Sábado 25/11/2017.

| Política

Política

PP vasco advierte a Urkullu de que no apoyará sus presupuestos para "aventuras que acerquen a Cataluña"

Alonso insta al lehendakari a ser "responsable y respaldar la democracia española en este momento porque es su obligación"

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha advertido al lehendakari, Iñigo Urkullu, que su formación ofrece "estabilidad en el Parlamento vasco" y le ha permitido la aprobación de los Presupuestos vascos, pero no le respaldarán "para ninguna aventura o ruptura, para posiciones que puedan acercar a lo que pasa en Cataluña".

En un acto del PP para conmemorar '40 años de democracia' en España, desarrollado en el Kursaal de San Sebastián, en el que también han participado el vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, y el presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, Alonso ha exigido, además, a Urkullu "responsabilidad" y que "respalde a la democracia española en este momento porque es su obligación".

El líder de los populares vascos ha reconocido la "sombra de preocupación" que supone el "intento de demoler la democracia" que se da en Cataluña, fruto de la "combinación de un movimiento nacionalista con uno populista" y, frente a ello, ha emplazado a los jeltzales a hablar "con claridad".

"Es el nacionalismo y el populismo, y van juntos. Sobre una gran mentira buscan destruir, romper la unidad de la nación y nuestro régimen de libertades. Eso ocurre en Cataluña y algunos no quieren que solo ocurra allí, sino utilizarlo como palanca para reventar el régimen democrático de 1978 en toda España", ha afirmado. A su juicio, ése es el "intento y el desafío" de independentistas y populistas, frente al cual los demócratas deben tener "actitud firme".

Asimismo, ha indicado que en Euskadi existe un nacionalismo en el poder ocupando las instituciones, y también "radicales que todavía justifican posiciones violentas y que son la segunda fuerza política", en referencia a EH Bildu.

"Y tenemos también populistas, los de Podemos, que son la tercera fuerza y quieren liquidar la democracia. Y tenemos una asamblea nacional vasca, Gure Esku Dago, incipiente, que está montado todo. Solo hace falta que los ingredientes se unan y, si lo hacen, vamos al mismo desafío y peligro que se está sufriendo en Cataluña", ha descrito.

Según ha subrayado, la responsabilidad del PP es "impedir que esos ingredientes se puedan mezclar en el País Vasco" y, por ello, ha reclamado a los dirigentes del PNV que sean "responsables". "Exijo a Iñigo Urkullu que sea responsable y que aleje cualquier situación de riesgo sobre Euskadi, que respalde a la democracia española en este momento porque es su obligación", ha solicitado.

De este modo, ha reclamado que haya en Euskadi "gobernantes que digan las cosas de verdad y, si en privado ya dicen que Puigdemont es un loco y esto es un disparate, que lo diga en publico".

En este contexto, ha recordado que el PP vasco ofrece "estabilidad y la moderación en el Parlamento vasco", y ha permitido la aprobación de los presupuestos. "Yo le doy la mayoría para que trabaje a favor de una sociedad abierta, pero no se la vamos a dar para ninguna aventura o ruptura, para posiciones que nos puedan acercar a lo que pasa en Cataluña. Es lo que con justicia podemos exigirles", ha advertido.

DIÁLOGO Y MODERACIÓN

El dirigente del PP ha defendido que para construir la convivencia hay que entender que, pese a las diferencias, "formamos parte de una misma identidad cívica que es la que garantiza nuestros derechos, la Ley, que es la de ser ciudadanos libres" en el conjunto de España y de Europa, así como acometer, "un extraordinario esfuerzo de diálogo" con el que piensa distinto y ser "factor de moderación y de estabilidad".

Sin embargo, ha criticado que en Cataluña, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, "no quiere dialogar". "No hay ningún diálogo democrático por ninguno de los cauces que pueden garantizar los derechos de los demás y allí las minorías son pisoteadas, sus garantías y derechos no existen", ha censurado. "Se ha pisoteado absolutamente la libertad y la posibilidad de diálogo democrático" y el Parlamento catalán "está cerrado", ha incidido.

Alonso ha destacado además que frente al "cúmulo de mentiras y de despropósitos" en Cataluña, el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, tiene "las ideas claras", algo que da "total tranquilidad", adoptando "una medida proporcional a la gravedad de los hechos que estamos enfrentando y de lo que puede pasar también en otros sitios, para evitar la ruina de una sociedad" que está "fracturada", optando por "no abandonar a los catalanes a su suerte".

ETA

En su intervención, Alonso ha afirmado también que "defender la libertad es defender la convivencia" y ha recalcado que en Euskadi se ha sufrido mucho y aún hay "serios interrogantes por delante".

Tras recordar que el pasado viernes se cumplió el sexto aniversario del anuncio de ETA de cese de la violencia en lo que fue la asunción de "una derrota incondicional", ha valorado que los terroristas "no lograron nada porque la democracia fue firme".

"El PP, en las causas importantes cuando está en juego la libertad, está ahí", ha resaltado, para añadir que el homenaje del pasado viernes en Bilbao a los empresarios vascos era "necesario", ya que "resistieron en las peores condiciones".

En este contexto, ha indicado que el PP quiere, "tras 40 años de terrorismo que han dejado una herida épica que no ha cerrado", un proyecto de "recuperación de aquellas oportunidades que nos arrebataron".

"Un lugar donde no haya duda del relato de lo ocurrido, que hubo víctimas y verdugos. Que no haya justificación al intento de imposición totalitaria a través de un proceso de limpieza ideológica", ha denunciado.

Asimismo, ha subrayado que es necesaria la "recuperación de la convivencia", así como desarrollar un "proyecto de una tierra abierta en la que se respete la ley y se atraiga talento". "Para construir ese mundo es necesario hacer un esfuerzo de diálogo con quien piensa distinto", ha añadido.

"NO PUEDE HABER EMPATE"

Por su parte, Borja Sémper ha afirmado que el "recuerdo" del terrorismo de ETA y la "división" de la sociedad vasca constituye "un muro de contención frente al contagio" de lo que acontece en Cataluña, pero también ha advertido de que "se puede saltar sin el apoyo y el respaldo de algunos partidos políticos, si el PNV sigue coqueteando con el populismo y con el secesionismo".

Además, ha sostenido que en "este conflicto y enfrentamiento no puede haber empate, como no podía haberlo entre ETA y el Estado de derecho". "No puede haber empate entre quienes quieren dividir y poner una supuesta identidad particular por encima del bien común, de los valores europeos y de los valores que representa la Constitución española y para que no haya empate nos tenemos que posicionar todos", ha subrayado.

A su juicio, no hay empate posible entre la civilidad y el Estado de derecho y la radicalidad y el enfrentamiento de ciudadanos, ni entre las ideas más reaccionarias del siglo XIX y del XXI".

Finalmente, ha sostenido que el PP tiene "la razón del Estado de derecho y de la convivencia, del imperio de la Ley y de los valores constitucionales y europeos" en esta "batalla" y, por ello, "ganaremos también a quienes "quieren romper y dividirnos".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30