Jueves 13/12/2018.

| Política

Política

Òmnium y ANC critican que Sánchez hable de diálogo pero siente "con la extrema derecha a los acusados en el banquillo"

Miles de personas reivindican la protesta del 20-S junto economía y piden la libertad de los presos

El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha reprochado este jueves al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que hable de diálogo mientras se mantiene el proceso contra los líderes independentistas y sienta "con la extrema derecha a los acusados en el banquillo".

"Que no venga Pedro Sánchez diciendo que apuesta por el diálogo cuando después siguen manteniendo falsas acusaciones. El Gobierno del PSOE y la extrema derecha sentarán en el banco de los acusados a hombre y mujeres demócratas", ha dicho Mauri en el parlamento que ha compartido con la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzzie, durante el acto para reivindicar la protesta del 20-S.

Esa protesta se produjo el 20 de septiembre de 2017, cuando los líderes de esas entidades, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y el entonces presidente de la ANC, Jordi Sánchez, encabezaron una protesta ante la sede de la Conselleria de Economía mientras se realizaba un registro policial relacionado con el referéndum del 1 de octubre.

Por aquellos hechos, los líderes de la entidades fueron detenidos por delitos de rebelión y sedición por los que están en prisión desde hace más de once meses.

Tras un año de aquellos acontecimientos, ambas entidades han convocado una nueva protesta bajo el lema 'Estuvimos y volveremos a estar' que ha reunido a miles de personas junto a la Conselleria de Economía, que han clamado por la "libertad de los presos políticos" y han gritado 'Independencia'.

Mauri, ha recordado que miembros del Gobierno de Mariano Rajoy se refirieron a la manifestación de 2017 como 'tumulto' y días después llegó la acusación de Fiscalía por delitos de sedición y rebelión contra ellos: "No tienen vergüenza".

"El 20-S vivimos la respuesta masiva ante un ataque sin precedentes. Una victoria que permitió el 1-O. Un acto de desobediencia civil, de autodeterminación, como nunca se había visto. Ese día todo comenzó. Fue entonces cuando el estado decidió actuar con el miedo de quien se sabe perdedor", ha expresado.

Paluzzie ha recordado las detenciones que hubo aquel día de trabajadores de la Consellería Economía como el entonces secretario de hacienda de la Generalitat, Lluís Salvador, y el secretario general de la Conselleria, Josep Maria Jové.

"El 20-S fue el día que nos dimos cuenta de que el Estado estaba dispuesto a todo para frenar el derecho de autodeterminación. El 20-S fue el día que no lo consiguieron. Hemos de dar gracias infinitas a la gente que decidió coger el timón del referéndum, cuando sus compañeros estaban en prisión. En especial hay que hacerle un reconocimiento inmenso a la Marta Rovira", ha dicho en referencia a la secretaria general de ERC.

En los parlamentos de ambos ha habido críticas a la judicatura y menciones a los chats compartidos por jueces del Consejo General del Poder Judicial contra los independentistas, han cuestionado la independencia del poder judicial y se han mostrado convencidos de que los encausados "no tendrán un juicio justo".

EL ACTO

Durante el acto se han proyectado vídeos de Cuixart y Sànchez y otros en los que han participado varios dirigentes políticos, como la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, que asegurado que nadie puede mirarles a la cara y decirles que "la acusación está justificada".

También se ha podido ver al vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, que ha defendido que los líderes de las entidades encarcelados "velaron para que la manifestación fuera pacífica y cívica" y ha afirmado que lo consiguieron.

Ha acusado al Gobierno, dirigido entonces por el expresidente Mariano Rajoy, de buscar un conflicto que no consiguieron: "Probablemente alguien desde las cloacas del Estado, como venganza, se han inventado este delito de rebelión y sedición".

La portavoz del Secretariat Nacional de la CUP, Mireia Boya, presente en la manifestación el 20 de septiembre de 2017 ha explicado que "hubo diálogo fluido con la Guardi Civil y pidieron permiso para subirse al coche".

"Yo misma me subí. Los atestado de la Guardia Civil son inventados para llegar a la conclusión de imputarles un delito de rebelión y sedición", ha criticado.

El teniente de alcalde de Barcelona Jaume Asens (BComú) ha asegurado que se les juzga "por lo que son y no por lo que han hecho" y ha argumentado que con ello se abre un precedente de lo que ha calificado como amenaza para la ciudadanía.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31