Viernes 21/06/2019.

| Política

Política

El Parlamento Vasco avanza en la reforma de la ley de víctimas policiales en una accidentada votación

Un error de E-Podemos, subsanable en la votación definitiva, propicia el rechazo de un artículo clave para la seguridad jurídica del texto

El Parlamento Vasco ha aprobado el grueso del dictamen sobre la reforma de la Ley de reparación de víctimas de abusos policiales, una modificación impulsada por el PNV y el PSE-EE para zanjar las dudas sobre la constitucionalidad de la Ley original, aunque un error de Elkarrekin Podemos en las votaciones, subsanable en el debate definitivo en pleno, ha supuesto el rechazo de un artículo del texto que podría resultar clave para evitar que la norma sea recurrida ante el Tribunal Constitucional.

El dictamen ha sido aprobado por la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento, cumpliéndose así el trámite previo a la aprobación definitiva, por parte del pleno, de esta reforma de la Ley de reconocimiento y reparación de víctimas de vulneraciones de derechos humanos en el contexto de la violencia de motivación política en la Comunidad del País Vasco entre 1978 y 1999.

Aunque lo previsible era que la votación de este jueves no deparara novedad alguna, dado que los grupos ya habían dejado clara su postura en las fases anteriores de la tramitación del texto, un error de Elkarrekin Podemos en las votaciones ha motivado el rechazo del primer artículo de la reforma, que incluye una de las claves para garantizar la constitucionalidad del texto y evitar que, tal y como hizo el Gobierno del PP con la ley anterior, la norma sea recurrida ante el Tribunal Constitucional.

El artículo en cuestión establece que las vulneraciones de derechos humanos sufridas por las personas que deseen acogerse a esta ley "se podrá acreditar mediante la aportación de resolución judicial o administrativa que reconozca la realidad de unos hechos ilícitos o subsidiariamente, en su defecto, por cualquier medio de prueba admisible en derecho, sin que sea preciso que haya existido un proceso judicial previo".

JURISDICCIÓN PENAL

En todo caso, en este artículo se precisa que "la acreditación a que se refiere el presente apartado no podrá desconocer lo ya resuelto por la jurisdicción penal". Este último matiz puede resultar determinante para evitar que la norma sea recurrida en un futuro, dado que uno de los principales motivos por los que el Gobierno de Mariano Rajoy anunció en su día la impugnación del texto original, fue que la ley invadía, a su entender, competencias exclusivas de los órganos judiciales.

El artículo en el que se incluye esta salvaguarda para dotar de garantías jurídicas a la reforma ha sido rechazado con los votos de EH Bildu, el PP y Elkarrekin Podemos. El voto en contra de la coalición soberanista y el PP era previsible, dado que la primera ya había anunciado que, aunque se abstendría ante el grueso de la Ley, iba a rechazar este artículo. En el caso del PP, este grupo ha votado en contra de todos los apartados del dictamen.

No obstante, Elkarrekin Podemos, que tenía previsto abstenerse an la votación de este artículo y de la práctica totalidad de la ley, ha votado en contra de este apartado del dictamen, lo que unido a los votos de EH Bildu y el PP, ha supuesto el rechazo del mismo.

De esa forma, el dictamen aprobado este jueves por la Comisión de Derechos Humanos no recoge una de las principales salvaguardas para dotar al texto de seguridad jurídica. En todo caso, el carácter provisional del texto hace que el error de Elkarrekin Podemos --que ha reconocido su equivocación y su voluntad de corregirla-- pueda ser subsanado en el debate definitivo de la reforma en el pleno del Parlamento Vasco, en el que el PNV planteará de nuevo que se incluya el artículo rechazado este jueves.

"UN PASO MÁS"

En el transcurso del debate, el parlamentario del PNV Iñigo Iturrate ha subrayado que esta norma es "un paso más" en el reconocimiento y reparación de las víctimas de abusos policiales, y que, dados los "condicionamientos" políticos y constitucionales, es "la mejor ley posible".

Por su parte, Jule Arzuaga (EH Bildu) ha mostrado la "decepción" de su grupo con la reforma, al considerar que no dota de las mismas garantías de reconocimiento y reparación a los damnificados de abusos policiales respecto a las que ya existen para otras víctimas.

No obstante, ha explicado que su grupo no vota en contra del grueso de la ley para no poner en peligro las medidas que, aunque "menguadas", incluye para mejorar la situación de este colectivo.

"INTERPRETACIÓN RESTRICTIVA"

Desde Elkarrekin Podemos, Pili Zabala ha afirmado que la reforma es "un paso adelante", pero ha lamentado la "interpretación restritiva" sobre esta materia que ha realizado el Tribunal Constitucional.

La parlamentaria del PSE-EE Rafaela Romero ha defendido la ley, pese a que "a algunos les parezca poco y a otros, demasiado", al considerar que es el mejor camino posible para avanzar en esta materia con "garantías" jurídicas.

Por parte del PP, Carmelo Barrio ha afirmado que hay que buscar "fórmulas" para compensar a las víctimas de este tipo de vulneraciones de derechos humanos, aunque ha señalado que esto se ha de hacer mediante "procedimientos que no vulneren la Constitución".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Junio 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30