Lunes 20/11/2017.

| Política

Política

El PSOE denuncia un recorte de 1.300 trabajadores en los centros penitenciarios desde la llegada de Rajoy al Gobierno

Heredia pide cuentas al Ejecutivo y quiere saber si este descenso está relacionado con el incremento de agresiones a funcionarios

El número de trabajadores de los centros penitenciarios españoles se redujo en casi 1.300 personas en los cinco primeros años del Gobierno de Mariano Rajoy, según ha reconocido el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria al diputado socialista por Málaga Miguel Ángel Heredia, quien ya ha anunciado que va a pedir cuentas al Gobierno por este recorte porque sospecha que puede estar relacionado con el incremento de las agresiones que sufren las personas que trabajan en las cárceles.

En concreto, entre diciembre de 2011 y el mismo mes de 2016, el número de personas que trabajan en las cárceles ha pasado de 24.911 a 23.626, es decir, ha caído en 1.285, con una reducción media de 250 por año. El mayor recorte se ha producido entre los funcionarios (ahora hay 21.162, 1.040 menos que a finales de 2011) mientras que los laborales han pasado de 2.709 a 2.464, un recorte de 245 puestos.

Heredia señala que en algunas cárceles un único funcionario tiene que supervisar a un máximo de 70 internos que comparten un mismo módulo. Y a ello hay que añadir una circunstancia más, el envejecimiento de la plantilla de Instituciones Penitenciarias, en la que más del 66% supera los 45 años y la mitad está por encima de los 50 años.

Según Heredia, este recorte en efectivos ha provocado que centros penitenciarios como el de Málaga II, ubicado en Archidona, que está terminado desde hace años siga sin abrirse. Con más de 100.000 metros cuadrados es uno de los centros más grandes de España y ha costado 100 millones de euros, pero sigue sin fecha de apertura y, aún sin funcionar acumula unos gastos de 1,6 millones de euros tras tres años vacía.

ARCHIDONA, CERRADA SIN PRESOS

El diputado malagueño recuerda que la apertura de este centro penitenciario depende únicamente de plantilla --se calcula que se necesitan 500 funcionarios y 100 laborales para abrirla--. "Le ocurre como al aeropuerto de Castellón, éste es un aeropuerto sin aviones, y Málaga II es una cárcel sin reclusos".

En este contexto, Heredia va a plantear al Gobierno una batería de iniciativas parlamentarias para conocer los motivos de este recorte de la plantilla y saber si puede tener relación con el elevado número de agresiones que sufren los funcionarios por parte de los presos.

Además, planteará si el Gobierno tiene previsto un Plan para recuperar cuanto antes los casi 25.000 trabajadores que había en 2011, lo que permitiría además rejuvenecer la plantilla y pedirá conocer si hay más centros en la misma situación que el de Archidona.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30