensen bien", ha reclamado el mismo día que todas las encuestas publicadas, a una semana de los comicios en Galicia y el País Vasco, pronostican un descalabro socialista en ambas regiones.

En la gallega, el PSOE sería sobrepasado por las Mareas; en las tres provincias vascas, los socialistas perderían gran parte de su representanción, que podría quedar reducida a la mitad. "En democracia el futuro no está escrito", ha respondido Sánchez.

De confirmarse estos resultados el próximo 25-S, la situación del secretario general del PSOE quedará muy debilitada en la batalla interna que viene desarrollándose por el liderazgo del partido. De ahí que Sánchez esté apurando sus posibilidades de fraguar una alternativa a Rajoy que le salve de situación tan comprometida.

"Incluso aquel que no tiene otra cosa cuenta con tiempo", escribió Baltasar Gracián. Y esa es la baza que viene jugando Sánchez desde que fue aupado a la secretaría general con escaso convencimiento por quienes lo facilitaron. Es el único secretario general o candidato que no ha dimitido tras una derrota electoral. Acumula ya dos. Pero está dispuesto a jugar sus cartas hasta que el tiempo se le agote.

La apelación personal que este domingo ha lanzado a Rivera e Iglesias es un paso más en ese juego sobre el que el PSOE andaluz ya le advirtió que era un "engaño" a los ciudadanos: aritméticamente posible, pero políticamente inviable. Además de estar vetado por la resolución del comité federal de enero pasado, que decidió situar al PSOE en la oposición. "Con 85 diputados no se puede gobernar", recordó Susana Díaz el pasado miércoles.

[Lee aquí: Susana Díaz estrecha el cerco a Sánchez]


Desoyendo avisos y mandatos

Desoyendo mandatos y avisos, Sánchez ha pedido tanto a Pablo Iglesias como a Albert Rivera "que lo piensen bien" y tomen la decisión correcta. Tres han sido los pilares ofrecidos por Sánchez para ese gobierno de coalición: acabar con la corrupción, empleo digno y lucha contra la desigualdad. Lo ha hecho sin postularse para encabezarlo, pero recordando que PSOE, Podemos y Ciudadanos "suman" los escaños suficientes para hacerlo posible.

A su juicio, Rivera e Iglesias tienen ante sí la ocasión de "desterrar" al PP, de enviarlo a la oposición, por lo que es "importante que asuman sus responsabilidades" y olviden los "vetos cruzados" con los que bloquean "el cambio político en este país".

El líder de Ciudadanos ha descartado cualquier posibilidad de formar mayoría junto a Podemos. Y el de Podemos insiste que la alternativa es posible desde la izquierda, para lo que necesitarían además el apoyo de los independentistas catalanes o la abstención del Ciudadanos, también descartada por Rivera.

Todo la buena disposición que ha mostrado con Ciudadanos y Podemos se ha convertido en reiterado rechazo al PP. Sánchez mantiene su "no" a Mariano Rajoy porque lo ve incapaz de encabezar el "gobierno limpio, social, dialogante y creíble". El líder socialista ha negado que el problema sea una cuestión personal suya y ha asegurado que el "adversario" del PSOE "no tiene nombres ni apellidos", sino que son las políticas que aumentan la desigualdad y limitan el empleo, cerrando de esta forma la puerta a la hipótesis que algunos socialistas han insinuado de pasar del 'no' a la abstención si el PP cambia de candidato.

Sánchez ha declarado que el PSOE ejerció su responsabilidad al "reconocer que el PP había ganado las elecciones" y al no interferir en sus negociaciones, con posterioridad fallidas, para formar gobierno, pero ha afirmado que "la responsabilidad del Partido Socialista está con sus votantes" y que jamás apoyarán aquello que quieren cambiar.

"Abstenerse no es apoyar al PP bajo ningún concepto", argumentó Guillermo Fernández Vara la semana pasada antes de que Ferraz se lanzara contra él y suscitara después una ola de adhesión con el presidente extremeño que agrupó a Susana Díaz, Rubalcaba, Chacón y Madina, entre otros.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31