Viernes 21/09/2018.

| Política

Política

Una diputada de En Marea, implicada en una disputa con la Policía de Santiago en un control nocturno por vandalismo

El atestado policial recoge que "dificultó" la identificación de un joven y la parlamentaria defiende que medió para calmar la situación

La diputada de En Marea e inscrita de Podemos --de la corriente Anticapitalista-- Paula Quinteiro se ha visto envuelta en una disputa con la Policía Local de Santiago en la madrugada del sábado al domingo del pasado fin de semana, cuando los agentes realizaban un control tras una denuncia por vandalismo.

Según recoge el atestado policial, al que ha tenido acceso Europa Press y cuyas diligencias fueron trasladas a la Policía Nacional, Quinteiro formaba parte de un grupo de jóvenes que esa noche (1,20 horas de la madrugada) fue interceptado por los agentes después de que un vecino denunciase la rotura de varios espejos retrovisores de los coches estacionados en una calle cercana.

El relato policial señala que encontró a un grupo de 15 jóvenes, uno de ellos con gorro verde --lo que coincidía con la denuncia del vecino-- y otro con una botella de cerveza que "mostraba actitud de intentar golpear diverso mobiliario urbano" y que llegó a gritar "Policía, hijos de puta", según recoge el atestado. Los agentes solicitaron la dotación de otra patrulla en ese momento.

Fue en ese momento, cuando intentaron identificar a una de las personas que iban en el grupo cuando sucedió la disputa. Según el relato policial, se pidió al joven que "se mostraba más agresivo y que anteriormente había insultado y hecho una peineta" a los agentes que se identificase y la diputada, que acudió hasta el lugar "llamada" por el chico "se interpuso entre el varón, exhibiendo una tarjeta parlamentaria, tratando de impedir la identificación y dificultando en todo momento la intervención de la Policía".

Sin embargo, Paula Quinteiro, en declaraciones a Europa Press, afirmó que uno de los policías actuó "de forma desmedida y fue violento" e, incluso, llegó a dejar en el suelo al chico. La Policía señala, por el contrario, que ante la resistencia a identificarse del joven, fue "conducido al suelo donde fue reducido", momento en el que accedió a entregar el DNI, que lo identifica como Fernando B.R., y que también está vinculado con el mismo movimiento político.

"Mi única intención fue tratar de mediar y de que el problema pasase; en ningún momento obstaculizar. Le dije (al chico) que se identificase", ha afirmado Quinteiro.

Frente a la versión dada ella, el atestado policial asegura que se identificó como "diputada" con afirmaciones de que estaban "interfiriendo su labor como parlamentaria" e incluso amenazó con "interponer una interpelación parlamentaria ante el Parlamento gallego por la actuación policial".

Sin embargo, Paula Quinteiro rechazó esta versión y aseguró a Europa Press que, cuando se identificó como diputada, fue "empujada" a un lado. "Lo único que quería era mediar y buscar una solución", ha insistido la diputada.

DIFICULTAR

A lo largo del atestado policial se repite que la parlamentaria "insistió en dificultar la actuación policial" y que cuando se le pidió que se identificase, volvió a exhibir el carné de la Cámara.

Además, la Policía Local, que no identificó a ninguna otra persona, también dice en el parte que la diputada "cogió disimuladamente un teléfono móvil del suelo" que era "material policial" y que devolvió en el momento indicando que "lo había cogido porque pensaba que era de un compañero suyo".

APOYO DEL GRUPO

En declaraciones a Europa Press, Paula Quinteiro se ha mostrado "sorprendida" por que trascendiese lo ocurrido el pasado sábado, ya que no le dio "ninguna relevancia". Explicó que a ella no le pidieron identificación y que acudió junto al otro chico porque entendió que "había una actuación policial desmedida y desproporcionada por parte de un agente".

Quinteiro ha insistido en que su "única intención" fue tratar de "mediar" y que el "problema pasase". "Yo personalmente me identifiqué yo, por voluntad propia", ha aseverado la parlamentaria, quien ante las palabras que recoge el atestado sobre que aludió a su condición de aforada ha dicho en "ningún momento hizo valer ningún tipo de derecho".

La parlamentaria aseguró que, en todo caso, comentó lo ocurrido al portavoz del Grupo de En Marea, Luís Villares, el mismo domingo y que recibió el "apoyo" de la formación política.

Fuentes policiales consultadas por Europa Press han indicado que la Policía Local no elevó ninguna propuesta de sanción para estas dos personas identificadas, pero las diligencias pasaron a la Policía Nacional que, por su parte, también requirió la documentación una tercera persona.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30