Sábado 23/03/2019.

| Política

Política

PP acusa a PSOE de usar Acuamed para pagar campañas electorales y la empresa dice que todo pasó por concurso público

El director general de la empresa apunta que hubo más inversión para difundir que el agua desalada no era perjudicial ni las plantas eran problema para la población.

El portavoz del PP en la comisión que investiga la financiación de partidos en el Senado, Luis Aznar, ha señalado este jueves que los gastos desproporcionados en publicidad de la empresa publica Acuamed en 2007 y 2008 fueron a parar, presuntamente, a costear las campañas electorales del PSOE que se celebraron en esos años. Los responsables de la empresa han argumentado que todo pasó por concurso público.

Además, Aznar ha apuntado a la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, como "responsable de la trama", ya que ella era la ministra de Medioambiente en esos años.

Durante la comparecencia ante la comisión de Adrián Baltanás, quien fuera director general del Acuamed en esos años, el portavoz popular le ha preguntado por los gastos en publicidad de esta empresa durante 2007, que ascendieron de manera muy significativa con respecto a años anteriores. Baltanás lo ha justificado recordando que en ese momento se daba un debate social sobre las bondades de la desalinización del agua, y puesto que Acuamed se dedicaba a ello, debía hacer un esfuerzo de inversión en comunicar que ni el agua desalada era perjudicial ni las plantas que se pretendían construir eran un problema para la población.

El responsable en esa época de la relaciones institucionales de Acuamed, Joan Navarro, quien ha comparecido también este jueves, ha reforzado ese argumento señalando que durante ese periodo la empresa desarrolló la mayor inversión en obras de la legislatura por lo que se requerían acciones informativas hacia los usuarios, y ha calificado de "normales" los esfuerzos económicos en esa materia.

Aznar ha puntualizado que en 2007 el gasto en publicidad de Acuamed (Aguas de las Cuencas Mediterráneas) fue de 7,5 millones, y ha añadido que esa cifra contrasta con los gastos en ese concepto en 2005, cuando ascendieron a 500.000 euros. La cifra de 7,5 millones supone el 75% de los ingresos de Acuamed, algo que provocó, siempre según Aznar, "que la cuenta de resultados pasara de estar equilibrada a presentar pérdidas en 2007".

Baltanás lo ha justificado aludiendo repetidas veces a la necesidad de informar a la población para contrarrestar los "disparates" que se lanzaban desde determinadas administraciones, y también porque existía una serie de empresas en plena expansión internacional que veían en peligro su imagen de marca por dichas manifestaciones. En esa época el debate político enfrentaba a los que abogaban por el trasvase del Ebro con los que se decantaban por las plantas desalinizadoras en la costa mediterránea.

A esto Aznar ha respondido que según un informe de la Intervención General del Estado sobre Acuamed, ese fuerte gasto en publicidad no guarda relación con el objeto social de la empresa pública, por lo que "esas campañas eran anormales e irregulares".

Sobre este punto, el responsable de comunicación, Navarro, ha matizado que la Intervención también dice en ese informe que Acuamed debía desarrollar actividades complementarias y preparatorias de las obras planificadas, y ha añadido que las acciones informativas fueron aprobadas "con criterios técnicos" y pasaron por la aprobación del consejo de administración de la empresa, con presencia de la Abogacía del Estado. A esto, ha sumado que las cuentas fueron verificadas por una auditoría interna en la que participaba la Intervención General del Estado.

EMPRESAS ADJUDICATARIAS Y GASTOS EN PUBLICIDAD

Además de esos gastos en publicidad de Acuamed, Aznar ha explicado que las empresas adjudicatarias de la construcción de desaladoras, como el caso de Acciona con la de Torrevieja, aportaban también el 1% del total de contrato para esa campañas de información. Baltanás ha explicado que la asociación Aedir (formada por empresas con intereses en la desalinización) era la que se encargaba de tratar con las empresas para ese tipo de contratos, y ha negado conocer cómo se articulaban los acuerdos, pero los ha desvinculado de Acuamed.

No obstante, sí que ha reconocido una vez más que había inquietud entre las empresas adjudicatarias por la mala prensa que recibía la desalización de agua y por cómo le podría afectar esto en los mercados internacionales donde competían por otros contratos.

Aznar le ha recordado entonces que según informes de la Guardia Civil, las empresas depositaban sin contrato de por medio esas cantidades para que "las gestionara nadie sabe quién, para no se sabe qué". A esto, Baltanás ha respondido que ese extremo estaba firmado por Aedir y la empresa de publicidad Bassat Ogilvy.

Sobre este asunto, Joan Navarro ha apuntado que el sector de la desalinización decidió en la época impulsar una campaña que pusiera en valor las plantas desaladoras ante la alarma social que existía, y que Acuamed, como miembro de Aedir, decidió apoyar esa campaña.

Además, Navarro ha añadido que Acuamed ponía a disposición de la asociación los medios técnicos en materia de comunicación y realizaron un envío de una carta "pública y transparente" a las empresas para que participaran en la campaña. En este punto ha desligado, al igual que hiciera Baltanás, a Acuamed de la gestión de la financiación de la campaña.

DESALADORA DE TORREVIEJA Y CRESPO GOMAR

Al igual que en sesiones anteriores de la comisión, ha salido a relucir la construcción de la desaladora de Torrevieja, y Aznar les ha expuesto tanto a Baltanás como a Navarro que el técnico responsable de Acuamed para esa planta acabó dimitiendo porque había sobrecostes que no quería firmar. En concreto, les ha recordado la reclamación que hacia Acciona de 1,5 millones que había depositado "en concepto de publicidad".

Al respecto, Navarro ha comentado que entra dentro de la normalidad que las empresas revalúen costes a cierre de obra, pero que ese gasto que reclamaba Acciona nunca se llegó a pagar desde Acuamed. Por su parte, Baltanás ha matizado que esa reclamación se hizo cuando él ya no estaba en la empresa, pero ha aseverado que en su época nadie jamás se comprometió a esa compensación.

En cuanto a los distintos contratos que la empresa pública firmó con la empresa de publicidad Crespo Gomar (ligada según ha apuntado Aznar a la financiación irregular del PSOE valenciano), ambos comparecientes han señalado que esos contratos pasaron por concurso público de adjudicación y que las campañas contratadas se realizaron.

Con la sesión de este jueves termina la ronda de comparecencias después de que se iniciara en julio de 2017. El siguiente paso del órgano será el de recibir las conclusiones de los grupos, previsiblemente sólo las del grupo popular. El jueves 28 de febrero se convoca a los grupos a una última sesión para examinar y, en su caso, aprobar las conclusiones de la Comisión. De esta manera, las conclusiones serán aprobadas antes de que se disuelvan las Cortes y serán publicadas en el Boletín Oficial.

En esta comisión sólo ha participado activamente el Grupo Parlamentario Popular, con mayoría en el Senado y por la tanto en este órgano, después de que el resto de formaciones se negaran, al entender que había sido creada para contrarrestar la que se impulsó en el Congreso para investigar la caja B del PP.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Marzo 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30 31